miércoles, 14 de enero de 2009

EL TRUCO DEL MANCO, de Santiago Zannou


El primer director negro del cine español firma una película sobre superación que emociona a golpe de hip-hop y barrio obrero. El truco del manco es una película que trata sobre la satisfacción personal. “El éxito es algo efímero, pero el esfuerzo se lleva dentro”, señala Santiago Zannou, director del film. “No hay mayor triunfo que saber que has dado lo mejor de ti”.


El título de esta película, nominada a tres premios Goya (Mejor director novel, Mejor actor revelación y Mejor canción original), hace referencia a liarse un porro con una sola mano. “Es una metáfora de superación, de romper barreras físicas o morales”, explica Zannou a CAJÓN DE HISTORIAS. Y es que no son pocas las dificultades del protagonista, Cuajo, que sufre parálisis física, en su afán por abrir un estudio musical. Sin embargo, afirma que “no quería hacer una película sobre una minusvalía, sino sobre una superación”.

Juan Manuel Montilla "Langui", líder del grupo La Excepción y aquejado de parálisis física, es el protagonista de El truco del manco. Su objetivo en la película es montar un estudio musical para hacer su sueño realidad: ser cantante de hip hop. Para ello contará con la ayuda de Adolfo, un mulato que coquetea con las drogas. Juntos se dedicarán a vender de manera ambulante por el barrio para conseguir dinero y conseguir sus aspiraciones. Y aunque la presencia de la música y del hip hop se hace patente a lo largo de la película, Zannou considera que “una película es como una partitura: hay momentos de silencio y otros con música. Lo más importante es que te emocione la imagen”.

Orígenes africanos
“Yo, como hijo de inmigrantes, he estado toda mi vida en contacto con otros inmigrantes”, recuerda Zannou, cuyo padre es de Benín. “Muchas personas se empeñan en hablar de las desdichas de los foráneos”, añade. Por este motivo en El truco del manco se trata el tema de la inmigración desde otro punto de vista. “Quería hablar de los corazones y de lo que tienen en la cabeza los personajes”, explica a CAJÓN DE HISTORIAS .


“Para mí los inmigrantes son los grandes héroes del siglo XX, no sólo los que vienen a España en la actualidad, sino también los propios españoles que se fueron durante la posguerra” dice el director novel. “Simplemente decirles que las cosas se pueden conseguir”, sentencia.

Zannou considera que España empieza a ser un país multicultural, “pero cuando vea a negros, árabes y gitanos ejerciendo como profesores, médicos o inspectores de policía pensaré que es verdaderamente multicultural”. “Ahora empezamos a abrirnos a una nueva realidad, pero todavía queda un largo camino por recorrer”, concluye.

Nueva generación de cineastas
“Estamos demostrando que somos fuertes tanto técnica como creativamente”, afirma rotundo este madrileño afincado en Barcelona cuando se le pregunta por el momento actual del cine español. “Lo que se tiene que conseguir con el cine es que el espectador se emocione, ya sea risa o llanto”, señala Zannou, quién puede conseguir el próximo 1 de febrero su primer premio Goya.

En cines el próximo viernes 16 de enero

Reacciones:

1 comentario:

  1. En relacion al comentario de la multiculturalidad: los arabes, negros y gitanos pueden llegar a ejercer como profesores, medicos o inspectores si quieren, ya que ahora mismo tienen las mismas oportunidades que tuve yo, lo he visto en la escuela publica. Es cuestion de querer y esforzarse, no importa la raza.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.