viernes, 2 de enero de 2009

TUDO AZUL, de Euclydes Mattos


Este cantante brasileño, afincado en Barcelona, explica a CAJÓN DE HISTORIAS sus proyectos, sus ilusiones y su manera de entender la bossa nova: “el amor, la sonrisa y la flor”.

“La amabilidad de la gente me ha hecho quedarme”, afirma Euclydes Mattos, que después de casi dos décadas viviendo en Barcelona conserva el acento brasileño. “Las cosas me iban bien en Sao Paulo”, dice este cantante de bossa nova, “pero tenía una fe interior muy grande para salir y enseñar lo que hago en otras partes del mundo”, añade.

En la actualidad, Mattos está presentando su último disco Tudo Azul, una expresión que se utiliza en Brasil para decir que todo está bien, que los malos tiempos han pasado. “Cuando el cielo está azul la gente se pone más contenta, hay más sonrisas”. El buen momento personal y profesional que vive el cantante es el motivo por el que ha titulado así su álbum. “La gente que ha escuchado el disco me ha hecho comentarios muy bonitos, y eso es maravilloso”, señala Mattos. Tudo Azul, octavo disco de su carrera, está cargado de bossa nova, con mucha influencia del jazz y con una letras que reflexionan sobre las mujeres, el paso del tiempo y los seres queridos.

“La bossa nova aporta a la gente el amor, la sonrisa y la flor”, dice el artista, haciendo referencia a la canción Meditaçao de Antonio Carlos Jobim, uno de los maestros de éste género de armonías sofisticadas que cumple ahora medio siglo desde su nacimiento. “Inspira tranquilidad y mucha paz”, añade Mattos.

Conexión con su público
Lo más importante para el artista es siempre la relación con el público que se establece en los conciertos. “Por dónde paso las reacciones son muy bonitas”, asegura el cantautor brasileño, que hace apenas dos semanas dio un concierto en Aranjuez que terminó con el auditorio en pie. “Es muy emocionante cuando la gente vibra con mis composiciones o mi forma de tocar”, dice a CAJÓN DE HISTORIAS.

El músico considera que la única diferencia entre el público español y el iberoamericano es la geográfica. “He encontrado gente con sensibilidad en todo el planeta”. Pero él se siente especialmente querido en España, y por este motivo ha incluido en la primera canción de Tudo Azul una pincelada de algo muy español y muy flamenco en la construcción de los acordes. “Es un agradecimiento sin palabras, pero con sonidos”.

Para el año que acaba de comenzar, Euclydes Mattos viajará por muchas partes de España gracias a un nuevo proyecto con Caixa Forum en el que presentará sus canciones en directo. “Mi intención es enseñar, mediante mi música, todo lo que estoy sintiendo desde que estoy aquí, pero sin perder las raíces brasileñas”, concluye.

Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.