martes, 17 de marzo de 2009

1984, de George Orwell


¿Qué pasaría si hubiera un ente superior que controlara todo lo que hacemos? ¿Qué pasaría si pudieran controlar incluso lo que pensamos? ¿Y si toda la Historia no fuera más que una gran farsa, una mentira?

Este es el argumento principal de 1984, una novela escrita a mediados del siglo XX por George Orwell, quien vaticinaba este Estado totalitario fatalista. Y la idea que sirvió de base para el programa Gran Hermano. 1984 es, sin duda, una de las novelas más inquietantes de la historia de la literatura, un libro sobre la opresión que, a su vez, invita a reflexionar sobre la libertad de expresión.

El personaje principal, Winston Smith, está perfectamente dibujado, y su perfil físico y psicológico quedan al descubierto para un lector que no puede más que compadecerle. 1984 es una de esas novelas que te atrapa y que, sin embargo, quieres acabar cuanto antes para sacarte la angustia que te va dejando dentro.

De lectura obligada.

Lo sentimientos no podían cambiarlos; es más, ni uno mismo podría suprimirlos. Sin duda, podrían saber hasta el más pequeño detalle de todo lo que uno hubiera hecho, dicho o pensado; pero el fondo del corazón, cuyo contenido era un misterio incluso para su dueño, se mantendría siempre inexpugnable.

Reacciones:

3 comentarios:

  1. Yo, como en la mayoria de los casos he visto la película en lugar de leer la obra, y el recuerdo angustiante que me provocó perduran en mi pensamiento.
    No os la perdáis.

    ResponderEliminar
  2. Es uno de los mejores libros que he leído. Es cierto que te engancha pero también es verdad que sólo imaginarte que eso pueda ser real asusta... pero yo me sumo a la recomendación de leerlo!!

    Lauris

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que el libro es impresionante. Por cierto tu portada me gusta mucho más que la mía :))
    Lo del cartel con los ojos que te miran donde vayas estaba muy de moda antes. En una tienda de reliquias que hay por el centro de león tienen uno en el escaparate, que es de ¡Jesucristo! Y ahí está, mirándote mientras pasas por la calle... es terrorífico!

    Ahora te diré que yo estaba convencida de eso que pensaba Winston de que nadie podría entrar en las mentes... y mira lo que pasa... Puff, es terrible!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.