sábado, 18 de abril de 2009

EL VIENTO DE LA LUNA, de Antonio Muñoz Molina

Después de escuchar durante tanto tiempo hablar de Antonio Muñoz Molina, llega por fin a mis manos una novela suya, El viento de la luna. No es la obra más valorada ni más conocida del autor, pero un escritor de la talla y el reconocimiento de Muñoz Molina –Ganador del Premio Planeta, Premio Nacional de literatura y de la Crítica, y miembro de la Real Academia Española- no puede decepcionar a ningún tipo de lector.

El viento de la luna trata sobre los recuerdos - la retrospección aparece de forma permanente en la historia - que relata en presente un chico de Mágina, pequeño pueblo de la sierra andaluza. Y aunque no podemos encontrar dentro de la geografía española este enclave, sin duda, podemos imaginar el pueblo con tal nitidez que cuesta creer que no exista de verdad: sus calles, sus casas, el cine o el colegio son descritos con tal precisión y acierto que el lector, cada vez que avanza un poco en la lectura de El viento de la luna, se traslada hasta la localidad.

Además, en la obra vemos el reflejo de una España de la que ya no quedan ni tan siquiera las cenizas, una sociedad cohibida en un régimen totalitario que aquellos lectores más mayores podrán identificar fácilmente, pero que lectores de mi edad, aquellos que hemos nacido en un país democrático y del primer mundo, entendemos mediante los relatos que nos cuentan y las historias de personas que, como Muñoz Molina, nos dejan en herencia para no olvidar lo que ha ocurrido en nuestro país y tener presente lo que somos y lo que hemos sido.

Reacciones:

6 comentarios:

  1. Sólo he leído un libro de este autor, "Carlota Fainberg" (lo tengo reseñado en mi blog) y me ha gustado muchísimo. Cooincido en lo que dices de las descripciones; en este libro describe un hotel de tal manera que parece que has estado allí pasando las vacaciones.
    Dicen que su mejor libro es "Plenilunio", yo lo tengo ya en casa pendiente de leer... Como tantísimos otros; a ver si se me acorta la lista!

    ResponderEliminar
  2. Merece la pena adentrarse en el mundo de Muñoz Molina. Tiene varios libros donde el pueblo de Magina es el protagonista ( por ejemplo "El Jinete Polaco"), un lugar que, como García Márquez con Macondo o Faulkner con Yoknapatawpha, ha conseguido un espacio de honor en nuestros mapas mentales.

    Me gusta saber que no soy la única que tiene libros pendientes, "Sefarad "o "Ventanas de Manhattan" son otros títulos mágicos de este autor, podeis buscar mi reseña de este último en El Guisante Verde Project.

    Un saludo ;-)

    ResponderEliminar
  3. Gracias por vuestros comentarios, creo que antes de que acabe el año repetiré con algua novela de muñoz molina...
    yo también tengo libros pendientes, ahora estoy con el último de gala -llevo un mes con él- no me está gustando demasiado...

    ResponderEliminar
  4. ufff, yo de Antonio Gala leí "la pasión turca", por eso de leer alguno suyo famoso, pero acabé un pelín harta de tanta estupidez... En fin, de momento no repetiré con él. Yo no lo recomiendo

    ResponderEliminar
  5. Una coincidencia más, yo tampoco puedo con Gala, acabo de terminar "El hombre del Salto" de De Lillo, sobre el 11 S y salto a Kenzaburo Oe : "M/T y las maravillas del bosque, un tanto repetitivo,ya os contaré.

    ResponderEliminar
  6. "los papeles de agua" es el cuarto libro que leo de antonio gala:

    el primero fue "la regla de tres", que me encantó, aunque es cierto que no es de lectura fácil, digamos que es más bien "espeso".

    después leí "las afueras de dios", que no me gustó, está muy bien escrito, sí, pero el argumento no me gustó nada, previsible y lento...

    el tercero "la pasión turca" que me apasionó, lo leí muy rápido, me gustó todo, la pasión de desideria, que es pasión en estado puro, y lloré con un final que no podía ser otro.

    y ahora este "los papeles de agua", que me está costando tanto leer, la primera parte no me ha gustado nada, y ahora ya se está animando un poco, pero la sensación que me produce es, literalmente, sopor. veremos cómo acaba...

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.