miércoles, 6 de mayo de 2009

LOS PAPELES DE AGUA, de Antonio Gala

Los papeles de agua es la cuarta novela que leo de un autor que me fascina a veces y me aburre otras. Esta vez me ha aburrido, y eso que el lector es avisado al principio de la novela: "en ningún caso corresponde a un tipo de escrito clasificable (...) El lector, por lo tanto, debe colaborar más que en otras ocasiones."

Y a pesar de la advertencia, decidí embarcarme en su lectura... farragosa. Los papeles de agua trata sobre la vida de Deyanira Alarcón, una escritora fracasada que se va a Venecia escapando de su vida tras su separación de Gabriel Roelas, su marido homosexual. Allí conoce a Nadia y Bianca, y a Aldo, un mafioso italiano que le vuelve loca, loca de amor.

Si bien es cierto que la penetración psicológica es total, y que Gala sabe como pocos captar el universo femenino, es difícil empatizar con Deyanira, por amargada, borracha, drogadicta, paranoica y con tendencias suicidas. El aspecto más amable es, en todo caso, cuando descubre el placer del sexo.

Su historia con Aldo la convierte en carne de cañón para la mafia italiana. Y aunque esto hace algo más emocionante la novela, el final lo descubrí cuando aún me faltaban 200 páginas por leer, quizá precisamente porque es la cuarta novela que leo de Gala.

Lo peor: una narración que, aunque en algunos momentos es excelsa, se hace en su mayoría pesada y cursi (tu vara de nardo ya está en flor y perfuma).

Lo mejor: las dos últimas páginas que, incluso precipitadas y previsibles, son lo más intenso del libro.

Reacciones:

4 comentarios:

  1. Yo sólo he tenido un encuentro con Gala, cuando leí "La pasión turca". NO había visto la película ni sabía apenas nada de la historia, por lo que el final me sorprendió y me gustó pero, en conjunto, el libro no lo recomendaría. Y es que quizás sea porque como mujer, no pienso que retrate tan tan bien los sentimientos femeninos, si es que los sentimientos son diferentes en ambos sexos...
    En fin, que no lo recomendaría. Y recuerdo que lo leí hace poco, precisamente porque ví que había libro nuevo; el que tú reseñas.
    Oye, me ha encantado la frasecilla que has elegido para definir lo rematadamente cursi que es!

    ResponderEliminar
  2. Yo, sin embargo, de "La pasión turca" me enamoré. No es que retrate bien los sentimientos femeninos en general, sino que profundiza en los personajes que crea hasta lo más hondo. Desideria, la protagonista de La pasión turca, me hizo llorar, por amar hasta un extremo que pensaba imposible, y por renunciar a ser madre por Yaman, el hombre del que se enamora. Y el final me encantó, estaba en un tren de Montpellier a París y no podía parar de llorar, y una chica que estaba a mi lado me miraba como pensando: "qué le pasará al pavo éste..."

    ResponderEliminar
  3. Hola Ismael, gracias por tu comentario el otro día. Sí te recomiendo a Murakami aunque a veces nos saque de quicio, normalmente es un autor que te deja boquiabierto. Respecto a el libro que comentas de Gala, no lo he leído pero me encanta tu comentario. Me gustan tus comentarios normalmente por eso me he hecho seguidora. La Pasión turca, la peli, también me gusto aunque Ana Belén me da un poco de grima, a veces también me sorprende agradablemente, esto también me pasa con Lucía Etxebarria, es como un amor odio...
    Estaré al tanto de tus lecturas o visionados varios. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. gracias amaia!! un placer leer comentarios como el tuyo!!!!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.