miércoles, 22 de julio de 2009

LA CIUDAD DE LA ALEGRÍA, de Dominique Lapierre

He tardado varias semanas en leer esta novela (exámenes, trabajo, Luz de libertad...) pero dicha lentitud me ha permitido aprender a disfrutarla despacio.

Reconozco que al principio esta historia sobre un cura francés que viaja hasta Calcuta para ayudar a sus hermanos y vivir en sus mismas condiciones no me conquistó, porque pensaba que estaba ante una novela religiosa en exceso y llena de la filosofía barata que tanto detesto. Pero me confundí.

Si bien es cierto que la religión está presente en todo momento, porque ningún pueblo honra a sus dioses y profetas con tanto fervor como el de Calcuta, aunque parece que el cielo les ha abandonado por completo, es una novela sobre la capacidad del ser humano de sonreír ante las peores adversidades, ante la miseria y la decrepitud en extremo. Paul Lambert es el protagonista, el eje principal junto a Hasari Pal de un mosaico de pequeñas historias dramáticas y esperanzadoras, tristes y hermosas.

La ciudad de la alegría es la novela más conocida y reconocida de Dominique Lapierre, todo un canto al amor y a la vida, desde el principio hasta el final. Un estremecedor documento que nos acerca hasta el corazón de La India, donde viven las verdaderas luces del mundo.

Reacciones:

10 comentarios:

  1. Solamente he visto la película y supongo que nunca es tan buena como el libro...hay libros que nos impresionan, que no los podemos dejar de leer...yo nunca los termino ¿puedes creerlo? dejo unas 10 páginas, algo me sucede, no puedo...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Es un libro bellísimo, a mi me convirtió en fan de Lapierre y después he leído muchos otros libros de él.

    Espero que pronto pueda comprar en las librerías tu libro y disfrutarlo. ¡¡¡Ya leí todo lo que ponen quienes lo leyeron así que estaré al pendiente!!!!

    ¡muchas felicidades autor publicado!

    Ale.

    ResponderEliminar
  3. Yo solo he visto la pelicula y me gusto bastante, seguro que no tiene nada que ver con la peli jejejje, el libro no me llama mucho la atencion pero lo pondre en mi lista de pendientes por si algun dia me apetece leerlo

    Besos

    ResponderEliminar
  4. En cuanto acabe el libro que tengo entre manos voy a coger este, que ya lo tengo esperando en la estantería. Tu reseña me anima a ello. Ya te contaré.

    ResponderEliminar
  5. paolav!! en serio??? siempre dejas todos los libros?? no me lo puedo creer!! pero eso por qué es??? no te mueres de ganas de saber el final???

    ale, muchas gracias por tu comentario!! a mí éste me ha dejado buen sabor de boca, no sé cómo serán los demás libros de lapierre...

    lolo, pues curiosamente ayer vi en la wikipedia que el protagonista de la peli (patrick swayze) interpreta a max, que en el libro es un personaje secundario que aparece casi al final, un médico americano que va a ayudar a lambert (el cura). vamos, que no tienen mucho que ver... que fuerte!!!

    gracias hilario, me alegro de que mi reseña te anime a ello, espero que te guste, al principio a mi me costó un poco, pero luego ya bien.

    abrazos!!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo solo recuerdo ver la película en el cole de monjas hace muuuuuuuuuuchos años y que lloramos toda la clase.

    ResponderEliminar
  7. Me alegra mucho que te haya gustado el libro. A mi me impacto sobremanera. Por cierto, pásate por mi blog, tienes que recoger algo.

    ResponderEliminar
  8. Fíjate Isma que yo tengo un ejemplar del libro firmado por el autor (gracias a que pude verle en una conferencia que dio en mi cuidad) y aún no lo he leído.
    No tengo perdón!

    ResponderEliminar
  9. Isi, wooola de nuevo, te acabo de contestar también en el otro post, jeje. oye que es verdad que no tienes perdón, leélo que te va a gustar, a mi me gustó y a eva le ha encantado, así que te animo a leerlo y que nos cuentes qué tal la experiencia en tu blog.
    Es como un viaje a La India.

    Bizouxx

    ResponderEliminar
  10. Me pasó lo mismo que a ti al principio con el tema de la religión. Temí encontrarme al principio con una novela muy religiosa, pero luego, a medida que avanzaba en la lectura, me dí cuenta de que lo que realmente estaba subrayando el autor en todo momento era el respeto con el que se trataban los unos a los otros a pesar de practicar diferentes religiones. Porque Lambert admiraba al pueblo indio por su modo de vivir su religión, y esta misma gente, en su mayoría, respetaron en todo momento a este cura francés que lo único que quería era ayudarlos. Nunca hubo un intento por parte de Lambert a convertirlos. Quizás sea uno de los grandes aciertos de esta novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.