miércoles, 3 de marzo de 2010

JULIE Y JULIA, de Nora Ephron

Julie y Julia es la historia simpática de dos mujeres unidas a través del tiempo gracias a la cocina y a la literatura. La primera, Julie Powell (Amy Adams) es una funcionaria del estado que desea ser escritora y crea su propio blog con un objetivo: hacer todas las recetas del libro de la famosa cocinera Julia Child (Meryl Streep).

La directora Nora Ephron (Algo para recordar, Cuando Harry encontró a Sally) nos lleva y nos trae a lo largo del tiempo, acércandonos a Julie y su vida en un apartamento modesto de Nueva York, a punto de cumplir treinta años y trabjando para las víctimas de los atentados del 11-S. Y nos acerca también a Julia, casada con un diplomático americano destinado en Francia, lo que le hace interesarse por la cocina francesa y decida escribir un libro de recetas para los estadounidenses. Me ha encantado el pequeño viaje al París de los años 50, del que no puedes más que enamorarte, como lo hace Julia.

Ingenuo de mí, que poco sabía de esta película y estas mujeres antes de verla, y resulta que ambas historias están basadas en hechos reales, que Julia Child fue una prestigiosa cocinera muy popular en Estados Unidos, y que Julie Powell realmente creó aquel blog, sirviéndole de trampolín editorial.

La verdad es que desde el principio me ha parecido una película tierna, no por pastelosa, sino por estar dotada de una sencillez elegante, con un guión sin complejidades pero perfectamente definido, con un dinamismo que te atrapa desde el primer minuto hasta el último.

Los intérpretes masculinos, Chris Messina y Stanley Tucci, se ajustan perfectamente a su papel de esposos, cómplices y apoyo. En cuanto a ellas: si Amy Adams está más que correcta, Meryl Streep está fabulosa, deliciosa entre tanta comida. Ella dota a su personaje de una vitalidad y una veracidad increíble, estrambótica en los gestos, en las risas, elegante y burguesa, y a la vez tan humana y humilde que te acabas enamorando de ella. Digna intepretación cómica merecedora del Oscar, una demostración de cuánto más difícil es hacer reír que hacer llorar, y eso lleva premio.

Reacciones:

3 comentarios:

  1. Vi la película hace meses y me gustó mucho pero el final... tsk fue como que estropeó un magnífico trabajo. Supongo que a fin de cuentas los hechos reales siempre tienen estas cosas :P

    ResponderEliminar
  2. A mi la película me gustó mucho; conocía ya la historia de Julia Child, pero no sabía que estaba basada en el libro (que surgió del blog donde Julie narraba su desafío de hacer todas las recetas de un libro de Julia Child durante un año).

    La verdad es que si buscas por ahí, su blog sigue en internet, pero no me parece tan tierno como lo que nos presentan en pantalla.

    Ahora la escritora tiene un nuevo libro, donde narra sus aventuras conociendo el mundo de la carne (desde cómo se alimenta el ganado, hasta cómo se hacen los cortes) y en él habla de que tuvo un amante mientras hacía el desafío. Eso ya no me gustó porque mira que el personaje de su marido en la película me gustaba. Me caía bien. No se si tenga tanto éxito como su primer libro.

    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  3. Elwen, a mi el final fue lo que menos me gustó, supongo que como bien dices, las historias basadas en hechos reales tienen esas cosas... De todas maneras me pareció muy bonita en general.

    Ale, ay que decepción, a mi también me gustaba mucho el marido de Julie, hacían muy buena pareja en la peli!!! y Meryl Streep como ya he dicho, genial como Julia Child, tan entrañable y mítica!!!

    Besos!!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.