miércoles, 4 de agosto de 2010

LAS AFUERAS DE DIOS, de Antonio Gala

La hermana Nazaret es una monja de mediana edad que trabaja en un asilo de ancianos. Cuando se cruza en su camino un trabajador llamado Diego, ella comienza a sentir por él lo mismo que siente por Dios. Tan confundida se siente por este mundo amoroso que comenzará a replantearse su vida dentro del convento.
Lo cierto es que el argumento no es muy original. A Gala no le ha importado que el lector intuyese desde el principio el desenlace de los hechos, sino que se ha centrado en todo el mundo interior del personaje femenino.
Leyendo esta novela el lector puede aburrirse o no saber sobre qué está leyendo.

Es un libro totalmente introspectivo, con una narración muy cuidada, con un personaje principal, Clara Ribalta y la Hermana Nazaret (la misma persona) que deja al descubierto sus pensamientos y su persona en sí.


Personalmente no me gustó demasiado, lo encuentro demasiado espeso y místico, se aleja demasiado de la novela porque la acción no es que sea estática, es que no es tal, mucho más próximo a un ensayo o incluso un libro de autoayuda para monjas que hayan pasado por una relación parecida. Por cierto, yo conozco a una (que ya no lo es) cuya vida merece ser novelada. Quizá a ella le gustaría el libro. Yo no disfruté con él, ha sido el que menos me ha gustado de Gala, pero sin duda leyéndolo jamás dudé de su calidad narrativa y de su enorme espiritualidad.

Reacciones:

1 comentario:

  1. A mi es que lo siento, pero Gala me empalaga, sólo de oirle hablar en los medios ya me da pereza escucharle, y más leerlo.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.