domingo, 22 de agosto de 2010

MEMORIAL DEL CONVENTO, de José Saramago

Tenía pensado publicar esta reseña el mes pasado, siendo José Saramago protagonista, pero por las vacaciones (en las que he leído menos de lo habitual) y unas cosas y otras al final no me dio tiempo y ha sido en este mes de Antonio Gala cuando he finalizado Memorial del convento.

El rey Juan V de Portugal hace la promesa de construir un convento en Mafra (Portugal) si su mujer la reina María Ana de Austria se queda embarazada. Cuando esto ocurre el rey cumple su promesa y se inician las obras. Todo un viaje al Portugal del siglo XVIII, algunas pequeñas historias, pero sobre todo la trama se centra en Baltasar Sietesoles y Blimunda Sietelunas, él manco por la guerra, ella dotada de un don especial, se centra en su historia de amor sin palabras de amor, como dice en la sinopsis. Y aún así, me ha parecido una de las historias de amor más bonitas que jamás he leído, por su limpieza. Por formar ellos una sola persona, por no dejarse contaminar por la tristeza, por ser su amor infinito y sólido. Y además, Memorial del convento, es la historia de un sueño, del sueño de volar. Y del Santo Oficio.

Lo cierto es que su lectura se me ha hecho pesada, sobre todo aquellos pasajes en los que se narraban hechos que nada tenían que ver con los dos protagonistas principales o con la passarola, el invento de un cura, Bartolomeu Lourenço, que les permitiría volar. Demasiadas páginas para una novela que podría haber sido más corta y más intensa.

Saramago sin embargo vuelve a demostrar su lucidez a través de Blimunda, tan sabia y tan certera. Me ha encantado este personaje. Y ella en las páginas finales se convierte en una heroína admirable que hace que temblar de emoción, no de tristeza, sino de admiración. Algo parecido me pasó con El hereje de Miguel Delibes, también se me hizo pesado, pero debido a unas páginas finales maravillosas puedo sentir y afirmar que ha merecido la pena. Por eso nunca dejó los libros a medias.

Artículos relacionados con José Saramago:

Reacciones:

6 comentarios:

  1. He leído 5 o 6 novelas de Saramago pero ésta no se cuenta entre ellas. Yo creo que por el título, que no me dice nada; desde luego, ni imaginarme que pudiera ser una historia de amor. Es cierto que Saramago se hace pesado en ocasiones pero que luego compensa...
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Laky, el caso es que a mí el nombre tampoco me llamaba nada, pero leyendo la sinopsis me encandiló, sobre todo lo de una historia de amor sin palabras de amor. Es una novela muy mágica, y esto de acuerdo contigo en que se hace pesado, sí, pero al final ha compensado ;)
    Saludos! ;)

    ResponderEliminar
  3. Este es el libro del Clavicordio y de la monja ay ay ay ay, (nótese cierto tono erótico festivo)???

    ResponderEliminar
  4. Hola,
    acabo de descubrir tu espacio y me ha gustado tanto que aquí me tienes de seguidora. Fantástica la manera que tienes de englobar un poquito de todo, literatura, cine, música y actualidad... Espero poder pasarme por aquí con regularidad a empaparme un poquito de "cultura"

    En cuanto a la reseña has dicho algo en lo que coincido plenamente, que es preferible acabar los libros que se empiezan, este en concreto está entre mi eterna lista de pendientes.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  5. Princesa Amidala, muchas gracias por tu visita, tus comentarios y por hacerte seguidora. Me hace ilusión que te haya gustado mi Cajón de Historias. Esta novela cuenta una historia muy bonita, un poco pesada pero merece la pena acabarlo. Saludos!!!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.