miércoles, 3 de noviembre de 2010

LOS SEDUCTORES, de Pascal Chaumeil


El director Pascal Chaumeil ha conseguido con su primera película un enorme éxito de taquilla, tanto es así que Los seductores, (mediocre traducción de L'arnacoeur, un juego de palabras con arnaqueur, que significa "estafador" y coeur, "corazón") se ha convertido en la película más taquillera en Francia durante este 2010, con más de cuatro millones de espectadores, de los cuales, más de un millón acudieron a las salas de cine el primer fin de semana. Todo un logro que merece, para empezar, mis elogios, por tratarse de una producción francesa pero con una esencia comercial que bien podría ser la de una película made in hollywood.


Discutía hace poco con una chica sobre el fin último del cine. Ella alababa la cinematografía francesa, por realizar películas de corte comercial que la gente acude en masa, y criticaba a nuestro Fernando León de Aranoa por Amador, la que presuponía un aburrimiento para la gran masa palomitera y a la que sólo unos cuantos cinéfilos irían a ver al cine. La expresión masa palomitera es mía, ya sabéis que me encanta, pero más o menos fue eso  lo que ella vino a decir. Mi opinión, sin embargo, iba por otros derroteros: lo importante es que un artista, sea un cineasta o un escritor o un fotógrafo o sea lo que sea, se mantenga fiel a sí mismo con la idea de producir su obra, dotarla de sentimientos, de emociones que exploren en el alma humana, artistas que se esfuercen en crear precisamente eso, arte. No he visto Amador, no sé si me gustará o no, pero después de haber visto las otras películas de León de Aranoa creo que su obra en general posee un valor que Los seductores no tiene, por mucho que cuatro millones de personas solo en Francia la elogien. Ella casi pedía que no se concedieran créditos a los cineastas minoritarios que generan pocos beneficios. Y volvió a decir algo así como que esos créditos provienen del dinero de todos y que dárselo a Fernando León lo único que hace es generar pérdidas. Por supuesto, no estoy de acuerdo en absoluto, porque sin esos créditos Fernando León y muchísimos otros grandes directores de nuestro cine no podrían rodar películas que se acercan al arte. Y creo que, aunque es importante fomentar que los espectadores acudan a las salas a ver cine nacional, es necesario que se fomenten también las buenas ideas, los buenos guiones y la sensibilidad.

Los seductores se trata de una comedia romántica protagonizada por Romain Duris y Vanessa Paradis, pero bien podría estarlo por Matthew McConaughey o cualquiera de las Jennis de la comedia romántica estadounidense (véase Jennifer Aniston, Jennifer López o Jennifer Garner). La película me entretuvo, es bastante dinámica y consigue hacer sonreír en algunas ocasiones. Ha recibido muy buenas críticas en el país galo, pero, sinceramente creo que ninguna de estas buenas críticas habría llegado si realmente estuviera protagonizada por los grimosos norteamericanos que he nombrado.

La conclusión que me llevo es que sí, es bonita y ha conseguido un éxito de público que, como decía al principio, merece mis elogios, pero Los seductores caerá en el limbo de las películas olvidadas, sin duda alguna. Y finalmente es el arte lo que permanece, lo que se hace un hueco en la Historia. Siempre ha sido así y así seguirá siendo.


Reacciones:

9 comentarios:

  1. Yo pienso que el mayor logro de todos es conseguir hacer una obra de arte que sepa apreciar mucha gente. Aunque eso esta al alcance de muy pocos.

    ResponderEliminar
  2. Ismael, te has quedao bien agusto! jeje. Sólo decir, que estoy segura que me gustará.. Toda comedia romantica me llama la atención. No todas quedan en mi memoria, pero..jeje.
    Un besote!

    ResponderEliminar
  3. Lo que le pasa a esta película, que está bien, es correcta y divertida, es que tiene el cliché de ser francesa, y por eso ya parece que es sinónimo de arte y calidad, pero como comentas, Ismael, es una versión francesa de cualquier comedia romántica americana y de ahí los 4 millones de espectadores.
    Enhorabuena a los productores y al director, porque seguramente era lo que pretendian, vender muchas entradas.
    Si os gustan las pelis románticas, os la recomiendo. Si soys frikis y amáis solo el cine de autor, evitadla.

    ResponderEliminar
  4. Tu opinión es muy respetable, y esa discusión con tu amiga es muy muy interesante. Pero yo opino que tanto Amador como Los seductores, y también el cine distinto que ambas representan, son necesarios. Los seductores, que pronto reseñaré, me ha parecido excelente en su estilo, y Amador sublime en el suyo. Lo bueno está en combinar las historias. Difiero en tu valoración final: Los seductores no sigue los moldes yankis. ¿Y qué me dices de Duris, ese grandísimo actor francés? Los seductores tiene chicha, vaya.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Hilario, yo estoy de acuerdo contigo al 100%, muy pocos son capaces de lograr algo así.

    Paloma, seguro que te gusta, es una película agradable que se deja ver y que entretiene, y si además te suelen gustar las comedias románticas... esta es tu película!!! jajajaja!!

    ResponderEliminar
  6. David, seguramente si no fuera francesa no hubiera tenido tantas buenas críticas...

    Xavier, supongo que ambos tipos de cine son necesarios, pero uno es más cercano al arte y otro más cercano a la industria, aunque claro, tampoco Los seductores son "n'importe quoi" como dirían los frances. Sigo creyendo que sigue moldes yankis, dime tú en qué no los sigue??? perfectamente podría ser una peli norteamericana protagonizada por los actores que nombro, no??? Creo que tanto Duris como Paradis están muy resueltos y efectivos, pero no es la interpretación del año, amigo, jejeje. No dudo que Duris sea un grandísimo actor, pero no he visto ninguna película suya aparte de esta y L'auberge espagnol, así que tampoco es que pueda decir demasiado de él en general... Tengo ganas de ver De battre, mon coeur s'est arreté.

    Besos y abrazos para todos!

    ResponderEliminar
  7. Hola a todos!
    Me encanta el debate "encarnizado" que tenéis y me gusta que alumbréis con él la ignorancia de muchos. No puedo opinar ni sobre Amador ni sobre Los seductores porque no las he visto. La primera la veré, pero la segunda tengo mis dudas.
    Sobre lo que también tengo mis dudas es si sobre todo trabajo es subvencionable, qué es arte y qué no? Bajo "arte" tiene cabida todo y todo se debe subvencionar? Por cierto, la mayoría de los trabajos se tienen que mantener por sí sólos sin que el dinero salga del contribuyente,..., si en mi trabajo no ganamos dinero, no creo que venga el Estado a darnos de comer,..., tengo muchas dudas y mucho que reflexionar al respecto.
    Desde la Ignorancia, Lucas Liz.

    ResponderEliminar
  8. Hola Lucas, gracias ti por tus comentarios!! me parece muy interesante eso que dices de que los trabajos tienen que sostenerse económicamente por sí mismos, pero creo que para que algunos proyectos salgan adelante es necesario un apoyo previo, aunque sean préstamos que después se ddevuelvan, no?? ;)

    ResponderEliminar
  9. Hola Ismael!
    Una cosa es apoyar y estabecer fórmulas de crédito con ciertas flexibilidades (sólo faltaría), y otra muy distinta es dar subvenciones a fondo perdido bajo la excusa de que es arte y forma parte de la "cultura". Para conseguir un I+D+i en este país tienes que justificar hasta el porqué de las pelotillas de tus calcetines y en cambio, me parece que a veces bajo otros pretextos, el dinero fluye de distinta forma y cuanto menos, con criterios de selección y de calidad del producto final, que no logro entender.
    Perdón por la reflexión tan obstinada.
    Desde la Ignorancia, Lucas Liz.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.