lunes, 15 de noviembre de 2010

Semana especial dedicada a David Fincher: LA RED SOCIAL

Uno de los grandes estrenos de la temporada, aclamada por buena parte de la crítica. Muy aclamada, de hecho. Excesivamente aclamada, diría yo.

La red social, última película del siempre interesante David Fincher, es una historia de amistades rotas, de corrupción, de poder. Un entramado que parte de la creación de Facebook,  la herramienta que ha revolucionado el mundo de las comunicaciones y que, en la actualidad, cuenta con más de 500 millones de usuarios.

Esto es parte de lo que escribí sobre esta película para el periódico Sí Se Puede

Ha sido Fincher quien ha querido narrar la historia de Mark Zuckerberg, un introvertido alumno de la Universidad de Harvard y apasionado de la programación que se convirtió en uno de los billonarios más jóvenes gracias a este invento que permite compartir fotografías, frases o vídeos. Zuckerberg es interpretado por el actor Jesse Eissemberg, prácticamente desconocido. Su guionista, Aaron Sorkin, confirma que “Facebook es el telón de fondo de una historia sobre amistad, lealtad, clases sociales y poder”, y asegura que no se trata de un documental pero tampoco de una historia de ficción.

No se hacen 500 millones de amigos sin hacer algún enemigo, reza el cartel promocional de la película, que en los dos primeros fines de semana desde su estreno recaudó sólo en Estados Unidos más de 46 millones de dólares. Todo un éxito de público que se ve reforzado gracias al apoyo obtenido por parte de los críticos estadounidenses, que han alabado la labor de Fincher, del que destacan sobre todo su “brillantez e inteligencia” para retratar a los protagonistas de una manera certera.
Tras su visionado, debo añadir que sí, que la labor de Fincher destaca por su brillantez e inteligencia, que el  complejo guión de Aaron Sorkin tiene muchas muchas papeletas para alzarse con el Oscar y consigue elevar el ritmo del filme y mantener al espectador más que interesado hasta el final. Que los actores, encabezados por Jesse Eisenberg en un estado de gracia elocuente, Andrew Garfield, el que más me ha gustado de la terna, y, a años luz, Justin Timberlake en un papel que, a pesar de la simpleza, le viene como anillo al dedo, están correctos o incluso más que correctos.

Pero La red social vuelve a dejarme la sensación que me dejó en su momento El curioso caso de Benjamin Button, también de Fincher: vacua, falta de emociones. Porque es la emoción lo que eleva un film, lo que le hace especial e inolvidable, y Fincher, en su minuciosidad, ha desnudado La red social, tal y como hiciera con El curioso caso de Benjamin Button, de sentimiento alguno.  

Y, además, me gustó más la de Button, por lo que las tres estrellas que le pongo hoy a La Red Social son por los pelos.

Señoras, señores, empieza el debate. Espero vuestros comentarios.

Miércoles 17 de noviembre: Crítica de Seven
Viernes 19 de noviembre: Crítica de El club de la lucha


Reacciones:

12 comentarios:

  1. Pues yo tengo ganas de verla pero mi chico dice que no es para tanto que si eso la vemos luego cuando salga en DVD, pues eso, que al final acabaré viéndola.

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi me gustó mucho menos Button. Se me hizo larga.
    Menudos peliculones has decidido elegir para esta semana. Como se te ocurra rajarlos prepárate.

    ResponderEliminar
  3. Tengo sentimientos encontrados con ésta peli, por una parte no para de recomendármela gente en cuyo gusto cinéfilo confío, pero por otra no me interesa nada el tema y me da que no me va a interesar mucho. Ya veremos qué hago al final. Bsos

    ResponderEliminar
  4. Vaya dos peliculones vas a comentar. A mí Fincher me suele gustar casi siempre: Zodiac la encontré demasiado lenta y que le sobraba metraje.
    Estoy deseando ver "La red social".

    ResponderEliminar
  5. A mi esta película me ha servido solo para conocer la historia de Facebook porque todo lo demás, tanto argumento como actores me ha decepcionado y dejado totalmente indiferente. Una pena, quizás es porque todo el mundo decía que debía verla y tenía altas expectativas.

    ResponderEliminar
  6. A mí me pasa como a Vero, que Fincher me suele gustar aunque esta última aún no la he visto, y tampoco la de Benjamin Button. Sin embargo, "Zodiac" me encantó y "Seven" o "El club de la lucha" están entre mis imprescindibles.

    saluditos

    ResponderEliminar
  7. Eva, jejeje, no debería decir esto pero yo la he visto en versión piratilla...

    Hilario, tranquilo, que no rajaré nada... que no lo merezca, jajajaja!!!

    ResponderEliminar
  8. Carol, como digo en la crítica, tampoco es para tanto...

    ResponderEliminar
  9. Hola a todos.
    Menos mal, empezaba a creer que además de ignorante era excesivamente rarito, por ir diciendo por ahí que la película me defraudó y que a mi gusto no está a la altura, ni mucho menos, de Seven, de El Club de la Lucha, y ni siquiera de The Game o de El Curioso Caso de Benjamin Button.
    Para mí, sobrevalorada. El éxito en parte creo que se debe a la gran campaña de publicidad, al nombre de Fincher y al propio Facebook.
    Lo mejor, coincido contigo Ismael, las interpretaciones de los dos protagonistas, no tanto del señor Timberlake, y los diálogos, buenos diálogos.
    Vaya peliculones a los que te vas a enfrentar esta semana, Ismael!!
    Desde la Ignorancia, Lucas Liz.

    ResponderEliminar
  10. Vero, Zodiac no la he visto todavía, no la comentaré durante esta "semana especial david fincher" pero me gustan los actores, así que la terminaré viendo.


    David, lo de las expectativas es realmente un problema...

    ResponderEliminar
  11. Lillu, pues el curioso caso de Benajmin Button es larga, pero merece la pena verla, es una película bonita, la historia de un amor y de una vida.

    Lucas, leí tu crítica el otro día, tras el visionado de La red social, y sinceramente me alegra saber que coincidimos y que los dos nos atrevemos a decir que no es tan buena como dicen por todos los lados. Supongo que Facebook y Fincher es una combinación de éxito, pero eso no la hace inmune...

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  12. A mí de la el curioso caso de Benjamín Button no me dijo nada, la verdad.
    En ésta me dejó pasamada algo que suele pasar desapercibido a los chicos, aunque no a las chicas, por lo menos he visto que no soy la única que me quedé encajada en el detalle.
    ¿No te has fijado en eso? De verdad, estaba viendo la película, y cuando veía la composición de papeles, pensaba que estaban reproduciendo algo de 1950, cuando de pronto, veo un letrerito en la pantalla que indicaba "2003". Y sigue, y sigue y sigue, pensé ¿será eso verdad? ¿no ha cambiado nada la sociedad? ¿o es algo sesgado por algún tipo de misoginia? Aún no lo sé.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.