viernes, 19 de noviembre de 2010

Semana especial dedicada a David Fincher: EL CLUB DE LA LUCHA


El club de la lucha es una película compleja, que requiere toda la atención de un espectador activo, que se implique con lo que ve y, aunque desconcertado por esa sucesión de violencia al principio que parece no tener respuesta ni sentido, no se desengancha en ningún momento de la trama ni cae en el abismo, sino que siempre está al límite y termina alcanzando la cumbre.

La cinta de Fincher juega con el desconcierto en un ejercicio de tira y afloja basado en un guión muy inteligente, en un montaje muy elaborado y, sobre todo, en unas interpretaciones redondas. Edward Norton, protagonista principal, demuestra que es un actor totalmente apto para determinados papeles que requieren muchísima fuerza, un actor que se ha mantenido bastante alejado del estrellato de Hollywood por algún extraño motivo, alejado de los circuitos comerciales más mediáticos.

Helena Bonhan Carter vuelve a hacer un gran papel, ella también ha sido bastante denostada por buena parte de los críticos, aunque creo que sus dotes interpretativas son más que indiscutibles. Parece que ahora, después de dos décadas dentro del mundo del cine, verá su recompensa. Helena Bonhan Carter excéntrica y convincente.

Y Brad Pitt, el tercero en discordia. Creo que está interpretación supuso un antes y un después en su carrera. Un salto de gigante en su calidad y en su madurez interpretativa. El Brad Pitt de antes de El club de la lucha es el Brad Pitt ñoño y guapo que enamoraba a adolescentes y no tan adolescentes, el Brad Pitt de Leyendas de pasión, de ¿Conoces a Joe Black?. Después de El club de la lucha, a pesar de algunos errores como The mexican, Pitt se ganó el respeto de muchos y se centró en hacer interpretaciones de calidad como las de El curioso caso de Benjamín Button o los Malditos bastardos del año pasado, donde poco importaba ya su físico.

Por último, tengo que mencionar y alabar la pequeña actuación de Jared Leto, que se abría paso en el mundo del cine con mayúsculas allá por 1999.

Una película dura, bastante sutil y con un doble fondo sobre la felicidad cotidiana que se deja entrever desde antes incluso del primer plano. No es una obra maestra, pero merece la pena verla.

Reacciones:

12 comentarios:

  1. Es una película donde se ve a un David Fincher al más puro estilo. En este campo el director no tiene competencia.
    Comparto ciertas ideas de fondo, pero para nada las formas.

    ResponderEliminar
  2. Lo que más sorprende de la película es el final. Cuando crees que no van a contarte nada nuevo, te dejan con la boca abierta y te das cuenta de que es una película aún mejor de lo que ya crees cuando la estás viendo. Recomiendo verla aunque sea 1 sola vez :D

    ResponderEliminar
  3. Jo, me han entrado ganas de volver a verla. Lo cierto es que cuando la vi, pensaba que no tenía ningún sentido... hasta que llegó el final, que ahí, como dice David, me quedé con la boca abierta.

    Yo soy una fan total de Norton. Y Bonham Carter, antes no me convencía, pero viendo más y más películas me he dado cuenta de que es una de las mejores. Como dices, andan un poco apartados de los fotos, pero creo yo que les viene bien.

    ResponderEliminar
  4. Hilario, cuando dices que compartes ciertas ideas de fondo pero no las formas, te refieress a la película o a mi reseña???

    David, la verdad es que menos mal que al final encontré una justificación, si no hubiera sido como Mullholand DR.

    ResponderEliminar
  5. Hierbaroja, me alegro de que te hayan entrado ganas de volver a verla, jijiji. Yo de los tres, debo reconocer que es de Pitt del que más peliculas he visto, pero Bonham Carter creo que es una gran actriz y te digo ya que este año se llevará el oscar, ahí lo dejo caer... de Norton la verdad es que no puedo decir demasiado, creo que solo he visto ésta, American History X y en las dos está impactante, pero no es suficiente para sacar una conclusión certera sobre este actor.

    Abrazos!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Me encanta ésta peli, la he visto varias veces y no me cansa nada, Edward Norton es además un actorazo que pasa olímpicamente de las tonterías de Hollywood y que se dedica a lo suyo que es ser actor. Creo que podría decir que ésta es una de mis pelis favoritas del cine actual. Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Me refiero a la película, por supuesto.

    ResponderEliminar
  8. Carol, me alegra que te guste, lo cierto es que es una peli que te deja pensando durante días...

    Hilario, muchas gracias por la aclaración!! ;)

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. Me gusta muchísimo! Además soy una fiel defensora de Brad Pitt que, a pesar de algunos fiascos, siempre ha elegido sus papeles con mucha honestidad. Ya en "Kalifornia" había explotado esa imagen desagradable alejada del guaperas de turno, lo que pasa es que aquella película no gustó demasiado.

    saluditos!

    ResponderEliminar
  10. Lillu, yo también creo que Brad la evolución ha sido muy significativa y que ha conseguido quitarse la etiqueta de sex symbol para convertirse en un actor adulto y respetado.

    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  11. Me encanta la peli. Con tu reseña me han entrado ganas de volver a verla. Para mí el mejor aquí: Brad Pitt. Me gusta mucho su actuación, estoy de acuerdo contigo.

    Creo que en lugar de verla de nuevo me voy a comprar el libro de Palahniuk.

    ResponderEliminar
  12. ¡Fenomenal! Este es el calificativo que puedo darle a semejante pelicula... Es que desde que la vi pro primera vez no he dejado de verla... Tiene un transfondo tan bien logrado que es imposible no quedar hipnotizado con el buen ritmo que maneja y lo bien dirigida que está. No hay duda alguna que está entre mi top5 de peliculas favoritas de siempre... Norton y Pitt estan incriebles, y Bohnan Carter estupenda... Se me acaban los adjetivos jajaja... Pronto le dedicare una entrada en mi blog...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.