lunes, 24 de enero de 2011

POR TU BIEN, de Icíar Bollaín

Por tu bien forma parte de los cortometrajes ¡Hay motivo!, con los que 33 realizadores españoles querían criticar varios aspectos de la sociedad española a principios 2004 como la vivienda, los pensionistas o la exclusión social. Todos los realizadores buscaban, antes las inminentes elecciones generales de aquel año, un cambio de Gobierno, que finalmente terminó ocurriendo. (No fueron ni causa ni consecuencia, pero imagino que sí aportaron su pequeño granito de arena).

Icíar Bollaín, protagonista del mes de Enero en CAJÓN DE HISTORIAS, es la directora de Por tu bien,que no alcanza los tres minutos de duración y en el que critica la deshumanización de los partos. Luis Tosar interpreta a un hombre embarazado a punto de dar a luz. Bollaín denuncia la frialdad, la mecánica rutinaria, la falta de empatía y la ausencia de explicaciones... la falta de humanidad en toda su extensión. Y todo, con un ácido humor, con las respiraciones y los empujones de Luis Tósar, con la puerta abierta de la sala de partos y el pobre hombre tapándose el culillo.

La verdad es que, viendo el corto, sientes la sensación de lo que tienen que pasar las mujeres, que algo tan bonito se convierte en un trámite. Aunque claro, también el corto es una generalización sin sentido, estoy seguro de que también hay muchísimos médicos y enfermeras a los que les encanta su trabajo y, en ningún momento pierden la noción de la realidad, y esa realidad es que están trabajando con personas, y que las personas sienten, más que nunca en un momento tan especial e inolvidable.

Reacciones:

6 comentarios:

  1. Como me gusta el trabajo de esta mujer! que bien capta las sensaciones del ser humano.

    Yo he pasado una vez por el paritorio y vi de todo, desde una matrona que, acabado su turno, se quedó dos horas más para ver el resultado de su trabajo de toda una noche (el nacimiento de mi hija!) hasta una médico que no me dió ni los buenos días, aunque hizo un trabajo perfecto (jejej). Suele pasar que cuando das a luz en un hospital clínico, como fue mi caso, en el paritorio había más de diez personas, cada uno a lo suyo y parece que tu estás allí de más.

    Una buena entrada que me ha hecho recordar estas cosas!!!!

    Un abrazo Ismael!

    ResponderEliminar
  2. Está claro que la medicina debe ser vocacional, y que quizás un médico tras tres partos al día, al cuarto no le ponga demasiado entusiasmo, eso si, mientras mantenga la profesionalidad, las alegrías ya vendrán después del nacimiento :). A pesar de ser una experiencia dolorosa, deber ser fascinante y maravillosa.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado!!!!!
    Ayyy este corto me ha tocado la fibra...La clave de todo está en "ponerse en el lugar del paciente"...y eso desgraciadamente ocurre poco. ¡¡¡Menuda batalla!!!

    ResponderEliminar
  4. Ah!! y muxas gracias por el corto...me lo voy a pillar para algún curso. Qué guay!!!

    ResponderEliminar
  5. Susana, que bonito comentario!!!! muchas gracias por compartir estas experiencias, me alegro que te haya gustado la entrada.

    David, sí, debe ser fascinante y maravillosa, jajaja, yo siempre digo que me dan envidia las mujeres por el vínculo tan enorme que se crea con el bebé desde antes incluso de nacer!

    ResponderEliminar
  6. César, jejeje, me alegra que te haya tocado la fibra y que te sirva para el futuro, y sí, la clave está en empatizar, lo que pasa que corres el riesgo de caer en depresión profunda, no???

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.