jueves, 3 de marzo de 2011

LOS CHICOS ESTÁN BIEN, de Lisa Cholodenko


En la ceremonia de los Oscars de la pasada semana, Anne Hathaway y James Franco dijeron que había sido un gran año para las lesbianas. Y, prueba de ello, es esta película, Los chicos están bien, en la que Nic y Jules forman un matrimonio lésbico feliz con dos hijos adolescentes. Ellos se ponen en contacto con el donante de esperma con el fin de conocerle. El hombre encaja muy bien con los chicos y con una de las madres, convirtiéndose en un intruso de la relación y amenazando la estabilidad de la familia.

Cuando terminé de verla, lo primero que pensé fue: “¿Ésta es la ganadora del Globo a Mejor Película Cómica? ¿Cómica?” Porque, aunque tiene algunas frases divertidas, el filme evoluciona hacia el drama irremediablemente, y la sensación final no es la de haber disfrutado una comedia, sino el haber presenciado el drama de la destrucción de una (peculiar) familia.

Lisa Cholodenko, la directora, consigue un resultado inteligente y equilibrado, en el que todo el peso lo tiene un guión ágil sin peros ni manchas. Annette Bening y Julianne Moore, las responsables del “gran año para las lesbianas”, consiguen ejecutar su papel con decencia e incluso maestría, ambas son protagonistas, sí, pero creo que el papel de Moore es el que tiene más peso, aunque es el de Bening el mejor ejecutado, por la fuerza de su voz, por la fuerza de sus miradas y por la contundencia que imprime a su personaje.

Tras ellas, un Mark Ruffallo secundario una vez más que no acaba de brillar, aunque es muy efectivo; Mia Wasikoska, la Alicia de Burton, que aún es demasiado joven y la veo bastante flojita por el momento, y Josh Hutcherson, también demasiado joven pero correcto, sin dudas.

Es cierto que peca de caer en algunos (quizá demasiados) clichés, que la moralina está latente en la esencia de la película, es cierto que frivoliza con temas relacionados con la infidelidad, el alcoholismo o la inmigración, pero lo hace siempre con bastante gracia, sin un ánimo explícito de ofender. Y con frescura, consigue dejar al espectador una sensación amable, la de haber visto una película vistosa, ni mucho menos una obra maestra, ni tan siquiera una gran película, pero sí decente, previsible y entretenida. Aprobado para Cholodenko, notable para Bening.

Reacciones:

4 comentarios:

  1. Bueno, la veo normalita... creo que habrá mejores películas hechas en 2010 que esta, no?

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Hola Ismael, después de esta presentación...
    Es verdad que me pasa a veces, lo de ¿esta era cómica?, y una pena que casi nunca arriesguen y se quede en el estereotipo...
    Me daré una vuelta por tu información de los oscars, que este año....
    Quería ver Cisne Negro...
    un saludo ;-)

    ResponderEliminar
  3. Vero, efectivamente, las hay mejores, está entretenida y se puede ver, pero no es una obra maestra. ;)

    Maribel, supongo que es una estrategia de marketing presentarla como lo que no es, una estrategia contraproducente, además... cisne negro me gustó mucho, es una película que no deja indiferente.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, yo la veré sin pensar que supuestamente era una comedia y así no tendré tantas sorpresas. Y si los papeles de las protagonistas son como comentas, elogiables, entonces la veré seguro, porque además soy fan de Moore :)

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.