jueves, 28 de abril de 2011

Ana María Matute, orgullo de Premio Cervantes


La barcelonesa merecía un reconocimiento así, el más importante de las letras hispánicas. Por su dedicación y su amor por la literatura, por el rico mundo de fantasía, de cuentos y de palabras que sirvieron para, entre otras cosas, callar aquella guerra entre hermanos que partió España por dentro y por fuera. Y también despojó de la inocencia a aquella niña que ella era entonces y que se refugiaba en un mundo mágico para no escuchar los bombardeos.

Ana María Matute, de 85 años, y 80 profesando amor por la creación literaria, porque "el que no inventa no vive", recordó su vida durante el discurso que dio en el acto de entrega del galardón, una vida "salpicada de abundantes tempestades", alegre a pesar de todo, una vida plena de Literatura - en mayúscula - en la que se ha de entrar con dolor y lágrimas.

Una de las voces más certeras de la narrativa española, posiblemente la última voz femenina viva de la Posguerra española, un brillo con regusto amargo durante esa posguerra que fue más larga y más cruenta a veces que la contienda incluso. 

Me queda tanto por leer de ella... Entre sus obras más importantes destacan Los Abel, Los hijos muertos (Premio de la Crítica 1958 y Nacional de Literatura 1959), Pequeño teatro (Premio Planeta 1954), Primera memoria (Premio Nadal 1959), Olvidado rey Gudú, Aranmanoth o Paraíso inhabitado

Desde CAJÓN DE HISTORIAS quiero expresar hoy mi gratitud y mi admiración por esta gran dama de nuestras letras, esta infatigable narradora e inventora de sueños para olvidar los llantos.

Reacciones:

11 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada, preciosa, y creo que has sabido reflejar a la perfección la admiración que sientes por esta autora. Todavía no he leído nada de ella, pero de todas formas me alegro de que por fin le hayan concedido el Premio Cervantes. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrada y es que ya era hora que se reconociera toda la labor de esta mujer. A mí también me queda mucho por leer de esta escritora pero todo lo que he leído hasta ahora me ha encantado. Así que poquito a poquito, seguiré descubriendo esos mundos que nos regala con cada obra.
    Besotes y felicidades por esta gran entrada!!!

    ResponderEliminar
  3. Ayy lo que me ha gustado esta entrada...su Polizón del Ulises fue uno de los primeros libros que recuerdo haber leído en mi vida.
    ¡¡Besitos!!

    ResponderEliminar
  4. Otra que aún no se ha estrenado con Ana Mª Matute, y otra que también piensa que ya era hora (sinceramente creo que debían habérselo dado antes).

    ResponderEliminar
  5. Me llamó la atención cuando la ví en los informativos que logró mantener la atención de todos los que estaban presentes. Me explico. Normalmente los premiados suelen hacer discursos soporíferos que no interesan a nadie, pero ella logró captar el interés de todos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Goi, muchas gracias!! Yo he leído PAraíso inhabitado, y reconozco que no me gustó mucho, aunque te digo que siento mucha admiración por Matute como figura literaria imprescindible y seguiré descubriendo otras obras suyas, a ver si me gustan más.

    Margari, muchas gracias!! ¿Alguna recomendación especial de alguna de sus obras?

    ResponderEliminar
  7. Césarico! mucha gracias! yo tengo que leer aún mucho de ella!

    Rosalía, el Cervantes ya se otorga, perdón por la expresión, "cuando se está a punto de cascarla", jejeje, a mí me parece lógico, porque es un reconocimiento a toda una obra, a toda una vida, y me encanta que se entregue únicamente a autores vivos, como culminación del trabajo. Es un premio precioso.

    ResponderEliminar
  8. Tabuyo, la verdad es que sí, fue un discurso precioso, me gustó mucho, mi compañera terminó llorando y todo, jajaja, (yo lo hice cuando Vargas Llosa se emocionó durante su discurso del Nobel...)

    Abrazos para todos!!!! ;)

    ResponderEliminar
  9. Uff, a mí me encantó Olvidado Rey Gudú, pero si quieres empezar por algo más ligero, Primera Memoria, donde narra el paso de la niñez a la adolescencia de María y su primo Borja, con una guerra civil que está como fondo, pero sin protagonizar la obra. O Aranmanoth, una novela con más aspecto de cuento largo, protagonizada por un joven medio humano, medio mágico, Aranmanoth, que se enamora de un hada del agua.
    Y ahora acaba de publicarse una antología de sus cuentos. Los cuentos de esta mujer son bellísimos, destacando el de Paulina, el mundo y las estrellas, mi favorito.
    Con esta mujer aciertas, con cualquier obra que cojas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Muy bonita entrada, Ismael. A mí está señora me emociona. Su edad, su cabeza, sus ganas de vivir, su saber estar... todo.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.