sábado, 18 de junio de 2011

CAÍN, de José Saramago


Hoy hace un año que el mundo amanecía con la noticia del fallecimiento del nobel de literatura portugués, el gran josé saramago. un año en el que hemos vivido con la saudade de su lucidez, pero como ocurre siempre en estos casos, nos queda su obra. Caín, la que reseño hoy, fue precisamente la última novela que publicó en vida el escritor, en la que plantea una revisión de los hechos "históricos" que se presentan en la biblia. Tras matar a su hermano abel, (cuyo responsable, tal y como expone saramago, no sería caín, sino el mismo señor, por desmerecer las ofrendas que se le ofrecían) caín es castigado a errar por el mundo, pero protegido de la muerte gracias a una marca negra que el mismísimo señor graba sobre su frente. Caín, acompañado de su jumento, presenciará diferentes situaciones en distintos lugares: se topará con aquellos que construían la torre de babel, a los que dios castigó por intentar llegar al cielo, visitará sodoma, una ciudad destruída debido a la homosexualidad de sus habitantes, se topará con la infiel lilith y con noé, el del arca, y también con abraham, al que dios pidió que sacrificara a su hijo isaac como prueba de su fé. todos estos hechos le sirven a caín para constatar que dios es soberbio y no acepta que nadie intente llegar hasta donde él está, intolerante y entrometido por no aceptar la vida privada y sexual de las gentes de sodoma, la ciudad que destruyó (con gomorra ya de paso) con niños inocentes incluídos, y sobre todo, en sus propias palabras, un cretino "hijo de puta" por osar pedir a abraham que asesine a su hijo. En conclusión, un malvado al que hay que destruir, objetivo final de caín, que no es tan malo como lo pintan, ni tan bueno tampoco, simplemente un hombre sensato. Me ha parecido maravillosa la lucidez y la inteligencia con la que desmonta los absurdos y burdos argumentos con los que la iglesia ha intentado atemorizar a los ignorantes y los analfabetos durante siglos. Me ha parecido maravilloso el humor de saramago, su cinismo exquisito e imprescindible para dar en los morros a aquellos que se empeñan en ponerse vendas en los ojos, con argumentos que cualquier persona, sea cual sea la religión que profese, no tiene más remedio que aceptar como válidos. Por qué que clase de persona o ser sería capaz de matar a su propio hijo, o qué clase de persona (o ser) fomenta el desconocimiento del bien y del mal así, gratuitamente. Desde el principio es una obra maravillosa, que respira del personalísimo estilo del autor al que yo desde aquí deseo humildemente homenajear, que no deja respirar al lector con ese inicio en el que adán y eva son expulsados del jardín del edén. no han sido pocas las sonrisas, incluso las carcajadas nerviosas por leer frases de tal calibre que bien le hubieran costado a saramago morir abrasado en la hoguera en otros tiempos, como un hereje indigno. Afortunadamente esos tiempos oscuros quedaron atrás, y aunque estos que nos han tocado en suerte tampoco se presentan fáciles, sí tenemos la suerte, aún, de poder pensar y decir y escribir y narrar lo que deseemos, sin miedos ni tapujos. una vez más, toda mi gratitud hacia este gran escritor, incisivo, sabio y certero como pocos. 

Reacciones:

9 comentarios:

  1. Tengo pendiente de leerme este libro, pero tras varias lecturas seguidas de este autor, necesité un descansito, que me estaba saturando. Pero ahora ya llevo un tiempo sin acercarme a su obra, y ésta parece una buena novela para empezar otra vez con Saramago.
    Si no has leído El evangelio según Jesucristo te lo recomiendo mucho. Fue una de las primeras obras que leí de este autor y me encantó. Y parece estar en la línea de esta misma novela que comentas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo lo tengo apuntado para cogerlo en la biblio pero siempre encuentro algún otro sin el que puedo vivir.ggg. Pero sí que lo tengo en mente.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Ya hace un año? Vaya...
    Este no lo he leído pero creo que quiero leerme otros suyos antes que este. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado tu forma de escribir la reseña, aunque parezca "muy espesa", jeje.
    Yo he leído en estos días "Ensayo sobre la lucidez" y sin duda he quedado enamorado de su literatura.
    Éste que reseñas y Ensayo sobre la ceguera son dos libros que tengo ganas de descubrir. Ya te contaré!
    saludos

    ResponderEliminar
  5. Cuando ví la noticia de su fallecimiento me dí cuenta de que no había leído en la vida, nada de Saramago y me fui a la librería como una loca a ver qué me daban. Me ofrecieron este Caín que tú nos traes hoy, ¿te puedes creer que un año después aún no lo he leído?

    ResponderEliminar
  6. Saramago me impresiona, tanto como Umberto Eco, de un detalle logran hacer aparecer una sorprendente novela y eso me causa admiración y sana envidia. Buscaré el libro, parece, por lo que describes un ¡imperdible!
    Un abrazo y recuerda que tengo otro blog
    www.muertoelego.blogspot.com

    ResponderEliminar
  7. Margari, te entiendo, yo nunca suelo leer muchos libros del mismo autor muy seguidos, como mucho dos, que si no me saturo, jejeje. Gracias por la recomendación, la leeré sin duda, eso sí, un poquito más adelante :)

    Tabuyo, te lo recomiendo, es muuuy mordaz, adictivamente mordaz y profundo, jajaja, entraña muchísimas cosas lo que dice este hombre. ;)

    ResponderEliminar
  8. Vero, sí, pasa el tiempo demasiado rápido... Este es bastante breve y hay quien dice que es de sus obras menores, pero no estoy para nada de acuerdo. Yo es la cuarta novela que me leo de Saramago y me ha encantado mucho! jajaj!

    César, gracias, lo de "espesa" me lo tomo como un piropo, lo he hecho a propósito, "emulando" un poquito la manera que tiene Saramago de escribir. Ensayo sobre la lucidez lo leeré en el futuro, también. ;)

    ResponderEliminar
  9. Eva, no sé por qué me da, pero creo que no te va a gustar mucho Caín, si te animas ya nos contarás!!!!

    Paolav, ahora mismito me voy a visitar tu nuevo blog, te puedes creer que aún no lo he visto??? demasiado poco tiempo, necesito un respiro...

    Muchos abrazos y besos para todos!!!!!!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.