viernes, 3 de junio de 2011

PEQUEÑAS MENTIRAS SIN IMPORTANCIA, de Guillaume Canet


El actor Guillaume Canet se pone detrás de la cámara por tercera vez para dirigir esta película que consiguió más de cinco millones de espectadores en Francia durante 2010, más incluso que Origen.

Y es que Canet, del que están enamoradas tantas jóvenes y no tan jóvenes francesas (y franceses), consigue con esta película consolidarse como director tras la complejísima Ne le dis à personne y aquella ópera primera Mon idole, que dirigió hace ya casi una década. Y lo consigue por su acercamiento a las vidas cotidianas, a gente normal, con manías, con inseguridades, algo inestables anímicamente. Y besos, muchos besos en la cara entre amigos que se quieren.

La película empieza con una escena en una discoteca, la música alta, el color rojo saturando la pantalla, un hombre bailando, bebiendo. Sale de la discoteca y se monta en su moto: un plano secuencia maravilloso, de los que ya no se hacen, que recorre un París desierto al amanecer y que pone en tensión al espectador. Y después, un accidente.

Este es el intenso “prólogo” de Les petits mouchoirs, que narra las aventuras y desventuras de un grupo de amigos treintañeros, alguno ya cuarentón, que se van de vacaciones a una casa cerca de Bordeaux. Canet sabía que lo más importante de su película, cuyo guión ha escrito él mismo, confesando que incluye retazos de su propia vida, era que los actores otorgaran credibilidad a sus personajes, por histriónicos que pudieran parecer, porque sin tal premisa, un largometraje que dura 2 horas 40 minutos, caería en el tedio, algo que no ocurre en ningún instante.

Una obra coral en la que François Cluzet y Marion Cotillard (la mujer de Canet en la vida real, acaban de ser papás, por cierto)  tienen más peso. Pero todas las interpretaciones son frescas, cargadas de matices, y si Cluzet no puede más que despertar la risa con su estrés y su tensión, y Cotillard interpreta a una de esas mujeres independientes y sencillas, con las cosas aparentemente claras y una armadura que cubre su gran fragilidad  (una de esas mujeres a las que admirar a pesar de todo), el resto del reparto no se queda atrás en su buen hacer: Gilles Lellouche y Valérie Bonneton (ambos nominados al César por sus papeles), Benoît Magimel y Laurent Lafitte en sus papeles de hombres inmaduros que evitan enfrentarse a su realidad, y después, en papeles más pequeños, Pascale Arbillot,  Jean Dujardin (tan ausente y con tanto peso durante todo el filme, Dujardin es el ganador del Premio al Mejor Actor en el último Festival de Cannes por The artist)  o Anne Marivin. Todos espléndidos.

Una película que consigue mantener la atención del espectador de principio a fin y consigue, que es más difícil aún, hacer cambiar su estado de ánimo, pasando de la risa al llanto, de la risa limpia y sonora al llanto inevitable, y hacerlo con elegancia y naturalidad, parce que la vie est un peu comme ça, risas y llantos.

Maravilloso retrato de una generación de hombres que se niegan a crecer, que aman la vida y la belleza, que cierran los ojos ante las adversidades del destino y en los que la amistad, con sus buenos momentos, con sus etapas de distanciamientos, es el motor que les da fuerza para seguir adelante, a pesar de algunas pequeñas mentiras sin importancia.

Reacciones:

15 comentarios:

  1. No conocía la película pero no me importaría verla. Me ha llamado la atención... Me ha gustado el post :)
    Pasa buen finde! Besos

    ResponderEliminar
  2. Apenas sabía de su existencia, a excepción de haber visto algún que otro cartel... pero con tu reseña has conseguido que quiera verla.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues habrá que verla, gracias por la recomendación. No sabía que Guillaume Canet también dirigía... Al actor sólo lo he visto en Juntos nada mas, y me gustó mucho.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Que genial¡¡¡
    Me gustó mucho la película, en especial la locura de Cluzet. Pensé que le daba algo¡¡¡ jajajaj. Me gustó mucho, la recomiendo ¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué buena reseña! Con las ganas que tengo de ver la peli, pero por aquí no ha llegado. Así que tendré que esperar.
    Bestoes!!!

    ResponderEliminar
  6. Qué miedo lo de las 2 horas 40 minutos. No por la peli en sí, porque leyendo tu reseña apetece un montón verla...sino porque como te entren ganas de ir al servicio:-) jajaja.
    Beso!!!

    ResponderEliminar
  7. Estoy esperando la película, soy un incondicional de Cotillard, me parece una estupenda actriz, he leído buenas críticas del filme al respecto y me anima a verla aún con casi 3 horas de tiempo que me parece mucho, el tema de la amistad y develar la propia vida frente a ellos se me hace atractivo. Un abrazo.

    Mario

    PD: Te invito a seguir mi bitácora, a ver si te gusta y te animas, podemos compartir de cine tanto con ideas y gustos.

    ResponderEliminar
  8. Pinta bien, a ver si la puedo ver en cine ...

    bsos!

    ResponderEliminar
  9. Elvira, muchas gracias! es una película muy chula!!! Y muy buen finde he pasado!!!! Besos!!!!

    Lalo, tienes que verla!! yo creo que te va a gustar muchooooo!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Saramaga, gracias a ti por leerme!! De Canet (y precisamente con Cotillard) tienes que ver "Quiéreme si te atreves", al menos en España se llamaba así, en francés es Jeux d'enfants, si te gustó Juntos nada más, esta te va a encantar!!!

    Antonio, fue genial verla, además, en Versión Original!!!!!!!!!! ;)

    ResponderEliminar
  11. Margari, jolines, pues en cuanto tengas oportunidad si puedes ve al cine, es una peli larga, sí, pero muy entretenida ;)

    César, yo fui al baño antes de entrar en el cine, porque ya sabía que era larga, aunque no tantoooooo!!!

    ResponderEliminar
  12. Mario, ya he estado alguna vez por tu bitácorra, aunque no sé si te había dejado comentarios! Por cierto, ¿Qué tal tras las elecciones? Tengo muuuuuchas ganas de ir a Perú, ¿me acoges? jajajaja
    Yo estoy enamorado de Cotillard, lo confieso, no me ha decepcionado en ninguna de las películas suyas que he visto, es más, me ha encantado!! es tan expresiva, tiene tantísimo talento!!!! Nos leemos!!!! Un abrazo!!!


    Rosalía, es muy entretenida, a mí me conquisto, de ahí las cuatro estrellazas que le he puesto ;) Un abrazote!!!

    ResponderEliminar
  13. Terribles, ahora a esperar el futuro, esperemos que el nuevo presidente cumpla con no destruir lo avanzado y a la vez logre la inclusión social. Sobre acogerte, lo veo difícil pero lo hago simbólicamente como amigo, con lo que compartimos aficiones y pasatiempos leyéndonos. Un abrazo.

    Mario.

    ResponderEliminar
  14. Acabo de verla en V.O.S.E animado por a crítica y por su BSO (riquísima y acertada por cierto) y lo cierto es que no me he dado cuenta que llevaba más de dos horas sentado en el sofá hasta que ha terminado y he dejado de llorar con ese final que no desvelaré. Al principio me ha costado ver de qué iba la película exactamente y me ha dejado un sabor de boca agridulce con tanta desgracia una tras otra. Cotillard excelente, no esperaba menos, los demás ni fu ni fa. Vale la pena, pero no pretendáis hacer nada divertido después porque os dejará bastante hechos polvo...

    ResponderEliminar
  15. Hola Ismael. Que curioso. Esta peli la he visto este último fin de semana y me ha parecido maravillosa. Me ha encantado la historia de este grupo de amigos y los actores geniales.
    Besos

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.