jueves, 7 de julio de 2011

MORTAL Y ROSA, de Francisco Umbral


Para muchos, Mortal y rosa es la obra capital de Francisco Umbral. Es una novela intimista, lírica y terriblemente dramática.

Más que un argumento en sí, Umbral describe con maestría una serie de sensaciones, unos estados de ánimo absolutamente demoledores que llevan al lector a descubrir que de lo que realmente está hablando es de la muerte de su hijo. Porque Umbral perdió a su hijo de seis años que padecía leucemia. Más que un “argumento novelístico”, estamos ante el diario personal de la que probablemente fue la etapa más dura de la vida del escritor.

Umbral habla del cuerpo, habla de los sentidos y del paso del tiempo, de la juventud y de las canas. Habla del sexo y de dios. Y del fin de la vida, del profundo dolor pegado a su cuerpo irremediablemente.

Pero también es esta una obra hecha de silencios y de espacios en blanco, algo que muy pocos autores se atreven a hacer y ninguno de los que he leído hasta ahora lo hace tan deliberadamente y tan bien, dando la misma importancia a la palabra que al silencio, al espacio en blanco que supone el respiro necesario para el lector.

Si hace unos días hablaba de la película Rabbit Hole, en la que los hechos son similares (afrontar la pérdida de un hijo), las premisas son diferentes, puesto que en el filme la muerte es accidental y brusca. Y aquí, se va cociendo a fuego lento por la enfermedad, carcomiendo las entrañas y la alegría y también la vida, no sólo del niño, sino también del padre. Y cada palabra es punzante, tanto que se desprende a la vez una hermosura sincera y dañina.

Porque de grandes dolores nacen grandes obras, he escrito aquí alguna vez, y el daño aquí es tan palpable que Mortal y rosa es una poesía en su totalidad y parece estar escrita más como un ejercicio de canalización del dolor que como una obra destinada a un público lector, porque llegas a sentir que, en cada una de las palabras leídas, estás entrometiéndote en la intimidad de un hombre destrozado que no quiere seguir viviendo más, por ser tan grande el sufrimiento que padece, tan profundo.

Porque si en otras obras, como en Paula de Isabel Allende, la muerte cercana de la hija que se presiente desde la primera página es todo un canto a la vida, el último regalo de una madre, y el drama por eso no es menor, sino simplemente más llevadero para los lectores, que sienten la muerte igual, sí, pero también las alegrías de una vida, en Mortal y rosa, la sensación es escalofriante y no deja lugar a ningún sentimiento blanco.

Y, con todo, a pesar del profundo drama, del profundo dolor, es una obra conmovedora en la que, en cada palabra y en cada silencio, se destila un enorme amor, el amor de un padre por un hijo, el amor más grande invade el  mundo. 

Reacciones:

15 comentarios:

  1. Que reseña más buena!!! Se ve que el libro te ha gustado.
    Yo aún no he leido nada de Francisco Umbral pero le tengo ganas porque si escribe tan contundentemente como habla seguro que me gusta.
    Besis

    ResponderEliminar
  2. Ufff, no he leído nada de Umbral, pero me parece que para leer esta obra, hay que escoger un momento en el que se esté bien de ánimo, porque parece dura y triste. Igualmente, queda apuntada! Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco he leído nada de este autor aún. Pero me apunto este libro que por lo que nos cuentas y su forma de escribir, creo que me gustará.
    Buena reseña. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me alegra que te haya gustado el libro Ismael, pero no sé que tengo yo con este autor que no...

    ResponderEliminar
  5. Tengo la obra y la pienso leer en algún momento, no sabía mucho del tema pero mira que hablar de la perdida de un hijo me parece devastador y sirve para apreciar más a quienes queremos. Ya me pondré al día con ella. Un abrazo.

    PD: Veo que tienes twitter, si gustas me agregas @nenufareseferv , también anímate a hacerte seguidor de mi bitácora que yo te sigo después, soy insistente pero sería agradable que lo hagas.

    Mario.

    ResponderEliminar
  6. Ya sabes que yo leí la biografía esa extraña y me pareció delirante. La verdad que como te dije, Umbral por su personalidad, tira hacia atrás. Eso no quita para que piense que es una obra capital de nuestra literatura.
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  7. Genial!
    A mí el tal Umbral no me llama nada pero tengo que reconocer que justo este libro me lo han recomendado justo por lo que cuentas. Habrá que tenerlo en cuenta!!
    Ya he escuchado la canción, muy chulaa! Besos.

    ResponderEliminar
  8. Se nota que te ha gustado el libro. No he leído nada de este hombre, y es que me cuesta leer obras de un autor que no me cae especialmente bien. Pero voy a tener que darle una oportunidad a este libro, aunque seguiré la línea de Saramaga. Esperaré a estar con el ánimo bien subido. ¡Estupenda reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Siempre hago la misma coña, pero es que... no puedo evitarlo, para mi fue totalmente mortal. Me lo mandaron leer en la carrera (Periodismo) y no pude con él, vamos, que al final ni lo terminé, me pareció pesadísimo y muy, muy denso. Tengo claro que pudo influir el hecho de que fuera una lectura impuesta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Tengo ganas de leer algo de Francisco Umbral, pero creo que tendré que optar por otro libro. No me cae demasiado bien este escritor por su caracter y si encima el libro es tan triste, no se si conseguiré leerlo. Besos

    ResponderEliminar
  11. Sandra, muchas gracias! Sí me ha gustado, porque creo que es una obra muy buena, a pesar de lo dura y lo triste que es.

    Saramaga, estoy de acuerdo contigo, hay que estar en un momento adecuado para leerla, si no puede acabar contigo, jejeje.

    ResponderEliminar
  12. Elvira, la forma en la que está escrita es muy lírica, y aunque es complicado a veces (te digo que yo al principio me encontré con algunas palabras que desconocía) es un placer leerla.

    Eva, jajajaja, es que el autor en sí, el personaje, daba un poquito de grimita, al menos a mí, pero he intentado desalojar de mi cabeza su imagen cuando leía esta novela. Te diré que no lo he conseguido y aún así el libro me ha parecido muy bueno...

    ResponderEliminar
  13. Mario, no uso mucho el twitter, la verdad. en cuanto a lo del blog: ya te sigo!!

    María, la verdad es que, como le digo a Eva, da un poco de grimita... jajaja, pero la obra es muy buena y está muy muy bien escrita.

    ResponderEliminar
  14. Vero, yo es la primera obra que leo suya, y me ha gustado bastante, estoy sorprendido con su narrativa.

    Margari, muchas gracias! me alegra que te guste! creo que tenéis razón saramaga y tú, hay que leerla cuando estéis con la predisposición adecuada. :)

    ResponderEliminar
  15. Carol, jajaja. A mí en la carrera no me lo mandaron leer, aunque en un examen de literatura y periodismo me entró un artículo suyo para hacer un comentario y hablar de su obra. Lo de la lectura impuesta condiciona casi siempre, no???

    Margaramon, jajaja, este autor no cae bien a nadie!! jajaja! yo es el único que he leído suyo, por lo que no puedo recomendarte otro...

    Besos y abrazos para todos!!!!!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.