sábado, 20 de agosto de 2011

LOS ENAMORAMIENTOS, de Javier Marías


Con su nueva novela, Javier Marías vuelve a desplegar su carisma literario, vuelve a demostrar que su gran dominio de la palabra y vuelve a hacer gala de su estilo, donde importa más cómo se dice, que lo que se dice. 

Los enamoramientos, con una preciosa portada, de las más bonitas que he visto últimamente, no es una novela romántica, a pesar de lo que pueda parecer. Sí habla de ese estado de obnubilación, de lo que una persona llegaría a ser capaz de hacer por amor y, entonces, el amor pasa a un segundo plano. 

La novela empieza, tras la observación cada mañana y por casualidad en una cafetería de una pareja perfecta, con un asesinato en la calle, con la muerte de Miguel Deverne, el hombre de esa pareja perfecta. Unas primeras páginas realmente interesantes, rápidas, que atrapan. Después, el duelo, lo que supone la ausencia de la persona amada. Y tras éste, Marías diluye la acción en pensamientos, en conversaciones largas, en monólogos que carecen de verosimilitud sobre la muerte, sobre la vida y sobre el estado del enamoramiento. Porque no me creo que nadie hable de la manera en la que lo hace Díaz-Varela, íntimo amigo de Deverne, con una Coca cola en la mano. Yo no me lo creo, no digo que no pueda ser verdad. Con todo, pronto da un vuelco y Marías reconduce la novela por otros caminos, más oscuros, casi negros, en los que su estilo vuelve a conseguir envolverte y no te suelta hasta el final.

Y aunque he nombrado aquí a Deverne y a Díaz-Varela, la auténtica protagonista de esta novela es María, una mujer sensata, a la que consigues conocer perfectamente, un personaje perfilado a la perfección, que se ve envuelta por casualidad por una serie de acontecimientos que han de marcar su vida. María, que trabaja en una editorial. María, la joven prudente, a la que le cuentan dos versiones de una sola historia, porque la Historia siempre es solo una, y descubrirá, con el tiempo, y al final de la novela, cuál de ellas fue la verdadera. 

Marías dice "todo" también con lo que no dice, sobre todo al final, sorprendiendo al lector, que termina por coger cariño a una mujer y a una novela que al principio -o a la mitad, más bien- resultaban espesas, confusas.  Pero que al final se vuelve reconfortante, algo que solo él podría conseguir de esa manera, con esa riqueza, con esa precisión en las palabras que puede incluso provocar rechazo, por pedante, por recordarnos en cada una de sus largas frases lo buen escritor que es, lo buen traductor que es, dueño de una gran cultura, como pocos, haciendo referencias en su obra a clásicos como Shakespeare o Balzac.  

Me ha gustado la novela, no me cabe duda de que es uno de los escritores más importantes de este siglo XXI, por encima de la media y el señor es consciente de ello, de su superioridad. Os la recomiendo a todos, sin duda, os recomiendo que la leáis despacio, pero sin perder el ritmo, os recomiendo que os acerquéis, si no lo habéis hecho ya, a su obra, porque es toda una demostración de grandeza literaria. Y sólo por eso, ya merece la pena. 

Reacciones:

23 comentarios:

  1. Tengo bastantes ganas de leer algo de este autor, me lo han recomendado un par de veces y en general, he leído muy buenas críticas =)

    ResponderEliminar
  2. Lo tengo en mi lista de libros pendientes. Gracias por compartir tus opiniones: me has dado un empujoncito más para leerlo.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Será el siguiente cuando acabe con el que estoy
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hace ya años que no leo un libro de Marías. No porque no me guste, al contrario. Pero con tantos pendientes siempre, no termino de encontrarle tiempo. Y con la buena reseña que has hecho, me has despertado las ganas de volver a leer a este autor y buscar esta novela.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Shorby, te lo recomiendo, dicen que su obra cumbre es Tú rostro mañana, yo he leído la primera parte pero no he continuado por el momento. Te recomiendo algo más "ligero" (creo que es un adjetivo inadecuado para referirse a la obra de Marías) para comenzar, quizá esta Los enamoramientos sea una buena opción.

    Zamarat, me alegra darte ese empujoncito! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  6. 40añera, a ver que te parece, Marías es siempre una apuesta segura... o no???

    Margari, yo es la segunda que leo de él. La primera fue Tú rostro mañana: Fiebre y lanza, y me sorprendió muy muy gratamente su estilo y la obligación de leerlo con la mente 100% despierta. Espero que te guste! un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  7. A mi Javier Marías siempre me ha dado más miedo que Willy Fog con el abono de transportes. Y es que, como reseñas, en su obra, el qué se dice no es más importante que el cómo. Vamos, que por lo que percibo, su novela ligera lo que es ligera...:-)

    ResponderEliminar
  8. Buf, más gansa me han entrado de leerlo, espero poder pillarlo en la biblioteca, no será fácil.

    Sin duda MArías y Muñoz Molina son dos delos grandes de la narrativa española actual.

    Y siempre he admirado las portadas y los títulos de sus obras.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. No he leido nada de Marías y tampoco tenia mucha intención de hacerlo pero vista tu reseña me han entrado ganas de conocer la obra de este autor, así que me lo apunto en la lista de pendientes.
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Me han recomendado este libro un par de veces y viendo tu reseña creo que tendré que leerlo. Nunca he leído nada de Marías. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. César, hombre, ligera no es, pero si lees un libro de Marías ya sabes a lo que te enfrentas...

    Sese, jejeje, no creo que sea fácil, no... Yo estoy de acuerdo con lo que dices de Marías y Muñoz Molina y, hasta la fecha, si tuviera que decidir, me quedo con Muñoz Molina, me parece un escritor muy muy grande.

    ResponderEliminar
  12. Kristineta, te recomiendo a Marías, es uno de los autores imprescindibles de la literatura española actual, que hay que probar, al menos una vez. Espero que te guste :)

    Margaramon, te digo lo mismo que a Kristineta, anímate y prueba a leer algo de Marías, puede que te guste o no, pero seguro que no te deja indiferente!

    Abrazossss!!

    ResponderEliminar
  13. me encanta la portada del libro!!

    ResponderEliminar
  14. Sé que he leído algo de Marías pero no me acuerdo qué. Lo que sí me acuerdo, y casi me da vergüenza reconocerlo, es que no me gustó su estilo. Taaan cargante.
    Aunque creo que merece que le de otra oportunidad, creo que ahora no es mi momento. Porque leo a intervalos cortitos y bastante cansada, (es lo que tiene perseguir a un bichito de un año todo el día), y creo que a este hombre habrá que leerlo reposadamente. En un futuro, quizás.
    Besos!

    ResponderEliminar
  15. Interesante reseña.
    No recuerdo haber leído nada de Marías, pero puede que este libro sea un buen comienzo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  16. Laura, sí, es preciosa la portada!! aunque no he entendido muy bien qué tiene que ver con la novela...

    Trescatorce, entiendo que te pueda resultar cargante, aunque a mí me gusta mucho cómo escribe, me parece una maravilla. y sobre todo, entiendo que no quieras leer nada suyo con un bichito corriendo por aquí y por allá, jajaja, los libros de Marías requieren toooooda la atención por parte del lector.

    ResponderEliminar
  17. Elvira, gracias, yo creo que sí, que efectivamente puede ser un buen comienzo, y, si te convence, luego aventurarse en Tú rostro mañana, todo un reto de muuuuuuchas páginas, jejeje. un besote!!

    ResponderEliminar
  18. Este libro me hubiera gustado leerlo pero cuando leí un post tuyo sobre tus sensaciones con este autor me dije a mí misma que tengo muchos más autores que quizás se merezcan que los leamos.

    ResponderEliminar
  19. Eva, jejeje, no había vuelto a comentar nada de eso, y me hace gracia que te acuerdes (eres un sol) me gusta tu argumento, pero bueno, realmente este señor no es amigo mío, y solamente me interesa como novelista, no como persona. Un besote!!

    ResponderEliminar
  20. Uou! jeje. Fichada! Debe estar bien, parece tener de todo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela muy completa, y escrita de manera magistral! eso sí, no es de amor, no creas! y Marías siempre pide mucha atención al lector... toda la atención de hecho! pero es una lectura gratificante! besos!!!

      Eliminar
  21. Ismael.. reconócelo, le sobra todo lo de en medio! jajajaa. Hacía tiempo que no me aburría tanto una novela, por dios que hombre más pesado! Y venga con lo mismo pagina tras página! El soliloquio de María es redundante y soporífero. No aporta nada al lecto, más que explicar con distintas palabras lo mismo que ya ha explicado otras diez veces más antes..
    El principio me gustó, y el final también pero llegar hasta él cuesta tanto que no merece la pena. Se puede leer perfectamente si le quitamos 200 páginas, y la historia no cambiaría ni un ápice.
    Cuando habla del escritor pedante, "posible Nobel".. me recordaba a él.. jajaja. Qué tío!
    Es que es como si yo digo: Ismael estornudó porque estaba resfriado. Marías diría: Ismael, como todas las personas que están bajo los influjos de un virus de la gripe, estornudó, de esa forma en que sólo los hombres jóvenes estornudan, tirando después el kleenex en un alarde de naturalidad tan propia de ciertas edades, que a cualquiera resultaría un ademán elegante, de no ser porque estamos hablando de mocos"
    No sé si me explico.. jajajaja!
    De todas formas, reconozco que anoté varias reflexiones. Pero no creo que repita.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja no me he podido reír más con tu imitación del estilo de Marías!! deberías replanteártelo y escribir una novela entera así, a él le funciona muy buen ya sabes... jajajaa
      Este año he leído de él Corazón tan blanco, también con su peculiar y reconocible y trabajado estilo, y lo que más me gusta son sus tejemanejes, su manera de enredar al lector a través de las palabras... llámame crazy, yo qué sé!! :P besos!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.