miércoles, 7 de septiembre de 2011

LAS COSAS QUE NO NOS DIJIMOS, de Marc Levy


Me ha gustado. Estoy contento. Era la última oportunidad que le daba a Marc Levy, con el que mantenía una relación que había comenzado muy bien, con la fresca ¡Ojalá fuera cierto!, pero que después había ido decayendo, primero con Volver a verte, su continuación, una novela que me pareció muy floja y en la que repetía, sin gracia, las premisas de la primera parte; y después leí, en español (el resto las he leído en francés) Mis amigos, mis amores, que supuso un fiasco absoluto y una lectura pésima. 

Pero con Las cosas que no nos dijimos, que he leído durante los días que he pasado en Marruecos, se ha vuelto a ganar mi confianza. Es la historia de Julia, una mujer hecha a sí misma, que no mantiene ningún tipo de relación con su padre, un millonario empresario, desde que su madre falleciera de alzheimer. Pero, unos días antes de casarse con su novio, Julia recibe una carta en la que le anuncian que su padre ha fallecido. La boda se suspende. Unos días después la chica recibe en su casa una sorpresa: una caja gigante que contiene en su interior una especie de "robot inteligente" de su padre, Anthony Walsh. Éste le explica a su hija que es un invento, en pruebas, para que puedan disfrutar juntos unos días más, para decirse todas las cosas que no se dijeron cuando el hombre estaba todavía vivo.

A pesar de la sorpresa inicial, Julia accede a pasar esos días con su padre androide. Y es, este momento, cuando la novela comienza a mejorar. Ambos nos llevarán de viaje al pasado, a los rencores, y también a las ilusiones de otra época, a los amores entregados sin pedir nada a cambio. Algunas partes me han parecido, incluso, maravillosas, como cuando Julia recuerda su viaje a Berlín, para presenciar la caída del muro en 1989; o como cuando Anthony le relata a Julia cómo conoció a su esposa, cuando ella era una gran bailarina y él un pobre chico sin un centavo en el bolsillo. 

Las cosas que no nos dijimos es una historia entretenida, el autor, como ocurre en sus otras novelas, no se pierde en florituras, y cuando intenta hacerlo, fracasa. Es un autor directo, de conversaciones ágiles, de argumentos que van enredándose poco a poco y, con el mismo ritmo, se desenredan. Es una novela dulce, Levy sabe cómo emocionar al lector, a algunos les podrá parecer melodramático y forzado, pero, para mí, con esta novela, ha conseguido el punto de azúcar exacto. 

Con todo, diré que no es una novela perfecta, que el novio de Julia es un personaje que vaga en ninguna parte, que el mejor amigo de la chica, Stanley, da una imagen de homosexual afeminado y superficial, un cliché desgastado ya. Y algunas de las acciones son tan inverosímiles que, si no estuvieran bien encajadas, echarían a perder la novela, pero que Marc Levy consigue que cierres los ojos y continúes la lectura, que te dejes llevar y disfrutes.

Una novela entretenida, bonita, que engancha de principio a fin y que, con una naturalidad increíble, ahonda en la intromisión en la vida ajena, en las conflictivas relaciones de un padre y su hija, prevaleciendo, al final, el amor que se tienen el uno por el otro, un amor que se deja entrever desde la primera página, un amor revestido de recelos y rencores que, gracias a una segunda oportunidad, les permiten decirse todas las cosas que no se dijeron antes. 

Durante toda la lectura de esta novela me ha acompañado esta canción de la cantante francesa Sheryfa Luna, con un título parecido, Des choses qui ne se disent pas, en la que se habla, como en el libro, de una relación paterno-filial: 

Tu sais qu'on a le droit de s'aimer,
tu sais qu'on a le droit de pleuler,
tu sais qu'on peut le faire avant de partir,
avant qu'il ne soit trop tard j'aimerais te dire:
Je t'aime, papa, 
car ce ne son pas des choses qui ne se disent pas...

Sabes que tenemos el derecho de amar,
sabes que tenemos el derecho de llorar,
sabes que podemos hacerlo antes de partir,
antes que sea demasiado tarde me gustaría decirte:
Te quiero, papá,
porque esto no son cosas que no se dicen... 


Reacciones:

19 comentarios:

  1. Pff yo a Marc Levy no le doy más oportunidades. Tres son los libros suyos que he leído, ninguno de los que comentas, y no me han llegado...así que creo que ya le he dado todas las oportunidades posibles.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Yo me quedé en la primera novela, quizás intento hacerme con ésta, pero en castellano ^^

    ResponderEliminar
  3. Al principio pensaba leer algo de Marc Levy, creía que me iba a gustar, pero cada vez vi más reseñas negativas y al final lo he descartado, por ahora no me voy a estrenar con él. Aun así me alegro de que esta última oportunidad haya ido así de bien. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. No he leido nada de este autor, pero tampoco es que me llame mucho la atención. He leido opiniones tanto positivas como negativas de él y no me acaban de convencer, así que de momento lo dejo aparcardo, ya que hay muchos más escritores que tienen un huequito en mi estanteria esperando a ser leidos... jajajaja
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Ay, qué difíciles pueden llegar a ser las relaciones con los padres... La verdad es que el título de la novela me parece sugerente, pero no estoy segura de que me gustara. ¡Qué voluntad tienes para darle tantas oportunidades a un autor! Yo creo que me cansaría de hacerlo, jeje
    Besos :)

    ResponderEliminar
  6. Te escribo este comentario mientras que escucho la canción que has puesto en la reseña ;)

    A mí me pasa con Levy lo mismo que te pasaba a ti, no he leído novelas suyas que me hayan gustado. Cuando estuve en Bélgica tenía pensado comprarme todos sus libros, pero al final me cambié de autor y me pasé a Guillaume Musso.
    No he vuelto a darle más oportunidades a Levy, pero ya sé que si lo hago, que sea con esta novela =)

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Levy no me gusta, la canción es estupenda, pero al autor... no lo aguanto.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Aún no he descubierto a este autor, así que voy a tomar nota de tus referencias, tanto de las positivas como de las que no lo son tanto.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. No sé porque pero no termina de llamarme este autor. A lo mejor me animo a leer este libro y ya veremos si sigo con algún otro libro suyo. Saludos

    ResponderEliminar
  10. No he leído nada de Levy aún. No es un autor que me llame mucho. Pero la canción que has puesto es preciosa. Voy a escucharla otra vez.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  11. Yo aún no me he estrenado con el autor, ya había oído que sus novelas tienen altibajos, no todas están igual de bien, así que apunto tu recomendación para estrenarme. Por cierto, aunque no venga al caso en esta entrada, ya he visto La piel que habito y me ha ENCANTADO con mayúsculas je je. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Lo poquito que he leído de este autor, me ha gustado bastante por su forma de narrar =)
    Este lo tengo en la lista ya...

    Besotess

    ResponderEliminar
  13. M, jajaja, te entiendo, cuáles son los qué has leído???? De todas maneras, si alguna vez te animas, que sea con Ojalá fuera cierto o con ésta...

    David, sí, las otras sáltatelas...

    ResponderEliminar
  14. Goi, la verdad es que estoy sorprendidísimo porque la mayoría de vuestros comentarios no le dejan en muy buen lugar, pero lo cierto es que es el autor francófono más vendido... ahí es nada!! te digo lo mismo que a M., si te animas, que sea con Ojalá fuera cierto o con esta...

    Kristineta, normal, la verdad es que si la gente empieza a decir cosas negativas y tienes otras cosas que leer, normal que no te animes, por el mmento, con él...

    ResponderEliminar
  15. Teresa, jajajaja, el título es sugerente, demasiado melodramático para mi gusto pero bien, y en cuanto a las oportunidades, fue casualidad. Tras Volver a verte, que no me gustó mucho, me compré esta novela, pero después me regalaron Mis amigos,mis amores, que fue una lectura desastrosa. En situaciones normales no le hubiera dado más oportunidades, pero como la que reseño aquí hoy la tenía esperando, pues dije, "bueeeeeno, la úuuuultima oportunidad"... menos mal que ha salido bien.... :)

    Natalia, pues de Musso me he leído Parce que je t'aime, y me gustó mucho, pero tengo miedito a que todas sus novelas sean demasiado parecidas....

    ResponderEliminar
  16. Mientrasleo, jajajaja, me alegra que por lo menos te guste la canción!!! ;)

    Jesús, sii, sobre todo te recomiendo que tomes nota de las negativas, que son muy negativas... jajaja, y en cuanto a las positivas... ya nos contarás!!

    ResponderEliminar
  17. Margaramon, yo te aseguro que no soy de best-seller,y te digo también que la estructura de estas novelas son todas muy ligeritas, muy de verano, te recomiendo ésta y también Ojalá fuera cierto, eso sí, te aviso de eso, de que no son George Orwell ni Flaubert... tanto para lo bueno como para lo malo, eso ya nos lo contarás tú!! jajajaja

    Margari, jajaja, me alegra que te guste la canción, a mí es una de las que más de sheryfa luna. ;)

    ResponderEliminar
  18. Carol, pues sí, apúntate ésta porque, como dices, hay altibajos gigantes y a mí otras fueron auténticas "cacotas". Con todo, espero no haber puesto por las nubes tus expectativas... jajajajaja Acabo de publicar la reseña de La piel que habito!! a mí también me encantó!!! bravoooo!! bieeeen!!! jajajaja!!!

    Shorby, creo que su estilo es muy directo y puede encajar muy bien con los lectores, sus libros son amenos y enganchas, y este, la verdad, es muy entretenido y bonito. Creo que te gustará!

    Besos y abrazos para todos!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  19. A mí también me gustó mucho, me alegro de que lo hayas disfrutado.

    ¡Me llevo esta reseña también!

    bsos!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.