martes, 20 de septiembre de 2011

NIÑA PASTORI: Concierto en el Teatro Coliseum de Madrid


Cuando, en la noche de ayer lunes, se apagaron las luces del teatro Arteria Coliseum de Madrid y comenzaron a sonar los primeros acordes de una melodía, la gente se quedó callada, expectante a la salida de la artista, para descubrir además qué melodía era la que sonaba. Un foco de luz se iluminó en la parte izquierda del escenario, y una voz llenó todo el espacio. Es la verdad, querer así es un pecao válgame dios...  La piel se erizaba, el inicio fue espectacular. 

Niña Pastori nos presentó su nuevo álbum, La orilla de mi pelo, del que ya os he hablado y del que os he presentado algunas canciones, pero también hizo un recorrido por alguna de sus mejores canciones, elegidas con gusto, teniendo en cuenta el espacio en el que nos hallábamos, un teatro, donde la voz y la melodía suenan de una manera especial. La Pastori cantó Puede ser, uno de mis temas favoritos, que tanto me emociona, con esa letra que hizo que se me saltaran las lágrimas, llenando mi cabeza de recuerdos y de melancolía: Puede ser que nos veamos otra vez otros ojos, no lo sé, y tú no digas nada... puede ser que nos veamos otra vez con la misma mirada... 

La gaditana sacó su vena más flamenca cantando alguna de sus mejores bulerías, sacando todo su arte a relucir y, tras ese momento, hizo un pequeño descanso donde se cambió de vestuario y volvió para cantar los temas en los que su voz suena más elegante, transpirando sensibilidad por todos los poros de la piel, como en Cuando nadie me ve, una de sus joyas prestadas, o Hablo contigo, perteneciente a su último álbum.

Para cantar Cuando te beso sacó a una de sus fans, nos contó que esa chica la seguía desde el principio de su carrera con muchísima entrega, que incluso apareció en el parking donde celebró su boda para darle la enhorabuena. Me parece un regalo precioso, todo el detalle el de la artista.  No se despidió sin cantar Cai, ese homenaje a su tierra, una de sus canciones más hermosas, y el escenario se llenó de gente en un colofón final convertido en una fiesta flamenca.

Fue un concierto hermoso, lleno de una magia especial, que a algunos se les hizo corto, en el que Niña Pastori derrochó timidez y simpatía a partes iguales y, lo más importante, derrochó voz. 

Gracias a mi madre por invitarme a este concierto, a mi hermana Pilar por invitarme a cenar y por enseñarme a amar la música de Niña Pastori, a la que sigue desde el principio de los tiempos, y Laura Cruceta, una gran fotógrafa, por hacer estas fotos tan maravillosas que publico hoy aquí. 


Os dejo algunos vídeos de Niña Pastori, algunos son del concierto de ayer, otros no los he encontrado todavía: 

Reacciones:

9 comentarios:

  1. Me alegro mucho que disfrutaras. La verdad que los conciertos cuando son grupos o cantantes a los que admiramos, emocionan un montón!! Me ha gustado mucho la entrada, has demostrado mucho sentimiento y has plasmado a la perfección el sentimiento que tuviste anoche. ¡Enhorabuena!
    ¡Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  2. Como se nota que has disfrutado un montón. Y es que la Niña Pastori se entrega en sus conciertos siempre totalmente. Preciosas las fotos. Me has dado hasta envidia. Y mira que he ido varias veces a verla, jajaaj
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Impresionante concierto, como lo vivimos eh??
    A mi me emocionó muchísimo! Es una artistaza! Repetiremos!!
    un besote y gracias!!

    ResponderEliminar
  4. Me he emocionado mucho al leer tu blog, reflejas claramente lo que sentí ayer. Sigo a la niña Pastori desde que empezó y nunca la había visto en directo, y me emocioné mucho, disfruté cada segundo,e hice un recorrido por parte de mi vida al oir su repertorio. Grande niña pastori, grande!!

    ResponderEliminar
  5. Solo leyendo la entrada me emociono, tuvo que ser genial!!!me alegro que os gustase, el próximo no me lo pierdo!!!!

    ResponderEliminar
  6. María, fue un concierto muy emotivo, en un espacio pequeño, donde no bailamos, pero teníamos la sensibilidad a flor de piel. ;)

    Margari, jajaja, bueno, tú lo tienes más fácil que yo para verla, jejeje, y con todo, la he visto tres veces, pero la última fue hace ya unos cuantos años y fue un concierto muy muy distinto, al aire libre, aunque también se entregó un montón, recuerdo que llovía y la pastori siguió allí dándolo todo.

    ResponderEliminar
  7. Laura, siii fue muy guay!! gracias por las fotos little love!!!!

    Luis, muchísimas gracias, me alegra un montón que te haya gustado la entrada! Qué bonito cuando las canciones nos traen pedazos de nuestra vida!!

    ResponderEliminar
  8. Sonia, qué alegría despertar emociones!!!! siiii al próximo vamos juntos! mil besos!

    ResponderEliminar
  9. ¡Parece que el concierto fue grandioso de principio a fin! Esta mujer es inimitable. Fíjate, siendo paisanos y nunca la he visto cantar en directo. ¡Pero tiempo al tiempo! La canción "Cuando te beso" ha pegado fuerte, y es fácil que se quede en la cabeza. En cuanto a "Cai", ¡qué voy a contarte, que me maravilla!

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.