martes, 8 de noviembre de 2011

EL ARDOR DE LA SANGRE, de Irène Némirovsky


Esta vez, aunque lo he leído en francés (Chaleur du sang), me quedo con la sonoridad de su título en castellano: El ardor de la sangre. Simplemente, me fascina. Y es que esta novela breve habla de ese calor extremo que te corre por las venas cuando estás enamorado, joven y enamorado. Y lo hace con tanta candidez que es fácil sucumbir a su prosa, elegante, serena. 

El protagonista de esta historia es Silvio, que tanto viajó por el mundo en su juventud y que, ahora que es un anciano, apenas quiere salir de su pequeño pueblo del corazón de Francia en los años 30 del siglo XX. Es introvertido, huraño. Está prácticamente arruinado. Y es el narrador de una historia que no es la suya, sino la de su prima Hélène y la hija de ésta, Colette. Una historia familiar llena de secretos que el lector puede intuir a la vez que los descubre Silvio, porque no son grandes sorpresas, más bien las pequeñas miserias que a veces están demasiado cerca de nosotros y nos empeñamos en negarlas, o en taparlas con sábanas blancas, como a los muebles viejos del trastero, para que no se vean, y después lo único que descubrimos es que esas sábanas los han protegido del polvo y de la corrosión del tiempo, y permanecen intactos.

Lo mejor de esta historia es su narración, extremadamente serena, que me ha recordado en ocasiones a la precisión que emplea Gustave Flaubert en su obra maestra, Madame Bovary, una obra y un autor que debieron influir en la malograda Némirovsky. La autora capta a la perfección el hermetismo de los campesinos franceses y la importancia en guardar las apariencias, ahondando con certeza en su monotonía y en su estacamiento, siendo esto último, lo que enlaza con el verdadero tema de la obra: la repetición cíclica de los mismos errores generación tras generación, la sordidez humana. 

El ardor de la sangre fue publicado en 2007, unos 70 años después de su composición, cuando los biógrafos de la autora descubrieron el manuscrito olvidado y perdido entre los papeles de su editor.

No es una novela maravillosa, no es de esas que te dejan una sensación de plenitud, difícil sería teniendo en cuenta el drama candoroso que trata, pero sí es tremendamente inteligente, y se establece una extraña distancia entre la autora y sus personajes -algo que pocas veces ocurre, porque es complejísimo no dejarse llevar por un amor o un odio hacia los personajes que uno crea- para que el lector sea capaz de sacar sus propias conclusiones. Parece que a Némirovsky eran únicamente las precisas palabras las que provocaban ardor en su sangre. Muy recomendable para aquellos que gusten de una excelsa narración.

Reacciones:

12 comentarios:

  1. Lo leí hace un tiempo y me gustó mucho; quizás disfruté más con "El baile" que fue mi primer acercamiento a esta genial escritora pero, aún así, es una lectura que recomiendo a todo el mundo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Y yo que sigo sin estrenarme con esta autora, tengo que ponerle remedio pronto, a ver si el año que viene le doy una oportunidad porque cada vez me llaman más las reseñas y comentarios de sus libros. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  3. Cualquier reseña que veo de cualquier libro de esta autora es buena. Tengo que ponerle remedio pronto a no haber leido nada suyo... A ver si tengo suerte y me toca el libro de esta autora que sortea Carmen en su blog ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Me ha gustado mucho esta reseña y ha despertado mis ganas con esta novela (aunque en castellano). Me gustan los libros poco convencionales.
    bsos!

    ResponderEliminar
  5. No puedo estar más de acuerdo con todo lo que dices. Leí este libro hace poquito y me encantó. Aunque me gustó más El baile. Pero la prosa de Nemirovsky es tan sencilla y tan buena a la vez, que todo lo que escribe, engancha de una manera...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado la reseña.
    Tengo muchas ganas de conocer la obra de esta autora =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado tu reseña, en serio. Y me has acercado a una novela que no he leido, despertando mis ganas de leerla, lo cual te agradezco. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Laky, a mí creo que me ha gustado este más que El Baile, que me ha gustado pero es tan corto que quería que profundizara más en los personajes y en la historia. Pronto publicaré la reseña :) Beso!!

    Goi, sí, tienes que poner remedio, la mayoría de sus novelas son muy breves, excepto Suite francesa que yo no he leído, pero está bien que te estrenes con una más breve y que te dejes llevar por el estilo de esta autora. ;)

    ResponderEliminar
  9. Kristineta, ainss lo vi el otro día, gracias por recordármelo! ahora mismo voy a participar!! jajaja
    Ps. Hecho!! ;) Aunque como ha participado Laky se lo llevará ella, jajajaja

    Sandra, muchas gracias, me alegra que te haya gustado la reseña!! es una novela íntima con toques de universalidad que la hacen grande!!

    ResponderEliminar
  10. Margari, como le comentaba a Laky, a mí El baile también me ha gustado, pero es que me he quedado con ganas de más!!! Pronto reseña Besote!

    Shorby!! muchas gracias!! es una obra que destaca sobre todo por la manera en la que está escrita!!

    ResponderEliminar
  11. Kayenna, muchas gracias!!!! espero que te guste, que disfrutes con la precisión y la madurez de la pluma de Némirovsky!! besos

    ResponderEliminar
  12. Tengo muchas ganas de leer a esta malograda autora pero la verdad es que no acabo de decidirme.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.