sábado, 19 de noviembre de 2011

HABEMUS PAPAM, de Nanni Moretti


Uno de los directores más aclamados del cine italiano (y europeo) regresa a las salas comerciales con una comedia dramática, en la que no son pocas las risas pero en la que no renuncia a profundizar sobre los miedos y los demonios que se instalan a veces en el alma humana.

Fue hace unas semanas cuando tuve la suerte de ver esta película, antes de que se estrenara en España, en la Seminci de Valladolid, donde era una de las favoritas aunque finalmente no se alzó con ninguno de los preciados galardones. Y es que Habemus Papam peca de ser demasiado divertida para un festival que hace gala del dramatismo como es la Seminci. 

La película empieza cuando, tras el fallecimiento del Papa, los cardenales, obispos y arzobispos se reúnen en cónclave para escoger al nuevo representante de dios en la tierra. En ese primer momento, todo lo que cabría esperar se desmonta: los cardenales ruegan a dios que no les escoja, ninguno desea ser Papa (aquí ya advertimos que es una película de ficción total y disparatada, seguro que en la vida real tienen todos grandes ansias de poder…).

Y, tras varias votaciones (al más puro estilo Gran Hermano), eligen como Papa al anciano y bonachón Melville, un cargo para el que no está preparado, que le supera.  No es capaz ni de salir al balcón a saludar a los fieles.  A este nuevo Papa traumatizado da vida con acierto Michel Piccoli, nominado por este papel a los Premios del Cine Europeo. 

Desde ese momento, la película baila entre la risa y la ternura, entre el disparate y el drama. Hay alguna crítica al gobierno de ya depuesto Berlusconi (y es que a todo Silvio le llega su San Martín, ya saben ustedes) pero son tan leves que no creo ni tan siquiera que le hayan molestado. Moretti (que, además de dirigir, interpreta a un psicoanalista que intenta ayudar al nuevo Papa y después se ve recluido/prisionero en el Vaticano) no escatima en excesos, abusa de histrionismos, haciendo gala de un italianismo cómico que sabe añejo, pero que tiene un regusto dulce. 


Habemus Papam es una película hermosa, que conecta con el espectador, que juega de una manera tramposa con sus sentimientos, con sus risas y con sus (casi) lágrimas. Algunos la critican por excesiva, efectista e inverosímil, pero yo creo que se merece, con creces, las cuatro estrellas, porque el mensaje profundo y dramático está tapado por una manta de hilarantes situaciones que no hacen más que provocar más congoja y más ternura. Muy recomendable.

Reacciones:

12 comentarios:

  1. ¡Interesante título! Me ha llamado la atención eso de "comedia dramática". No sé, es algo que, ahora mismo, no puedo imaginar en mi cabeza. ¡Tendré que ver la película! Además, creo que merecerá la pena, sólo por ver a todos esos eclesiásticos implorando a Dios para no ser elegidos. XD

    ¡Por cierto, felicidades por tus 250 seguidores en el blog! ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Pues no me llamaba mucho esta peli, pero tras ver tu crítica, creo que la veré. Me gustan estas películas que despiertan ternura, una sonrisa... Pero que en el fondo tienen una buena carga crítica.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  3. Habemus papam tiene un problema: el resto de la filmografía de Moretti. Un director tan agudo, tan ácido, ha hecho una peli tan blanca, tan inofensiva...

    Como fan del director, creo que Habemus Papam tiene sus buenos momentos, pero que 'la iglesia' eran palabras mayores y Moretti no se ha querido pringar.

    No me parece ni que el actor esté especialmente bien (Moretti como secundario destaca más) ni que sea más profunda de lo que parece (revisen Caro DIario, en la que cada frase esconde mil y una referencias).

    Creo que la Seminci prefiriço apostar por autores y películas que necesitan más el premio. Esto, que es más o menos discutible, se suele hacer en todas partes. Y en este caso, creo que Habemus Papam no merecía premio.

    3 estrellas y gracias!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Pues nada, ahora iré a verla por tu culpa, jeje.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. No me llamaba nada la atención, pero vista tu crítica me han entrado ganas de verla así que me la apunto para acordarme! Como Jesús, me apetece ver a los obispos implorando no ser elegidos... jajajaja
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! A mi habemus papam me encantó. La ternura que transmiten los personajes, los momentos de risa, los momentos de emoción...pasé un gran rato viéndola y os la recomiendo a todos. Si podéis...en versión original.
    Por poner un pero, hay algunos momentos de la peli en que Nanni Moretti se recrea más de la cuenta, como por ejemplo en el famoso partido de voley.
    También puede que trate a la Iglesia con demasiada amabilidad, pero es que la ironía con humor que emplea este director para abordar el tema de la elección de un Papa no creo que tenga que ser más ácida o agresiva.

    Beso!!! (uy hace mucho que no comentaba x aquí jeje)

    ResponderEliminar
  7. Jesús, muchas gracias por la felicitación!!!! 250 y subiendo!!! bieeen!!! pues por ponerte un ejemplo de comedia dramática que seguro que has visto: la vida es bella, que estás llorando de pena por lo duro que es el fondo y se te escapan risas por la forma. Está película, por supuesto, no es la vida es bella, es mucho más amable en todos los sentidos, y más ligera también, claro, no llega al nivel de la obra maestra pero merece la pena verla!! ;)

    ResponderEliminar
  8. Margari, voilà!!! esta peli tiene momentos tiernos con los curas ancianitos, pero al final está hablando de los miedos que nos inmovilizan, a mí me gustó mucho!

    Los duelistas, la verdad es que creo que merece la pena!!! con críticas y todo!!!

    ResponderEliminar
  9. Xavier!! gracias por comentar!!! yo leí tu crítica y tus pegas, y creo que es normal que teniendo en cuenta la fimografía de moretti consideres que es una película blanca e inofensiva, y que te quedaras con ganas de más. Ahora bien, creo que si únicamente nos fijamos en esta, es una película que maneja con efectividad las mezclas emocionales y entraña toda una capa de profundidad tras esas risas flojas que nos regala. ;) me encanta que haya diversas opiniones!! yo le sigo dando cuatro estrellas!!!!

    ResponderEliminar
  10. Icíar!! jajajajajaja!! me ha encantado tu comentario!! lo sientoooo!!! espero que no te arrepientas!! seguro que no!!!

    Kristineta, no es la típica película que apetezca ver así sin más, sin grandes campañas, sin grandes nombres (con perdón del señor Moretti, que es un grande, pero no es Meryl Streep que puede mover a muchos más cinéfilos), pero si la ves, merece la pena. A mí no me defraudó!!!

    ResponderEliminar
  11. César, durante el partido de volley hay grandes momentos, es verdad que se recrea, pero yo se lo perdono, en realidad era como un reflejo de como anda la política actual, divididos entre unos y otros, y unidos por aquí y por allá, y los italianos queriendo hacer un partido solamente de Italia, sin pertenecer a Europa!! jajajaja!! que grande Moretti!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.