lunes, 26 de diciembre de 2011

BEGINNERS (PRINCIPIANTES), de Mike Mills


Me decidí a ver esta película por dos razones: la primera, por Mélanie Laurent, una actriz francesa a la que descubrí hace unos años en la película Je vais bien, ne t'en fais pas, por la que recibió un premio César, y que me parece uno de los rostros más bonitos del cine francés, además de poseer unas enormes dotes interpretativas. Y segunda, porque esta vez sí, tiene un trailer que cumple el objetivo con creces: nos dice de qué va la película y nos deja con ganas de más:


Ewan McGregor protagoniza esta historia con dos líneas argumentales: por un lado, la relación con su padre, que al quedarse viudo le confesó que era gay. Por el otro, su historia de amor con una joven actriz a la que conoce en una fiesta de disfraces. Beginners es una película sencilla, sencilla y hermosa. Ha conseguido que una sonrisa tonta se me dibujara en la cara desde el principio, una sonrisa mientras veía desfilar ante mí las imágenes de esa historia de amor que nace sin palabras pronunciadas, que crece y que asusta. Ha conseguido que una sonrisa tonta se me dibujara en la cara mientras veía en la pantalla imágenes de ese anciano gay enamorado, disfrutando de la vida cuando ya apenas le quedaba tiempo, porque hay veces que sí, que más vale tarde que nunca.

Los actores están en estado de gracia, porque consiguen una naturalidad que hay veces que escasea, una naturalidad que les hace especiales, que les convierte en seres únicos. Los tres impecables: Ewan McGregor, con su capacidad para transmitir emociones desde el silencio, Mélanie Laurent, por sus miradas y su expresividad, y Chritopher Plummer, por su vitalidad, el más vital de los tres, a pesar de la edad, quizá porque sea el que menos miedo tenga a ser un principiante. Y un perrito, Arthur, entrañable. 

Su guión está cargado de bella nostalgia, que mezcla la tristeza y la esperanza, la emoción y las sonrisas, y su montaje la hace dinámica y su fotografía plásticamente atractiva, y el amor que se profesan los personajes pasa de estar latente a estar presente de una manera tan palpable que cuesta no rendirse a esta película, que cuesta no enamorarse de ellos. Y lo logra con una candidez que se aleja de moralinas y de pedanterías, con la más penetrante sencillez, la que conquista y deja un poso de gratitud en el espectador.  Mike Mills no plantea cuestiones ni da respuestas, deja que sea el espectador quien se pregunte y busque también la respuesta, si es que desea plantearse algo, si es que necesita responder a alguna pregunta. Y yo me pregunto ¿acaso tenemos miedo a enamorarnos? ¿a compartir nuestra vida? ¿tenemos miedo de desestabilizar nuestro mundo estable? ¿de destruir los pilares? ¿sentimos pánico de que el amor descoloque nuestro mundo tal y como lo conocemos y que el dolor de una una posible pérdida sea más fuerte al amor sentido previamente? 

Beginners ha sido mi sorpresa del año, un retrato melancólico que se aleja de clichés hollywoodienses, que te hace sonreír y que te emociona y te conquista, por la aceptación de uno mismo, por la alegría de vivir que se nos escapa a veces entre los dedos, por los recuerdos que pesan sobre nosotros y adquieren una forma y un nombre. Muy, pero que muy, recomendable. Porque todos somos principiantes

Reacciones:

15 comentarios:

  1. Gran reseña! A mí también me gustó mucho cuando la vi.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Tomo nota de tu recomendación.

    Un saludo.

    Ana

    ResponderEliminar
  3. Tiene buena pinta y encima haces una crítica super positiva así que me la apunto. Besos!

    ResponderEliminar
  4. Zamarat, muchas gracias!!! es una peli preciosa!!!

    Ana,espero que te guste, a mí me ha conquistado desde la sencillez!

    ResponderEliminar
  5. Kristineta, la verdad es que sí, que me ha salido una crítica muy entusiasta, jejeje, no pensaba que me iba a gustar tanto!! muaks!

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Yo la vi el año pasado en el cine porque me parecía que iba a ser una película original y diferente, porque Mélanie Laurent me parece muy buena (me encantó en "El concierto") y porque me encanta Ewan McGregor. Y salí del cine como describes, con una sonrisa y con ganas de vivir la vida. Una película 100% recomendable!!

    Salduos!

    ResponderEliminar
  7. Da curiosidad realmente.

    Que tengas unas felices fiestas de fin de año.

    ResponderEliminar
  8. Es tan bonito que asusta realmente, pero bueno si dices que no hay moralina, te creo, sin embargo si es idílico todo... y me interesa la cinta, me gustan los tres actores principales, espero que me entusiasme tanto como tú aunque creo que debe ser un pequeño filme solamente. Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Llegué acá a través de un comentario tuyo, y me encuentro con que publicamos nuestra opinión sobre la misma película. A mí no me entusiasmó tanto, pero aún así me pareció una aceptable propuesta sobre el modo de vivir nuestra vida, de vivirla como queremos.

    No se me dibujaron tantas sonrisas, ni les vi tanta química a los intérpretes juntos, pero me pareció un trabajo interesante y para tener en cuenta.

    Laurent se está abriendo espacio en la Fama. Espero que éso no le juegue en contra. Lo que sucede con los grandes cuando se encuentran con la Fama...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Pues a mi no me había llamado la atención, culpa de Ewan seguramente, que me parece un actor bastante insípido en sus últimas películas.
    Tal y como la has planteado puede que me anime a versión en vídeo.
    Besos y Felices Fiestas

    ResponderEliminar
  11. Me apetece verla, por un lado por tu recomendación, y por otra porque me encanta Ewan McGregor, para mí, ver una peli suya suele ser un acierte. Bsos

    ResponderEliminar
  12. Lalaith, me alegra que coincidamos!!!! tengo que ver el concierto!! ;)

    David, me alegra que te haya entrado el gusanillo, es una peli muy bonita! felices fiestas para ti también!

    ResponderEliminar
  13. Mario, hay pequeños filmes que son muy grandes, y eso es muy bonito, que se alejen de pretensiones y de la moralina, para mí, este consigue todo eso. me encantó!

    Rodrigo, siempre está bien ver otros puntos de vista, a mí, de todo lo que comentas, lo que sí me pareció es que había mucha química entre los protagonistas. A ver qué pasa con Laurent, todavía tiene que madurar pero va por el buen camino, saludos!!!!

    ResponderEliminar
  14. mientrasleo, ya está en video así que si te animas búscala, a ver si te gusta, en esta ewan mcgregror lo hace muy bien, está muy nostálgico, con un puntito triste.

    Carol, pues seguro que te gusta, a mí McGregor es uno de esos actores que ni fú ni fá, pero como le digo a Mientrasleo, aquí está en estado de gracia, con un puntito triste y muy nostálgico. Merece la pena!!

    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  15. No me llegó tanto como a ti Ismael. Una peli amable, muy bien interpretada por la pareja protagonista y por el padre (como dices), pero con numerosos fallos que hacen que no acabe de cuajar. Por ejemplo, no me gusta lo descompensado que está el perfil de Ewan McGregor y Mélanie Laurent (sí, la fantástica mujer de Malditos Bastardos), uno tan explicado y la otra nada. Como dicen por arriba, no les vi química entre ellos además. Tampoco me convence el ritmo lento y triste del conjunto, incluso cuando están pasando cosas supuestamente felices o divertidas. Pero en fin, se deja ver con cierta curiosidad, más que nada por comprobar (de alguien que lo ha sufrido en sus carnes) hasta que punto puede un padre incoherente con algo tan importante como su orientación sexual jorobar la vida de sus hijos. Quizá me esperaba algo más divertido.
    El concierto te la recomiendo también ;)

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.