sábado, 7 de enero de 2012

UN DIOS SALVAJE, de Roman Polanski


La última película del célebre Roman Polanski es un ejercicio de efectividad cinematográfica y un derroche de maestría interpretativa.

Basada en la obra teatral de Yasmina Reza, nos muestra el encuentro de dos matrimonios de clase media-alta de Nueva York para disculparse tras la pelea que han tenido sus hijos. Pero lo que parece un acto de buenas intenciones desemboca en un cuadrilátero de lucha entre los padres, algo que se preveía desde el minuto uno.

Un dios salvaje es una película dinámica, mordaz, que no decae, casi vertiginosa y que atrapa al espectador durante (solo) la hora y cuarto de duración. Y todo ello sin salir del piso donde se reúnen los matrimonios. Polanski consigue desenvolverse como pocos en los espacios cerrados y reducidos, un atrevimiento y un riesgo que solventa sin problemas.

Pero lo mejor de este filme es, sin duda, la interpretación de sus actores, cuatro grandes del cine: los oscarizados Christoph Waltz, Jodie Foster y Kate Winslet, junto con John C. Reilly comparten cartel y protagonismo en un duelo en el que todos salen airosos, aunque he de reconocer que mis favoritos son Christoph Waltz, con el cinismo más afilado, y Jodie Foster, interpretando a la madre hippie-cool que resulta que realmente es bastante mediocre. Los ataques y las réplicas continuas entre las parejas van avivando la tensión, y en esos momentos descubrimos que Kate Winslet está en plena forma (va de menos a más) y que Jodie Foster no lo está tanto (roza la sobreactuación en la última parte, pero su calidad interpretativa sigue siendo excelsa). 

Una película divertida y cruel a partes iguales que desmonta los códigos morales que todos conocemos y respetamos (aparentemente). Una película que nos desviste de la educación y el saber estar, que demuestra que cuando pellizcan a nuestros hijos, duele más que cuando nos pellizcan a nosotros mismos. 

No es una obra maestra, aunque tiene destellos de maestría y no cabe duda de que Polanski es un maestro, por atreverse a hacer un filme tan inteligente, tan ácido, que te hace reír mientras en tu subconsciente va calando una idea: "En el fondo somos todos unos hijos de puta". 

Reacciones:

10 comentarios:

  1. En verdad me gustó su trabajo, aunque no cai deslumbrado. Destaco en que lo mejor son las interpretaciones. Mi favorita es Kate, está maravillosa. Y el mensaje es como dices mordaz, tanto como la pelicula y su ritmo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gustaron mucho las interpretaciones y la película en general.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  3. MI querido Ismael, aquí estoy de regreso, ha sido un año largo y pesado el 2011, pero ahora estoy de vacaciones y he vuelto a leerte. Sin duda "actorazos" los que protagonizan la película y con la descripción que haces, ¡Voy corriendo a verla!
    Un abrazo enoooorme a la distancia y que la Luz que tú irradias llegue a los corazones que lo necesitan.
    Besos mil

    ResponderEliminar
  4. De lo que más espero del 2011. Pensaba aguantarme hasta que se estrenara en mi país, pero ese director y esos actores no dan más espera, así que la buscaré en internet.
    Un aliciente más para verla lo más rápido que pueda.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Si es que Polanski es un grande. Aunque esta aún no la he visto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Daniel, bueno, yo tampoco caí deslumbrado, jejeje, pero me pareció una película muy bien resuelta!!

    Zamarat, lo mejor que tienen son las interpretaciones, los cuatro están fantásticos!

    ResponderEliminar
  7. Paola, qué alegría verte aquí de nuevo!!! muy pesado 2011, sí, jeje, pero habrá que pensar que el nuevo año ha sido un punto y aparte y coger 2012 con ganas. En cuanto a la película, es un ejercicio de desnudo del todas las capas que nos impone a veces la sociedad, muy interesante!!!!

    Carlos Andres, en España la estrenaron en noviembre, así que no creo que tarde ya mucho en estrenarse en Colombia, no??

    ResponderEliminar
  8. Hilario, es muy mordaz, te va a gustar, quizá no sea una película tan grande como El pianista, pero es tremendamente efectiva y los actores están fantásticos!!

    ResponderEliminar
  9. ja ja me ha encantado tu comentario final :) Bueno, ya sabes que a mí me encantó, esa manera de hacernos reír mientras alucinamos con lo que está pasando, y lo peor es que es todo muy real, muy de nuestra sociedad actual y sus dos caras y doble moral. Me alegra que la hayas disfrutado. Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Carol, jajaja! gracias!! ;) un poco bestia pero así es, lo que pasa que unos más y otros menos... qué lástima, la verdad... un abrazo muy fuerte!!!!!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.