viernes, 24 de febrero de 2012

MI SEMANA CON MARILYN, de Simon Curtis


¿Un joven inexperto y anónimo teniendo un romance con la mismísima Marilyn Monroe? Pues sí, señores, de eso trata esta película, de Colin, un joven de 23 años que desea trabajar en el mundo del cine, y que consigue un puesto como tercer asistente de director en la primera película que rueda Marilyn Monroe en Londres. Ella está en el momento más álgido de su carrera, es una estrella internacional, una diosa, deseada y amada en todos los rincones del mundo. Pero Marilyn es también una mujer extremadamente frágil e insegura, adulada, sí, pero tan sola y tan falta de cariño que está a punto de resquebrajarse en mil pedazos de cristal. 

Estamos ante un biopic que, al contrario que La dama de hierro, en el que se intenta abarcar la vida completa de Margaret Thatcher, se profundiza en una sola semana de la existencia actriz norteamericana, por lo que se podría afirmar que el término biopic queda aquí incluso difuminado, pero el retrato de la vida, del trozo de la vida de Marilyn, es profundo y sincero, y eleva la película. 

La película comienza fuerte, es muy, muy dinámica y funciona. El montaje dinámico ayuda a que el espectador se meta de lleno en pocos segundos en la historia. Es fácil empatizar con todos los personajes, desde el joven Colin (al que da vida Eddie Redmayne) hasta Sir Laurence Olivier, actor y director de la película (interpretado por un maestro de la interpretación, el británico Kenneth Branagh, nominado al Oscar por este papel en el que derrocha tablas y madurez, un papel cómico, histriónico y atormentado). Pero es Michelle Williams la que tiene el papel más difícil del filme, una interpretación de las que se quedan en la retina, no sólo por el parecido físico, indiscutible, por la mímesis que se ha logrado con Marilyn, sino también -y sobre todo-  por la dualidad a la que está sometido el personaje, por la complejidad psicológica, por conseguir derrochar la sensualidad y la inocencia, el desparpajo y el drama. Michelle Williams llena la pantalla con su vulnerabilidad, con esa imagen dorada que oculta un "otro yo", que es su "yo" más real. Una de las mejores interpretaciones femeninas del año. Merecido Globo de Oro y merecidísima nominación a los Oscars.

Tras ellos, hay que mencionar el trabajo de Emma Watson, que comienza a desligarse se su papel de Hermione en la saga Harry Potter. El papel es muy pequeño, pero está chica llegará lejos. También es pequeño el papel de la gran dama británica de la interpretación, Judi Dench, siempre espléndida. En esta ocasión, su pequeño papel vuelve a condensar la esencia de esta película, cuando dice que "Marilyn Monroe es una estrella que se está esforzando por ser una buena actriz". 

Mi semana con Marilyn es la historia de un amor imposible, de un romance fugaz, es una película ligera y luminosa, que consigue entretener, sacar alguna sonrisa, con destellos de emoción. No es una obra maestra, pero es una obra que funciona y, sobre todo, es un ejercicio de dignidad y brillantez de una actriz que ha conseguido una interpretación que merece todos los halagos. 

Reacciones:

12 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo en muchas cosas, no en todo. De hecho, llegué a mencionar en mi crítica a LA DAMA DE HIERRO, no para compararlas como biopics, sino para comparar a sus personajes: íconos que uno cree fuertes, pero que la misma trama se encarga de mostrarlos débiles.
    Michelle Williams ofrece algo muy bueno, y el Globo de Oro es merecidísimo, pero la nominación al Oscar me parece demasiado. Kenneth Branagh, sin dudas, la estrella de la película: estupendo. Y el resto del reparto (entre los que destaca, como de costumbre, Judi Dench -¡a esa mujer la vi en tres papeles insignificantes este año y los tres son impecables!) cumple.
    Igualmente me falló en muchísimas cosas.

    Gran crítica. Bah. Como siempre, jeje.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rodrigo!! muchas gracias!! eres un crack!!!!
      A mí me parece una nominación merecida, al menos este año, con las interpretaciones femeninas que ha habido... también era de esperar que la nominaran teniendo en cuenta que hace de Marilyn, el gran icono americano.
      Coincido contigo en lo de Judi Dench, impecable aquí, impecable en J.Edgar también.
      No es una obra maestra ni de lejos, pero funciona, y eso se agradece.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. A mí me entretuvo, me gustó. Merece la pena!
      abrazos!!

      Eliminar
  3. Aunque Williams me ha gustado, me quedo con Branagh, que creo que está estupendo. Creo que mucho mejor que Williams, que me ha parecido bien y poco más.
    Una vez más vemos un retrato de Marilyn en la que no queda especialmente bien parada. Falta de confianza, falta de cariño, miedo a todo, falta de comportarse con respeto frente a sus compañeros de trabajo... problemas mentales... ´Marilyn sólo es feliz cuando hace lo que le apetece cuando le apetece, sin presiones, sin horarios... sin disciplinas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí Williams me ha encantado, no me esperaba que fuera a estar tan bien, Brangh también me ha gustado mucho, pero el papel de ella me ha enamorado!! jajaja!

      Eliminar
  4. Una vez más mi ignorancia queda puesta de manifiesto...
    No me dijo gran cosa, la verdad. No me acabó de llenar... Demasiado cine sobre cine este año... Las interpretaciones correctas, no diría más, si bien es la señorita Williams la que destaca...joer, el papel era un bombón para cualquier actriz, no darle brillo hubiese sido un crimen..
    Desde la ignorancia (mayor cada vez), Lucas Liz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lucas, jajaja, me hacen mucha gracia tus comentarios!! Es verdad que este año ha habido mucho cine como cine, no hay duda. A mí me pareció una peli muy efectiva, u es cierto que el papel era un bombón, pero lo ejecuta a la perfección, no crees??
      Me parece a mí que tu ignorancia no es tanta... jajaja

      Eliminar
  5. Me alegro de coincidir contigo, ISMAEL CRUCETA. Puede ser una película ligera, como dicen algunos, pero está muy bien explicada, es cercana y, sobre todo, muy bien interpretada. Michelle Williams está de Oscar y muy bien acompañada por un plantel de secundarios de oficio. Una de las grandes sorpresas de la temporada. Por cierto, no te pierdas 'Shame'. SEN-SA-CIO-NAL. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, está muy bien explicada, desde el primer plano además, y eso es digno de elogiar, verdad que sí?? A mí me parece que Michelle Williams también está de oscar, pero es que este año era de Meryl, que es una fuera de serie. Me apunto tu recomendación, la verdad es que las críticas de Shame son magníficas. Abrazos!!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.