sábado, 10 de marzo de 2012

Crítca de 50/50 de Jonathan Levine


Me disgusta tener que publicar esta crítica hoy. No porque la película no me haya gustado, no. Al contrario, me ha encantado. Me disgusta porque, tal y como sucediera el pasado año con BlueValentine y Rabbit Hole50/50, que consiguió dos nominaciones en los últimos Globos de Oro (Mejor Película y Mejor Actor de Comedia para Joseph Gordon-Lewitt) no ha llegado a las salas de cine españolas. Y, por el momento, parece que no hay fecha de estreno prevista. Esto nos lleva una vez más al eterno debate de si es lícito el visionado de películas a través de Internet. Porque si una película consigue nominaciones en la temporada de premios, quiero verla antes de la ceremonia. No meses después. O incluso nunca, como pasó con las anteriormente mencionadas, que creo que ni siquiera llegaron a las salas. Porque las productoras se duermen en los laureles y en este mundo global que se mueve tan rápido no estamos dispuestos a esperar tanto. 

Por eso busqué este filme sobre Adam, un chico de 27 años al que le diagnostican un cáncer de espalda. La película nos muestra cómo esta nueva y dolorosa situación afecta a su vida y a sus relaciones. En el trabajo, con su novia, con su mejor amigo y su madre. De corte indie, con esa luminosidad especial y característica que han adquirido este tipo de películas en los últimos años (fácilmente reconocibles, incluso por la luz: Juno, Pequeña Miss Sunshine, Beginners..) 50/50 (Fifty fifty) quiere presumir de ser una “comedia dramática” y, sin embargo, me cuesta encajarla en cualquiera de los dos géneros. No es una comedia, no puede serlo cuando el tema que trata es realmente duro, cuando a un joven le desestabilizan y parten la vida. Cuando en algunas partes los ojos se llenan de lágrimas. Pero tampoco es un drama,  no es un drama por la naturalidad con la que tratan el tema, por el derroche de frescura que exhala el protagonista, una frescura que viene dada por su juventud y sus ganas de vivir. Y precisamente es esa naturalidad y esa frescura las que hacen de esta película uno de los títulos imprescindibles del año. Imprescindible porque la película funciona a la perfección durante los 100 minutos, porque combina el entretenimiento ligero con un mensaje de positividad que va calando, que hace que una sonrisa se dibuje en el rostro. Este es el cine que me gusta. El que consigue despertar emociones en mí, el que se aleja del maniqueísmo, incluso desde una visión comercial, realizada para gustar. Y que gusta, y eso, al fin y al cabo, es lo importante. 

50/50 es una película valiente, que no teme en hablar del cáncer sin tabúes, que no teme en decir “esperanza de vida”, incluso “muerte”. Y que se aleja de los tópicos soporíferos de los dramas que suelen abordar el tema (como Restless, la última y fallida producción de Gus Van Sant). El director, Jonathan Levine, sabía lo que quería, pero ha dejado a sus actores brillar: en primer lugar al protagonista, Joseph Gordon-Lewitt, que demuestra una vez más que es uno de los actores más a tener en cuenta del nuevo panorama interpretativo de Hollywood. Enamoró en (500) Días Juntos, no defraudó en Origen, y este año le veremos a las órdenes de Nolan y Spielberg. Joseph Gordon-Lewitt es el actor idóneo para este tipo de papeles en los que se precisa naturalidad y sencillez. Y demuestra que es capaz de sostener el peso cuando la película lo requiere.

Secundándolo tenemos a Seth Rogen, encargado de provocar la carcajada (a veces lo consigue, a veces no) y de convertirse en el amigo incondicional, pase lo que pase; también a Anna Kendrick, que vuelve a hacer un papel de listilla, como en Up in the air, que le va bien, pero a la que tengo ganas de ver en un registro diferente. Y a Bryce Dallas Howard, haciendo de insoportable una vez más, como en Criadas y señoras.  Es decir, todos los personajes tienen un perfil marcado y algo estereotipado, pero por alguna extraña razón consiguen funcionar, consiguen hacer que espectador disfrute.  Quizá la vi el día adecuado.

En definitiva, una película perfecta para una tarde de domingo rara, uno de esos días en los que no es necesario tener los sentidos demasiado despiertos, sino que lo que se busca es dejarse llevar, sin abandonarse tampoco a un producto hueco. Una película que merece el calificativo de “bonita”, sin pretensiones, digna de elogio. 

Reacciones:

14 comentarios:

  1. La verdad es que llevas razón en tu alegato sobre el mundo del cine, porque parece mentira como se mueve este mundillo. A mi también me da coraje lo que ocurre, porque, sin ir más lejos, no sabía nada de esta película. Y, por lo que cuentas, merece mucho la pena, así que no dudes que la veré.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si tendré razón, lo qué sé es que hay pelis que no llegan, y que, como dices, da un coraje tremendo... Te animo a verla, ya me contarás qué te ha parecido!! besos!

      Eliminar
  2. Desde que vi hace tiempo el trailer ,me apetece mucho ver esta pelicula. Creo que merecerá la pena, además el actor protagonista me gusta.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El actor lo hace muy bien, y la peli es una delicia, no es una obra maestra, ya sabes a lo que vas, pero es muy muy efectiva y bonita!

      Eliminar
  3. Yo también tuve que recurrir a internet para ver esta peli, que me habían aconsejado muchísimo. Me encantó; es tan sencilla y natural la manera en la que hablan de esta terrible enfermedad que no pude menos que empatizar con el protagonista, que, como bien comentas, lo hace estupendamente. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que coincidamos!! es una pena tener que recurrir a internet, porque no tengamos otro reMEDIO... besos!!

      Eliminar
  4. Yo nunca había oído hablar de ella, y probablemente la problemática que levantas sobre su potencial llegada o no a España no ayude. Lo cierto es que parece que es una de aquellas películas necesarias. Voy a investigar. ¿Se podría equipararla a "Intocable"? ¡Gracias y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Offus, tengo unas ganas tremendas de ver Intocable!! a ver si puedo esta semana!!!!!! te recomiendo esta mucho, es una peli muy bonita, de esas que dejan un buen sabor de boca :)

      Eliminar
  5. Tengo muchas ganas de verla, Joseph Gordon-Lewitt es un actor que me encanta =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es un actor muy efectivo y ha encontrado ya el tipo de papeles que mejor sabe hacer. Así que bravo por él!! besotes!

      Eliminar
  6. Tengo muchas ganas de verla pero es verdad, qué triste que no pongan una película como esta y sí otros bodrios...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaaa!!! eso es lo peor, que de repente llegan bodrios horribles a las carteleras, unos de aquí y otros de allí, y que no se comen un colín, y estoy seguro que esta película puede funcionar muy bien entre jóvenes y no tan jóvenes. Ainsss...7

      Besotes!!!

      Eliminar
  7. Me la apunto! Tiene buenísima pinta y me encanta cómo trabaja siempre Joseph Gordon-Lewitt. Estoy de acuerdo contigo, mucho perseguir las descargas en Internet, pero no nos dan ninguna alternativa, pretenden que sigamos viviendo en el pasado, y tienen que darse cuenta de que las cosas han cambiado y mucho, si queremos ver una película, debería estar disponible, que hay veces que alguna superproducción norteamericana está en todos los cines a la vez, ¿no podría haber más variedad? Lo mismo pasa con la tele, hay series que ni se han estrenado ni creo que se estrenen en España, de mucha calidad, y la única alternativa que queda son las descargas de nuevo. No pueden esperar que nos traguemos lo que nos echen y ya está, la democratización de la cultura en internet es un hecho, les guste o no. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carol por compartir tu opinión, la verdad es que no puedo entender como ocurren cosas así a estas alturas, como las productoras no se dan cuenta de que la gente no va a esperar a ver una película hasta que ellos quieran estrenarla... te la recomiendo, no es un drama, tampoco una obra maestra, sino una peli de esas que dejan un regusto amable. me gustó mucho!!! Un abrazo!!!!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.