miércoles, 20 de junio de 2012

ENRIQUE URBIZU: Reflexiones sobre el cine español


Esta mañana hemos coincidido en el Desayuno de Trabajo de Madrid de Cine con Enrique Urbizu, galardonado con el Goya a la Mejor Dirección en la última edición de los premios de la Academia por su trabajo en No habrá paz para los malvados


Os dejo con algunas de las frases de su intervención, que invitan, sin duda, al debate, que merece la pena leer y que demuestran la calidad y la profesionalidad del cineasta:

"La palabra que define a las películas presentes en la última edición de los Premios Goya es variedad, y también heterogeneidad: desde el thriller fantástico, hasta el género policíaco pasando por la comedia o el drama. No hay un común denominador, un único estilo. Pero es que, además, hay una diferenciación en el lenguaje, que se aprecia sobre todo en las nuevas generaciones. En España hay talento. Los del cine estamos acostumbrados a la escasez y a la penuria. Cuando fuera de nuestras fronteras ven nuestras películas no se creen que las hayamos hecho con tales presupuesto. Tengo mucha fe en que las nuevas generaciones de cineastas nos sorprendan con buenas ideas". 

"Las aulas están llenas de futuros cineastas, pero llegan prácticamente a la universidad como analfabetos audiovisuales. Es curioso que en un país que mira de reojo a su propio cine haya, sin embargo, muchas ganas de llegar a ser cineasta. Por eso deberíamos estar dispuestos a crecer culturalmente y no sólo económicamente". 

"Está claro que estamos viviendo tiempos muy difíciles en Europa, y los gobernantes no están tomando las decisiones adecuadas. Si consideran que todo lo que sea gastar en educación y cultura es un gasto y no una inversión están profundamente equivocados. Parece una obviedad, pero no termina de calar".

"Es evidente que no ir al cine no significa que la gente no consuma audiovisual. La industria norteamericana ha tanteado la simultaneidad de ventanas, y parece que no termina de funcionar. Por eso creo que la iniciativa de Paco León de llevar a cabo esta simultaneidad con su película Carmina o revienta es muy valiente y me parece muy arriesgada. Eso sí, las películas algunos las concebimos para bastantes metros de pantalla. Se está volviendo al consumo individual, privado y en condiciones de sonido o imagen bastante nefastas. Para mí... ¡Qué viva la pantalla grande!"


Foto: Natalia Pulido





Reacciones:

5 comentarios:

  1. Me quedo con lo de "Cuando fuera de nuestras fronteras ven nuestras películas no se creen que las hayamos hecho con tales presupuestos" y es que en este país para triunfar además de hacer las cosas bien, estas tienen que ser prácticamente gratis...a no ser que se cojan las maletas y a otra parte...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jolín que triste... a ver si cambiamos eso porque es una pena formar a gente en la especialidad que sea para que luego cojan las maletas y a otra parte, con el talento que hay aquí!!! revolucióooon!!!

      Eliminar
  2. Yo también me apunto esa frase César, a ver si nos vamos enterando ya a fuerza de que lo repita todo el mundo.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, creo que nosotros tres precisamente lo tenemos muy claro, falta que se entere quién se tiene que enterar... y me parece a mí que son personas precisamente que no tienen el talento ni la inteligencia necesarios ni tan siquiera para comprender eso... y ahí los tienes, robando y con los bolsillos llenos...

      Eliminar
  3. Comparto que la sensación en pantalla grande es única, pero la posibilidad de ver mucho y variado cine lo hace imposible de esa manera. Después nosotros acá en parte vivimos lo mismo que el refiere, el séptimo arte no tiene tanta apertura, es complejo hacer cine, la calidad en conjunto es baja (destacan pocos y solos) y la gente no se identifica mucho, no apoya el cine nacional, pero creo que la pasión de algunos por este motiva igual y lo que se haga bien llegara al punto, como esa frase de lo bueno brilla hasta en el fango. Un abrazo.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.