miércoles, 6 de junio de 2012

LOS NIÑOS SALVAJES, de Patricia Ferreira


Una de las cosas más gratificantes de un festival de cine es, posiblemente, que la película que más te ha gustado se convierta en la gran triunfadora de la edición. Eso es lo que ha pasado con Los niños salvajes en el último Festival de Málaga, donde ha conseguido la Biznaga de Oro a la Mejor Película, el premio al Mejor Guión y los galardones para Álex Monner y Aïna Clotet por sus interpretaciones. 

Ni tan siquiera el accidentado pase de prensa (hubo un problema de desincronización que tardaron un ratito en solucionar...) evitó que el buen hacer de Patricia Ferreira se pegara a la piel. Els nens salvatges es una película sólida, contundente. 
La película nos lleva hasta un instituto público y nos presenta las inquietudes y los miedos de tres adolescentes. Desde el principio de la película sabes que algo ha ocurrido, pero no sabes ni el qué ni a quién, y en eso Ferreira consigue despertar la congoja y la intriga de un espectador que está descolocado desde el principio y que se queda desmontado al final. No diré mucho más, porque lo mejor es que sea el propio espectador quién intente entrar en el reto y en el juego de saber qué es lo que está ocurriendo.

Esto fue lo que dije de ella:

Los niños salvajes es, para CAJÓN DE HISTORIAS, la propuesta más sólida e interesante de esta edición. Es una película que trata sobre la adolescencia pero, sobre todo, tal y como explicó la directora en la rueda de prensa, “es una defensa de  los adolescentes, y una crítica a los adultos. Es también una defensa encendida de la educación pública, que ahora, en tiempos de recortes, no sólo necesita el dinero que el estado hasta ahora le destinaba, sino que necesita el doble”, lo que despertó el aplauso entre los periodistas que allí estábamos presentes.

Patricia Ferreira es una directora con un bagaje que comienza a notarse cada vez más, una experiencia que se refleja en su buen hacerY es que esa solidez que hallamos en la película la encontramos también en el discurso de Ferreira, que tiene muy claro qué es lo que quería y cómo lo quería.  La directora contó que “la labor de documentación fue amplísima” y que tuvieron que empaparse del trabajo de los profesores en la educación pública. También desveló que el proyecto comenzó a fraguarse con anterioridad a La clase:  “cuando se estrenó esa película, me sirvió para darme cuenta de que Los niños salvaje se podía hacer”.


Con una trama perfectamente construida y bien hilada, la cinta cuenta además con unas interpretaciones cargadas de madurez, a pesar de la juventud de sus actores: Marina Comas, una niña con una mirada grave, de adulta (tiene un Goya en su haber por Pa negre), Albert Baró y Alex Monner, secundados por Aina Clotet y Ana Fernández.

Todavía queda medio año de estrenos de cine español y entre ellos, veremos lo nuevo de Fernando Trueba, lo nuevo de Bayona con Naomi Watts como protagonista o la adaptación de la novela Todo es silencio, de Manuel Rivas, dirigida por José Luis Cuerda, pero creo que Los niños salvajes merecería un hueco en alguna de las categorías importantes de los próximos Premios Goya, especialmente al guión y a la dirección de Patricia Ferreira. Porque es cine español de calidad. Porque, lejos de la superficialidad del entretenimiento, es el cine que merece la pena ver, que entretiene, por supuesto, pero que lleva un mensaje necesario que el mundo, nuestro mundo, necesita escuchar.  


Reacciones:

10 comentarios:

  1. No le suelo dar demasiadas oportunidades al cine español, ya que siempre me decepciona, pero en este caso parece necesario darle una oportunidad a una película diferente en el panorama cinematográfico actual. Estaré pendiente de su estreno, 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tizire, ya se estrenó hace unas dos semanas, creo, te animo a verla antes de que la quiten de la cartelera! un besoteee!!

      Eliminar
  2. Me ha encantado este final de tu post!Hoy me he levantado alegre y con energía, convencida de que los ciudadanos tenemos muchas cosas que decir y que exigir y, entre esas cosas, está la educación pública de calidad. No se puede dejar el futuro en manos de gente explotada, desanimada y sin recursos para formar y consolidar las mentes de un futuro que estoy segura de que si luchamos va a ser maravilloso. A mi también me encantó la película, es un órdago llevado a la ficción de lo que puede pasar sino se escucha atentamente a lo que los jóvenes quieren ser y soñar.
    Desde tu blog mando un abrazo a todos los que están con la selectividad en las facultades, ánimo chicos, ya no queda ná!!!
    Y para ti un abrazo gigante Ismael!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graaacias! me alegra que te haya gustado el final del post! claro que tenemos muchas cosas que exigir, la primera: que no nos mientan y que no se rían de nosotros. Y por supuesto, hay que exigir que no se destruya la educación! Yo estudié en la pública!!!!Un besote!!!! :)

      Eliminar
  3. Qué entusiasmo! la veré sin duda por el tema y por tu recomendación, entiendo que para no desvelar nada no quieras contar demasiado pero me he quedado con ganas de saber más!! Besillos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no puedo desvelar nada porque sería reventarla!! pero de verdad que merece la pena, a mí me dejó totalmente descolocado! si finalmente la ves ya me contarás que te ha parecido!! un besoteee!!!

      Eliminar
  4. Con lo bien que le fue en el festival y yo no fui a verla, le tengo ganas, un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo estaba muy feliz porque era la que quería que ganara!! y lo merecía!!! un besotee!!!

      Eliminar
  5. He leído ya varias críticas buenas. Habrá que verla

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sí!!! acuérdate de contarnos que te ha parecido cuando la veas!! un besoteee!!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.