jueves, 28 de junio de 2012

MALDITO KARMA, de David Safier


Maldito karma es la primera novela que publicó el alemán David Safier, con la que consiguió un gran éxito de ventas en su país en 2007, año en el que se puso a la venta allí. Un éxito que se multiplicó en los países en los que se fue publicando posteriormente. En España lo hizo en 2009, convirtiéndose en uno de los best-seller de la temporada. Y es que esta novela reúne los elementos necesarios para gustar: es ligera, es amena,  es divertida, se lee en un periquete y el mensaje que envía es bonito y positivo. Aunque todo esto, sin una editorial que apueste por el libro y realice una importante campaña de marketing, no es nada. Y el éxito no hubiera sido tal.

El libro está narrado en primera persona por la protagonista, Kim Lange, que comienza contando los desastrosos sucesos que le ocurrieron el día de su muerte. Y precisa que morirse no fue lo peor, de hecho lo sitúa en el sexto lugar de la escala. Kim, que era una presentadora de éxito con una vida aparentemente feliz se reencarna en hormiga, y el señor Buda le explica que esa reencarnación se debe a que no fue lo suficientemente buena para entrar en el Nirvana y que deberá acumular karma si quiere finalmente alcanzar esa luz que parecía abrazarla en el momento de morir y que la rechazó en el último momento. Pero Kim lo que quiere realmente es volver a ver a su hija pequeña. Quiere ver a su marido, al que había engañado con otro hombre justo la noche en que murió. Y todo esto desemboca en una aventura para la presentadora frívola, una aventura que comparte con Casanova (sí, el italiano), con el que se encuentra reencarnado también en hormiga, en la que el lector deberá acompañarles y disfrutar juntos de sus peripecias.

Es una novela muy ligera, estructurada en capítulos cortos que facilitan la lectura. El autor consigue depurar su estilo y hacerlo totalmente ameno y sencillísimo de leer, hasta el punto de que la novela perfectamente podría estar destinada a un público juvenil. No es una obra maestra de la literatura, es un libro de piscina y mojito. De diversión, y ese propósito lo consigue con creces. Si no hay carcajadas, sí que se pasan buenos ratos con la lectura. Y cuando lo que se busca es esa desconexión, merece la pena. Además, Maldito karma es una invitación a reflexionar sobre la vida que a veces, sin querer, llevamos. Una vida que avanza rápido, caprichosa, en la que dejamos escapar los pequeños detalles importantes y en la que se plantea como el éxito profesional puede eclipsar el resto de ámbitos importantes que deberíamos aprender a valorar. Safier juega con este sentimentalismo y esta moralina, pero la ligereza con la que lo hace le da una frescura a la mayor parte del libro que hace que no caiga en lo vulgar y obvio que tienen los libros de autoayuda al más puro estilo Paulo Coelho.

Si alguien considera que este tipo de libros descafeinados no son lo suyo, que se aleje lo máximo posible de Maldito karma. Si alguien, por el contrario, quiere pasar un rato divertido sin pretensiones y acompañar a Kim en su viaje hacia el Nirvana, esta es su novela.



Reacciones:

13 comentarios:

  1. Tengo mucha curiosidad por conocer a este autor. Creo que hay épocas del año en que el cuerpo (y el alma) nos pide lecturas divertidas, relajadas y que no exijan demasiada concentración. Además eso de "piscina y mojito" está muy bien pensado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Jo a mi me encantó, me reí muchísimo. Eso si, coincido contigo en que es una novela de piscina...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Lo tengo esperando en la estantería desde hace tiempo, es un libro de esos que como dices que atrae para leer en verano así que a ver si este me animo con él
    besos

    ResponderEliminar
  4. Pues yo tengo ganas de leer un libro relajadito, que me permita desconectar y echarme unas risas... Ya lo tenía apuntado, pero lo adelantaré en mi lista para leerlo a lo largo del verano. 1beso!

    ResponderEliminar
  5. Estoy convencida de que hay momentos para distintos tipos de lectura. Que no todo pueden ser clásicos ni obras intelectuales, sino que hay cabida para el mero entretenimiento. Reconozco que a mí me gusta leer por placer, por entretenerme, así que la mayoría de las veces mis lecturas están más cerca de esta obra que reseñas que de otras más "serias", pero creo que hay que valorar todo en su intención. No puedes juzgar bajo el mismo rasero este libro que Ensayo sobre la ceguera, por ejemplo.

    Vaya, que no he leído a Safier todavía, pero me apetece, precisamente por ver que parece una lectura sencilla y divertida.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  6. Aunque sea una novela divertida, el trasfondo da para pensar si uno esta dispuesto. A mi me gustó mucho esta novela

    ResponderEliminar
  7. Precisamente me compré ayer el libro. Ya te contaré mi experiencia!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo en casa desde hace tiempo pero no acabo de encontrarle el momento. No sé por qué me lo compré, la verdad, porque no me llama demasiado...
    Besos,

    ResponderEliminar
  9. Pues es de esos libros que tengo pendiente de hace tiempo. Y lo único que busco desde luego es eso, pasar un rato entretenido y ligero.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Por fin te has decidido a leerla :) Nunca me he reído tanto en voz alta y por la calle con una novela y ésta lo consiguió. Es divertida, amena y exacto, ninguna obra maestra pero entretiene y mucho :) Ahora me he animado con la siguiente novela del autor, Jesús me quiere.

    ResponderEliminar
  11. Lo acabo de empezar!!!
    Mañana en la piscina le daré un empujoncillo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. A mi me gustaría leerlo para echarme unas buenas risas al menos ;D
    besos!

    ResponderEliminar
  13. Coincido con eso de que es una lectura típica de verano, ligera y muy positiva, que en estos tiempos puede venir muy bien. Además, después de leerla ni se me ha ocurrido pisar una pobre hormiga, no vaya a ser jeje.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.