domingo, 12 de agosto de 2012

EL CABALLERO OSCURO: LA LEYENDA RENACE, de Christopher Nolan


Era difícil resistirse a ver una de las películas más esperadas del año: El caballero oscuro: la leyenda renace. Difícil por la efectividad y el efectismo de Christopher Nolan, por la participación de Marion Cotillard, protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS, y por comprobar si el listón, que estaba tan alto tras la impactante interpretación de Heath Ledger en la segunda parte de la saga, se mantenía. Vayamos por partes.

Nolan vuelve a demostrar que es un director ambicioso, complejo, al que le gustan los guiones laberínticos que requieren de la atención y participación activa del espectador, un espectador que no puede perder ningún detalle, cruzando líneas argumentales, enredando las historias hasta tal punto que el espectador termina desmontado, incapaz de creer que tal embrollo pueda resolverse. Nolan que es uno de los directores más a tener en cuenta dentro del actual panorama cinematográfico actual, que es capaz de arrastrar a millones de personas a las salas de cine, porque da al público lo que quiere ver, y reconcilia a la crítica y al público, y cada vez más, avanzando y consolidándose como uno de los mejores directores de su generación. Veremos si consigue estar presente en los próximos Oscars en alguna categoría artística. 

Con El caballero oscuro: la leyenda renace concluye la trilogía de Nolan que comenzó hace años con Batman Begins. En esta ocasión, el super héroe de Gotham, después de años desaparecido tras considerársele el asesino del fiscal Harvey Dent, regresa al primer plano de la actualidad de la ciudad para frenar los planes de catwoman y parar los pies a un terrorista que pretende que el pueblo sea quien tenga el auténtico poder de decisión en la ciudad. Así se podría resumir brevemente y sin spoilers esta nueva entrega en la que la acción no falla gracias a dos pilares básicos: los efectos especiales y la música de Hans Zimmer. Dos elementos que elevan la tensión y la espectacularidad de la película.

Nolan tampoco flojea a la hora de dirigir a sus actores, un trabajo especialmente complicado al tratarse de un reparto tan amplio. Pero algo debe tener este director para que entre él y los intérpretes se cree un vínculo que se prolonga en el tiempo y en las películas: Christian Bale, Michael Caine, Marion Cotillard, Joseph Gordon Lewitt o Gary Oldman son ya viejos conocidos del cineasta inglés. Quizá sea esa capacidad para retratar la psicología de sus personajes sin interferir en ella, sin posicionarse ni dibujarles como “los buenos” o “los malos”, algo extremadamente complicado tratándose de la adaptación de un comic de un superhéroe americano como es Batman, donde los buenos son buenísimos y los malos malísimos. Aquí, en cambio, cada uno de los personajes tiene sus argumentos, sus miserias y una historia personal a las espaldas que marca sus decisiones.

No hay "peros" en las interpretaciones. Christian Bale es capaz de asumir su papel de núcleo central, de eje principal, y lo hace con corrección. Y al mismo tiempo, es capaz de delegar para que el resto de los intérpretes brillen. Y como brillan. Desde Tom Hardy oculto tras una máscara en el papel de Bane, hasta los siempre efectivos Anne Hathaway y Joseph Gordon Leweitt, pasando por uno de los  mejores actores británicos de todos los tiempos, sir Michael Caine. Tampoco hay que olvidar el papel de Marion Cotillard, que va ganando en matices, que va adquiriendo personalidad hasta convertirse en uno de los personajes principales del filme. Una Cotillard con algo más de peso en la película de lo que estamos acostumbrados a verla, debido a que rodó sus escenas poco después de dar a luz. 

Pero no todo iban a ser elogios. Porque esta crítica positiva podría ser también una crítica negativa, no a nivel técnico ni interpretativo, sino a nivel argumental. Porque, sinceramente, mi posición, a medida que avanzaba la cinta, iba acercándose más y más a la de “los malos”. Porque la violencia y el terror no es la vía, pero los preceptos de Bane me parecen mucho más dignos que los que pretende defender Batman en su rancio sistema capitalista. Porque es el pueblo de Gotham quién realmente debería tener el poder de decidir y los levantamientos populares antisistema son un reflejo de que el sistema no funciona. El terrorismo y la destrucción no es la vía, pero parece, por desgracia que es la única efectiva, porque mediante el diálogo y la palabra lo único que se consigue es que la sociedad se convierta en un hazmerreír vendida a unos políticos ineptos y tontos, porque no hay otra palabra para definirlos, como los que gobiernan actualmente en España, sin ir más lejos.

Y por último, y volviendo al aspecto puramente cinematográfico, aunque compleja, entretenida y vibrante, El caballero oscuro: la leyenda renace no consigue superar a su antecesora, quizá, o seguramente, debido a la ausencia de Joker, a la ausencia de ese Heath Ledger en uno de las mejores interpretaciones masculinas que he visto en toda mi vida. Digno final para la saga, gran película de acción para los fieles a Nolan y los amantes de los comics, y también, por qué no decirlo, no apta para aquellos que creen en que los superhéroes no deberían llevar capas, y que las decisiones, para que el mundo vaya mejor, y buena falta que le hace, las debería tomar el pueblo, ese pueblo soberano que, por desgracia, es menos soberano hoy que nunca. 

Reacciones:

7 comentarios:

  1. Hombre que ganas de ver esta pelicula! la primera me gusto mucho y la segunda se supero
    !

    besos!

    ResponderEliminar
  2. Yo disfruté mucho viéndola =)

    Estoy completamente de acuerdo, los efectos y la bso impresionantes... aunque dejó el listón muy muy alto en la peli anterior.
    Me gusta el trabajo de Nolan, me parece un director bastante competente.
    Bale es de mis actores favoritos, así que no soy especialmente subjetiva con él =)

    Me hizo "gracia" eso de que el pueblo tome el poder... apropiado para los tiempos que corren¿?
    (a más de uno le hacía yo elegir entre muerte o exilio, aunque aquí como no los tiremos al Manzanares xDD)

    Eso sí, quiero una moto como la que sale en la peli xDD

    Besotes

    PD. Confío en que saquen un pack con la trilogía para Navidades... ñam ñam ñam =)

    ResponderEliminar
  3. Con ganas me dejas de ver esta peli, que sólo estoy viendo buenas reseñas, aunque todas señalan algún perito que otro. Pero Nolan me encanta, así que esta película no me la puedo perder.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Por fin alguien que piensa como yo.. jajaja. En el cine casi vuelvo loco a mi chico diciéndole.. "pero si yo voy con los malos". :-)
    Como película me parece estupenda, pero ese trasfondo ideológico que dice.. "amigo.. esto es lo menos malo que puedes tener" no me moló nada de nada... pero nada.. Además muchas imágenes, como la de polis contra el pueblo.. me recordó a situaciones actuales. No sé.. estaré demasiado susceptible con el tema, pero es lo que pensé cuando la ví.
    El final, me gustó bastante.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hace un par de semanas que la he visto y me ha gustado mucho aunque no me quedo con ella como la mejor, pero sí me pareció muy buena, la verdad es que las tres me han encantado
    besos

    ResponderEliminar
  6. El problema que tuve con esta película es que su antecesora había dejado el nivel muy alto, pero aun así me gustó. No es mi preferida de Batman, pero es tremendamente entretenida, las horas se me pasaron volando.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Todavía no la he visto porque no soy de supehéroes pero no dudo que la parte técnica tiene que ser impresionante!! Y Zimmer es una gran baza!!
    Saludos.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.