martes, 11 de septiembre de 2012

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY, de E.L. James


Parece que cada año hay un libro -o una saga- destinada a convertirse en best-seller. Hay veces que el libro de la temporada tiene una calidad literaria tolerable, como ocurrió hace un par de años con El tiempo entre costuras, que fue un bombazo en España. Otras veces, la calidad brilla por su ausencia. De hecho, ni brilla, más bien produce náuseas. Fueron éxitazos de venta los libros de Harry Potter (de los que soy fan), los de Federico Moccia o la saga Crepúsculo, por supuesto. Y este verano le ha tocado a la autora británica E. L. James con Cincuenta sombras, una trilogía que se inicia con esta novela: Cincuenta sombras de Grey. 

Aun sabiendo que no sería mi lectura del año, decidí embarcarme en esta historia cuyo argumento será, a estas alturas en las que el sol deja de calentar tanto, bien conocida por todos: la relación entre Anastasia y Christian, una joven inocente y un rico -y atractivo- empresario que tiene unos gustos sexuales, digamos, peculiares. Una relación de dominación y sumisión. 

Cincuenta sombras de Grey es una novela muy ligera, que se lee fácil y que es concebida no como literatura, sino como producto de ventas, que viene acompañada por una campaña de marketing agresiva y eficaz que la ha colocado en los primeros puestos de ventas de libros de ficción en todos los lugares donde se ha publicado. Una campaña de marketing que ya la quisiera yo para mí, para mis libros. Pero es complicado que cuando a uno le interesa la literatura de verdad tenga un éxito así de abrumador en tan corto espacio de tiempo. Tampoco lo querría, no querría venderme así. Porque creo en la literatura, y esto, lo que ha hecho esta autora, reitero, es un producto de ventas.

No lapidaré la obra. No diré que es una mierda que no merece la pena porque lo único que conseguiría es despertar más vuestra curiosidad y animaros a leerla, si es que queda alguien todavía por hacerlo. No la lapidaré, además, por una razón: el hecho de conseguir que gente que nunca -o casi nunca- lee se haya decidido a comprarlo me parece positivo, al fin y al cabo. Sería más positivo que la gente leyera algo que mereciera más la pena... A Saramago, a Murakami, a Muñoz Molina, pero bueno, sé que eso es imposible. 

Asimismo, he de reconocer que consigue enganchar al lector: no da tregua. Desde la primera página va a por todas, al grano. A esa relación de atracción entre Anastasia y Christian que va a un ritmo vertiginoso. He de reconocer también que las primeras escenas sexuales que tienen lugar entre sus páginas consiguieron, incluso, excitarme. Lo que hace que esta novela erótica consiga su cometido, que es despertar esas sensaciones en el lector. Al menos en un primer momento. Pero, para mí, que un libro "entretenga" no es suficiente. 

Y es que a medida que avanzaban las páginas el libro caía en repeticiones tediosas, el sexo y las "pervesiones" de Christian dejaron de ser atractivas y atrevidas para convertirse en más de lo mismo, llegando a un nivel de hastío, de querer que acabe ya el libro, porque aunque las posturas y los juegos sexuales son diferentes cada vez, termina por ser aburrido. Y a nivel narrativo cae todo el rato en las mismas fórmulas. ¿Cuántas veces repite eso de "la diosa que llevo dentro"? 

Otra cosa que quiero mencionar es que, por lo visto, ya están apareciendo otros libros "eróticos". Muchos autores y, sobre todo, muchas editoriales, se suben al carro de las ventas. Por desgracia, no todas las editoriales tienen vocación literaria. Desde aquí, quiero recordaros que sí queréis leer novela erótica podéis haceros con un ejemplar de Las edades de Lulú, de Almudena Grandes, que va más allá del sexo para ahondar en el dolor y en la soledad.

Como conclusión, diré que la novela se atasca, no consigue mantener mi atención de principio a fin. Al principio sí, quizá por ese morbo, ese puntito picante y sexy. Pero después, cuando tenía que haber ido más allá, que es el cometido final de toda buena novela, se queda a medias, se vuelve mecánica hasta decir basta, y se transforma por completo en una novela erótica sin ningún tipo de interés literario, más allá de ser ese producto que despierta curiosidad en lectores habituales y en "esa otra gente" que sucumbe a las tendencias. Bravo por E.L. James que ha conseguido forrarse. Lástima por esa novela que podría haber sido y no es. Quizá, si hubiera tenido más calidad literaria no vendería tantísimo, ¿no creen? Dicen que no se le puede pedir peras al olmo. Ni, como dijo Shakira, andar arrojando a los cerdos miles de perlas. 

Reacciones:

37 comentarios:

  1. También se lo han currado muy mucho con el marketing... tiene mucho mérito (aunque lo del porno para mamás me sigue rechinando) =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, yo es que con lo del porno para mamás me meaba de la risa... he tenido pensamientos crueles, lo reconozco...
      Sabías que conozco a un chico que era editor de videos porno para el móvil y me contó que los que más consumían este tipo de productos eran inmigrantes y amas de casa??? yo flipé...

      Eliminar
    2. QUE!? Jajajajajajaj flipo, pero me lo creo!!!

      Ahora, un inciso, a mí me gustó bastante, teniendo en cuenta que en ese momento tampoco pedía peras al olmo (como con el segundo). Pero estoy de acuerdo con las opiniones más negativas, la calidad literaria es super floja y la protagonista absolutamente insoportable... lo peor es que en el segundo libro se supera xDD

      Eliminar
    3. Si te digo la verdad, no creo que lea los dos siguientes... ;)

      Eliminar
    4. No te pierdes nada, sinceramente =)

      Eliminar
    5. Así es, las amas de casa son principales consumidoras del porno por móvil en España y para ellas hay un creciente mercado de porno para mujeres dirigido por mujeres.
      Firmado: El ex-editor de video :)

      Eliminar
    6. Hace unos años me contaron que las ventas de películas porno de digital plus aumentaban durante las mañanas de lunes a viernes, el horario en el que muchas mujeres se quedaban solas en casa. Un dato curioso que parece que no deja de sorprender a hombres y mujeres ;-)

      En relación al libro diré que opino como tú. El libro me entretuvo (para mí eso sí es suficiente si es lo que estoy buscando en ese momento) pero creo que las otras dos partes no me van a aportar mucho. Quizás en algún momento caiga, pero por ahora tengo otras cosas pendientes...

      Besos!

      Eliminar
  2. Pues coincidimos en impresiones. Todavía no he publicado la reseña, quizás porque no he sabido cómo plasmar mi opinión al encontrarme con una novela monótona, repetitiva y por ratos tediosa. Mi sensación fue la misma que comentas: empecé con muchas ganas, me enganché con los primeros encuentros de Anastasia y Christian, pero al final acabé aburriéndome, pues parecía que cada escena se volvía a repetir, sólo que en escenarios distintos. Evidentemente, aplaudo el hecho de que haya conseguido animar a la lectura a mucha gente que antes pasaba del tema, pero para los que llevamos años apasionados con las letras, deja mucho que desear.

    ¡Un abrazo, amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos entonces Jesús. No sé tú, pero yo al menos, cuando me encuentro con una lectura así tengo miedo de que me lapiden en la blogosfera, jajaja. Aunque siempre me termino liando la manta a la cabeza y afilo la lengua viperina, que para eso estamos aquí, para elogiar cuando las cosas nos llegan dentro y para criticar lo que no nos gusta. Si no, seríamos serviles. Y suficiente tenemos ya con "tragar" con cosas de esta sociedad... un abrazo amigo!!!!! fuerte!!

      Eliminar
    2. Con vuestro permiso, me meto un poquito en la conver... no creo que os lapiden xDD
      Si vieseis las opiniones en foros, alucinaríais.

      Eliminar
    3. Te puedes meter, Shorby, seguro que Jesús también está encantado ;)
      La verdad es que no suelo mirar foros, pero no me extraña... sobre todo si esos foros son literarios... un besote!

      Eliminar
    4. ¡Sin problemas, Shorby! Encantado de que te unas a la conversación.

      Ismael, es la sensación que he tenido. Ante tanta crítica favorable pensé: "¿Cómo digo yo ahora que me he aburrido y que le veo faltas por todas partes?". Además, el libro me llegó a través de una editorial, así que cuesta más aludir a aspectos negativos. Pero oye, que como bien dices, tenemos que tener preparada nuestra lengua (y las manos para teclear lo que ella quiera decir), para elogiar o para criticar. Al fin y al cabo, es nuestro espacio, son nuestras opiniones. ¡Y ahí nadie manda! :) ¡Más abrazos!

      Eliminar
  3. Pues estoy totalmente de acuerdo contigo, en mi caso he de reconocer que la historia sí me enganchó y tengo curiosidad por ver cómo termina, pero está claro que es un producto de marketing, la calidad literaria es nula y acabas cansado de que repita siempre lo mismo. Me ha gustado mucho tu reflexión de que es de agradecer que al menos sirva para que la gente que no lee habitualmente la haya comprado, que siempre es algo positivo.
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Tatty, supongo que es positivo que la gente invierta en literatura, verdad?? Yo aplaudo que las personas compren libros, sean los que sean!! :)

      Eliminar
  4. Básicamente estoy de acuerdo con tu opinión. Estoy terminando el tercer libro. Y créeme, la cosa no mejora. Más de lo mismo. El caso es que continúo leyendo por curiosidad de saber el final. Creo. Porque ya estoy pensando que es por pura tendencia bdsm (voy a acabar poniendo los ojos en blanco y hablando con la diosa que llevo dentro, mi nueva amiga imaginaria. Qué tortura!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, me ha hecho mucha gracia tu comentario... bueno, si tienes tendencia bdsm disfrútala!!! ;) yo con el final del primero me he quedado muuuuy loco, porque me pareció la cosa peor resuelta del mundo. Pensaba que terminaría dejándolo en suspensión totalmente, no de esa manera tan precipitada. creo que no me hace falta más para conocer el final, el título de la tercera me lo dice todo...

      Eliminar
  5. Hola Ismael. Muy buena la entrada de hoy, como siempre. Pero, te propongo un reto: prueba ahora intentar leer la segunda entrega de la trilogía. Yo la abandoné en el segundo capítulo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Offus, querida! Por fa, no me retes que creo que es una tortura!!!! jajaja! un abrazo fuerte!!

      Eliminar
  6. Aunque he leído reseñas hiper positivas, le he cogido un poco de manía a este libro, por lo que creo que no me voy a animar a leer este libro jamás de los jamases. Creo que soy más de la opinión de aquellos que creen que este libro es puro marketing. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es puro marketing, te lo digo ya. Que luego haya gente que lo disfrute, sí, pero por eso no deja de ser puro marketing. De hecho, no creo que eso sea malo del todo, simplemente, espero que detrás del marketing haya "algo más". besotes!

      Eliminar
  7. Estoy como Tizire, que de tanto verlo ya le he cogido manía a este libro. Además de que sin leer el libro me parece que me conozco la historia al dedillo y el final de la trilogía es bastante previsible. Así que con tanto lectura esperándome, no creo que llegue un día a leer este libro.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo tu postura, la verdad. Por eso mismo no creo que lea yo las dos siguientes partes de la trilogía! besotes!

      Eliminar
  8. No quiero leerlo porque la vida es demasiado corta y hay muchos libros buenos aguardando a ser leídos. Sin embargo, pica la curiosidad, solo para saber que tan malo es y si es tan malo como Crepúsculo.

    Por supuesto, una reseña muy constructiva y demoledora. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo Crepúsculo no lo he leído así que no puedo compararte, pero este la verdad es que me ha parecido alejado de aquello que yo entiendo por "literatura". Gracias por lo de constructiva y demoledora, me gusta ;)

      Eliminar
  9. Hijo pues yo paso pero que mucho de este libro y de los dos siguientes. Cuando me mandaron el correo rebosante de marketing me dije que tras tanto bombo no podía haber nada bueno...Aun así decidí esperar a ver las primeras impresiones del libro y no gracias. Tengo muchísimos libros en casa, más best sellers o menos, que me apetecen más y, además, por lo que muchos contáis el libro es de "pena penita" para abajo...Así que no, no es para mi jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina, jejeje, te entiendo perfectamente. sobre todo después de que en cantidad de reseñas la gente lo ponga de pena penita pena, jajaja ;) muy bueno!!

      Eliminar
  10. Yo lo he leído y todavía no he escrito la reseña. Es verdad que engancha y que están muy bien descritas las escenas de sexo, pero poco más. No hay nada de calidad literaria y sí cosas muy repetitivas como lo de la diosa, las ruborizaciones y los ojos en blanco.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo del labio, que no se nos olvide, jajaja. todo el santo día mordiéndose el labio, que yo me lo imaginaba ya como una morcilla de Burgos...
      A mí las escenas de sexo me gustaron al principio, luego ya me cansaron bastante... leeré tu reseña! un besote!

      Eliminar
  11. Justamente hoy lo vi en la librería y recordé todas las cosas que se dicen de él. No es mi tipo, no suelo leer erótica y no tengo la mínima intención de gastarme un dineral (lo que cuesta aquí) por una novela que carece de calidad.

    Buena reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues haces muy bien. Yo tampoco pagaría por él, la verdad ; ahora parece que se van a poner de moda las eróticas, como ya pasó con los vampiros. que paren el mundo que yo me bajo! ;)
      un abrazo!

      Eliminar
  12. Pues qué decirte, por curiosidad intenté leerlo y no pude pasar de la tercera página. Es que ya comienza a puro cliché, si hasta me la imaginaba cual escena de cine (ahora que obviamente también la llevarán a la pantalla grande) y me resonaba a refritos por todas partes. Admiro que hayas podido terminarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo al principio me enganché un montón, es verdad que cae en el cliché y que es previsible, pero sabía que era ese tipo de libro y no me importaba. Hay veces que hace falta algo así para desconectar y esas cosas... pero es que se atasca mucho y es muuuuy repetitivo. Gracias por esa admiración profesada, jejeje. un besote!

      Eliminar
  13. A mí me pasa como a Shorby: el libro me gustó bastante, pero estoy de acuerdo con muchas de las críticas negativas que hay, porque hay que admitirlo, calidad literaria no tiene, es repetitivo hasta decir basta y Anastasia y Christian son un poco... especiales. El segundo me gustó más, pero el tercero es el que menos me ha gustado. Aun así, ya te digo, me quedo con un buen sabor de boca, quizás sea porque la historia me ha gustado y he dejado de lado todas las decenas de páginas que le sobran.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que te haya gustado, porque somos mayoría aplastante aquellos que estamos más bien disgustados, lo que empezaba a olerme a chamusquina, jajaja. Me alegra más todavía que reconozcas sus puntos débiles, a pesar de que te haya gustado!
      un besote!!!

      Eliminar
  14. Yo es que lei una escenilla y me entretuvo, pero nada más. Ahora mismo no busco cosas que me entretengan, si no que me emocionen al extremo diria yo ;)

    No creo que lo lea, y gracias a Dios ya esta pasando su "furor" en la bloggosfera :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Liz, lo que dices es muy bonito. Si buscas emoción, desde luego que este no es tu libro, jejeje.
      un besote!

      Eliminar
  15. Yo ya te digo que paso olímpicamente, y eso que he picado con otros fenómenos editoriales, pero es que en este caso no me interesa nada de nada, ni el tema ni como debe estar tratado, y vamos, que sin acercarse al libro ya se le ve el tufillo de que va a ser malo no, malísimo. Coincido contigo, para literatura erótica ya está "Las edades de Lulú" y alguno más seguro con mucha más calidad. Un beso

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.