viernes, 12 de octubre de 2012

VIAJE DE INVIERNO, de Amélie Nothomb


Vuelvo a acercarme a la obra de esta escritora belga que ya fue protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS y de la que he leído, con la que hoy nos ocupa, un total de cinco novelas. Amélie Nothomb posee un estilo propio, y eso ya es mucho decir de un escritor. Y es que el estilo propio es algo que valoro cada día más, sobre todo después de haberme enfrentado a últimamente a una obra escrita bien, sí, pero carente de cualquier rasgo de identidad, como si un joven de bachillerato escribiera una redacción para clase de lengua.

La escritora plantea aquí uno de sus argumentos más potentes. Nos sitúa en uno de los aeropuertos de París y el protagonista nos anuncia, en las primeras páginas, que hará estallar el avión de las 13:30. En esos momentos previos, Zoïle, que así se llama, nos cuenta el porqué de esa decisión, porque él no es un terrorista y lo remarca. Mejor dicho, se lo cuenta a sí mismo, reflexionando sobre el "fracaso" amoroso, si es que al acto de amar se le puede considerar fracaso. "Experimentar amor supone ya un triunfo", dice el protagonista. Porque Zoïle, a sus cuarenta años, ha amado a Astrolabe, en una relación correspondida, sí, pero coartada por una tercera persona, Aliénor, una brillante escritora que padece una especie de autismo a la que Astrolabe dedica todas sus atenciones, su vida entera.

El protagonista, en su calmada desesperación, se despoja de lo políticamente correcto, lo que puede llegar a incomodar a un lector. Esa sensación de incomodidad es positiva, puesto que te remueve y te obliga a seguir leyendo para entender a este hombre que no supo vivir a tres. Es curioso que sea la del hombre la imagen del "atormentado", que sea él el que ve complicaciones donde quizá no las haya, en contraposición al estereotipo de mujer compleja -en el peor sentido de la palabra que podáis imaginar- e incluso histérica que se quiere dar a veces, sobre todo desde la literatura u otros "productos culturales" que se presentan bajo la bandera feminista, y que lo que enarbolan realmente es una posición de debilidad, bastante vacua y que deja en un lugar irreal y negativo a la mujer.  

La novela se lee rápidamente, como suele ocurrir con los libros de Nothomb, que te arrastran y te llevan hasta su territorio. Esta vez es menos cómico que otra de sus obras, aunque hay un punto de ironía, una pizquita mordaz en Viaje de invierno y algo de humor. Pero no todo lo que reluce es oro. La novela se me queda coja, como si la autora hubiera tenido miedo a acabarla, a dar un paso más y desafiar la realidad. 

A pesar de todo, Amélie Nothomb consigue que sus libros adquieran una viveza patente, y eso se debe a todo lo que de ella misma deja en sus obras. Aunque pueda parecer exagerado, algunas de las situaciones de Viaje de invierno ocurrieron en la realidad, y en 1997 un inspector de una compañía eléctrica visitó su apartamento y pensó que la compañera de piso de Nothomb era la escritora, ya que ella misma no podría serlo debido a su aspecto físico y sus pocas habilidades sociales. Y aunque Viaje de invierno está bien, sigo quedándome con sus novelas más autobiográficas: Metafísica de los tubos, Ni de Eva ni de Adán o Estupor y temblores. En las tres disfruté con una brillantez estilística y una incisiva ironía que aquí brilla bastante menos. 

Gustará a los incondicionales de la autora. Pero para aquellos que no lo son, considero que es mejor acercarse a otra de sus obras.

Reacciones:

14 comentarios:

  1. No me he estrenado aún con esta autora, así que te voy a hacer caso, y me animaré primero con sus obras más autobiográficas, que parecen estar mejor.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Haces bien, Margari, sus obras autobiográficas se disfrutan más :) un besotee!!!

      Eliminar
  2. O sea, que no te ha gustado mucho. A mí también me gustan sus novelas autobiográficas. La de Metafísica de los tubos, no la he leído, y no sabía que era auobiográfica, así que si acaso, cogeré mejor esta. Veo que la de Biografía del hambre no la has leído, a mí me gustó, y está también en esta línea que habla sobre ella.
    La verdad que la única novela de ella no autobiográfica que he leído, no me gustó (la de Acido sulfúrico). Así que te haré caso, y descarto esta, porque a mí me gusta Amélie Nothomb, pero no soy una incondicional :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, tampoco me ha disgustado, pero es una de esas novelas que se leen y no dejan demasiadas huellas... la de metafísica es de su infancia, está bien, mejor que esta en mi opinión. Me apunto biografía del hambre! Muaks!!!

      Eliminar
  3. Todavía no me he estrenado con esta escritora, dejare pasar este libro y empezaré por otra de sus obras.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marga, te recomiendo empezar por Estupor y temblores. ;)
      besotes!

      Eliminar
  4. Pues como aún no he leído nada de ella, mejor que no comience con éste, verdad?
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te recomendaría Estupor y temblores o Ni de Eva ni de Adán para comenzar. Sobre todo el primero. Muaks!

      Eliminar
  5. Es una autora que me encanta, aunque todavía me queda por leer de ella... =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby, la verdad es que ha publicado mucho en relativamente poco tiempo, verdad?? yo he leído 5 de ella, así que imagínate lo que me queda...

      besotes!

      Eliminar
  6. De esta autora solo he leído Antichrista y aunque no me gustó nada, quiero darle una segunda oportunidad, aunque no tengo muy claro con qué libro. ¿Alguna recomendación? Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buff, a mí ese no me gustó tampoco nada de nada... prueba con Estupor y temblores, es mucho mejor. Besotess!!!!

      Eliminar
  7. Por fin! Justo cuando te comento en twitter que no puedo comentar he podido entrar a los comentarios a través del enlace de twitter. A lo que vamos, a mí esta novela me entretuvo, como todas las de la Nothomb, tienes toda la razón en que tiene un estilo muy personal, algo muy valorable en un libro, especialmente con la gran cantidad de autores que hay que parecen unos calcos de otros. Es verdad que no es su mejor obra, pero a mí me hizo muchísima gracia la parodia-crítica que hace de sí mismo como escritora-babosa. Bsos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, intentaré ver a qué se debe lo de los comentarios... supongo que el explorador tendrá algo que ver y la plantilla del blog también... quiero cambiarla, a ver si encuentro alguna que me guste...
      En cuanto a la novela, es verdad que la parodia está bien, pero la novela empieza muy potente y va decayendo, en mi opinión... no sé tú, pero yo me habría cargado la torre eiffel sin pudor... creo que le dio miedo hacerlo a la autora, no crees??

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.