jueves, 14 de febrero de 2013

AMOR, de Michael Haneke


Cuando sientes que no necesitas más que a esa persona a tu lado, cuando las paredes de tu casa pequeña se amplían hasta convertirse en un basto prado y no hace falta ni siquiera salir, cuando la complicidad reviste todo de sonrisas y miradas, cuando ni siquiera hace falta un beso para mostrar los sentimientos, cuando una caricia en la mano es suficiente, cuando la batalla por vivir es compartida, cuando la dignidad empieza a diluirse y ya nada importa, cuando sabes que eres dos y no uno, es cuando sientes amor de verdad, del bueno.

Una pequeña joya de principio a fin que te envuelve y te destroza. Porque el amor también duele, la vida es muy perra, y cuando Anne sufre una apoplejía todo tu cuerpo se llena de agua en una mezcla de alegría y tristeza, de alegría y admiración, y de tristeza y rabia.

Ellos tienen ya más de ochenta años, todos tienen (tendremos) que pasar por algo así a esa edad, pero verlo en la pantalla, con tanta veracidad, sin melodramas ni artificios, es hermoso, sí, pero también duele. 

Cuando ves una película dirigida con tanta maestría es cuando eres consciente de la mediocridad general, lo que puede resultar incluso cruel. Pero lo que hace Haneke lo pueden hacer muy, muy pocos. Sin sacar la cámara del apartamento pero sabiendo siempre en qué lugar exacto debe estar y a que velocidad debe moverse. Sin utilizar música extradiegética para que los silencios ocupen el espacio, para que ese piano sonando en la memoria cobre un sentido pleno. 

Los actores están en estado de gracia. Jean-Louis Trintignant tiene la parte más complicada, la de ser el eje, la mano que sostiene. Hace un trabajo magnífico porque su personaje es el que tiene toda la carga psicológica, el que camina al borde de un precipicio, delicado, el que tiene la potestad de decidir. Él es la cabeza, el cuerpo y el corazón. 

Y luego está Emmanuelle Riva interpretando a una mujer con un carácter admirable, culta, a la que una enfermedad horrible le parte la dignidad en dos, y es capaz de transmitir ese dolor y esa vergüenza que siente con un gesto. Ella tiene que realizar además un trabajo físico porque su cuerpo está inmovilizado y encerrada en su propia piel la complejidad es mayor.

En definitiva, Amor es una de esas alegrías que te da el cine de vez en cuando, la alegría de estar ante algo de tan elevado nivel que paradójicamente es triste, porque el final del camino siempre lo es. Una película que te deja vacío porque te saca todo lo que te hace latir para que luego reverdezca la sensación de querer cuidar toda tu vida un amor como el de ellos, tan completo, tan limpio que ni haga falta ya, a esas alturas, ni un solo beso. Eso es amor. Eso es Amor.

Reacciones:

18 comentarios:

  1. Un amor real y duro a partes iguales que no deja indiferente a nadie. Ambos actores está maravillosos pero yo me decanto un poco más hacia Trintignant porque su personaje está en el 100% de las escenas y lleva el 'peso' de la historia.
    En cuanto a los Oscar, me alegro por la nominación de Riva pero creo injusto que se haya olvidado de Trintignant.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tintrignant está espléndido y coincido contigo en que es injusto que no esté en los OScars. Pero eso no desmerece la interpretación de Emmanuelle Riva, que además tiene una complejidad física.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Ya me apunté esta película cuando la vi anunciada para los Óscars, pero tengo mucha confianza en tus críticas, me han enamorado películas que solo he conocido gracias a ti y a tu blog, así que esta no me la pierdo por nada del mundo.
    Besotes, Ismael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Natalia, eres un amor! ojalá te guste, tienes que verla en francés, para no perder ningún matiz. Es muy dura, pero merece la pena.
      Un besote!

      Eliminar
  3. Totalmente recomendable. Hay un diálogo entre padre y hija que me tocó profundamente. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagino que sé a cuál te refieres, tan veraz, verdad?
      un besote!

      Eliminar
  4. Yo si que la vere. me parece que me encantara ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que hayas podido comentar!! un besote!

      Eliminar
  5. Puede que tenga un día sensible, y no tengo la seguridad de ser objetivo pero emociona leer una entrada como la que has escrito para esta película. Tanto que sé que debo verla, que no puedo perder la ocasión de verla y de sentir lo mismo.
    Muchos besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual tenías un día sensible, algo que, por otra parte, no es raro en ti, que eres tan ñoño, jajajajaja, es bromaaaa!!!
      tienees que verla, sí o sí.
      miles de besotes!

      Eliminar
  6. Un peliculón, de lo mejorcito que he visto en los últimos años.
    Las actuaciones son sencillamente soberbias, me lo creí todo. Las miradas son tan verdaderas.
    Me gusta tu frase sobre la crueldad de la maestría de Haneke.
    Y es que genios hay muy poquitos... en todo.
    un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido contigo, es una magnífica película! gracias por leerme!
      un saludo!! :)

      Eliminar
  7. De Haneke he visto "La pianista". Esta la tengo más que anotada desde que supe cuál era la historia que trata. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que verla... y yo la que tu mencionas ;)
      un abrazo fuerte!

      Eliminar
  8. ¡Qué ganas tengo de ver esta película! Y después de tu fantástica crítica...
    besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Margari, es una película muy dura pero tan hermosa!
      un besoteee!

      Eliminar
  9. En dos palabras: IM-PRESIONANTE. De acuerdo en todo!

    Abrazos gigantes llenos de Amour!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo me acordé de ti cuando la vi, Pupi, es una peli preciosa y además sé que el tema de los viejitos de toca tanto!! me alegra mucho que la hayas visto!! abrazos de vuelta llenos de amour tambièn!!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.