lunes, 18 de marzo de 2013

DE ÓXIDO Y HUESO, de Jacques Audiard


Tenía muchas ganas de ver la última película de Jacques Audiard, porque es un director de reconocido prestigio, por Marion Cotillard - a la que amo- y porque tanto el título como el argumento apuntaban que me iba a gustar. 

Fue una de las películas que más esperé durante 2012 y lo cierto es que, con matices, me ha gustado bastante. 

Es la historia de un hombre y una mujer que se cruzan una noche de fiesta, ella está borracha y él, que vigilaba la puerta de la discoteca, decide llevarle a casa. Sus mundos son diferentes, él tiene un hijo pequeño y cada día busca la manera de sobrevivir. Ella, de clase media-alta, es entrenadora de orcas, pero sus pilares se desmontan cuando sufre un accidente durante un espectáculo con los animales que la deja sin piernas. Su vida se rompe.

Uno no sabe bien por qué mecanismos funciona nuestro cerebro y nuestro corazón, pero es cierto que tras un shock tan grande a veces se necesita "repartir à zéro", eso es lo que hace Stéphanie, y en su móvil aparece el teléfono de aquel portero que la acompañó una noche. Ahí empieza una historia que mezcla la amistad, el amor, el sexo, la superación, el dolor, la lucha, la alegría, las decisiones sobre lo que realmente importa y lo que no. 

Jacques Audiard firma una película verdaderamente ambiciosa porque la vida es ambiciosa y tiene muchos colores y muchos contrastes, pero en algunos momentos pensé que quizá todo eso era demasiado y se le estaba yendo de las manos. 

Los actores están maravillosos, tanto él como ella. El personaje de Matthias Schoenaerts puede que no termine de caer bien, pero lo cierto es que se ciñe al guión y otorga una veracidad límpida. Schoenaerts es un actor valiente, sin miedo, capaz de afrontar los retos físicos y también los otros, los que van por dentro, que suelen ser los más complicados. 

Marion Cotillard vuelve a demostrar sus aptitudes interpretativas, todavía no puedo entender cómo no consiguió la nominación al Oscar. Su personaje pasa por toda una gama de emociones contrapuestas, Stéphanie es la contradicción en persona, o quizás es que le pasan demasiadas cosas en muy poco tiempo. Cotillard es capaz de transmitir la angustia, la euforia, el miedo o la superación sin que le tiemble la voz en el momento inoportuno. 

Ella es el óxido, él es el hueso. ¿O quizá sea al contrario? No estoy seguro, la vida se reviste de demasiados matices. 

Una película de emociones, de decisiones que pueden costar entender, una película especial que quizá no guste a todo el mundo pero que, dejándose llevar y sin prejuzgar, merece la pena ver, sobre todo por ellos, ppor Schoenaerts y por Cotillard. Él es óxido, ella hueso. ¿O era al revés? Descúbranlo ustedes.

Os dejo el trailer, esta vez sí, merece la pena verlo: 

Reacciones:

16 comentarios:

  1. Uff, me ha encantado el trailer y la reseña, bueno es que Marion Cotillard es una garantía en si misma. Tomo nota.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sandra!! yo también creo que es una garantía, siempre!!
      besotes!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. jajaja! gracias!! ya me dirás!!

      Eliminar
    2. bueno, aviso eso sí, que quizá no guste a todo el mundo... que Audiard es especial :)

      Eliminar
  3. Yo también me la llevo Ismael, la tenía apuntada y se me ha pasado por completo... me dan algo de miedo esos" matices" pero bueno, ya veremos. Un abrzo y buena semana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, creo que lo mejor es verla y después opinar, es una película compleja con sus más y sus menos, pero lo que queda de bueno es para mí más relevante... ya me dirás! :) buena semana para ti también!! :)

      Eliminar
  4. No la conocía. Vamos, que ni me sonaba, pero tiene buena pinta. Me apunto el título.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este tipo de películas se exhiben en circuitos poco comerciales, es difícil encontrarla en grandes multicines... ya me contarás qué te parece si la ves! besos!!

      Eliminar
  5. Una gran película, aunque un poco debajo de su predecesora "Un prophete" aunque ciertamente son diferentes géneros. Me gustó mucho aunque tambien considero que la segunda parte se pierde un poco el personaje de Cotillard (ella lo salva). Un film hermoso que como bien dices retrata los diferentes matices de la vida.
    Yo tambien la recomiendo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí, por el contrario, me gustó más que Un prophete, pero es que con aquella tenía las expectativas muy altas y resultó que no era para nada mi estilo. Muy diferentes, efectivamente. Un abrazoooo!!!

      Eliminar
  6. Me descubres otra película que no conocía y con un argumento prometedor.

    Y además, a mí también me ha encantado Marion Cotillard en las películas que la he visto.

    Un abrazo, Ismael.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay pelis que como te despistes un segundo ya te las pierdes... yo ahora que estoy en Bolivia tengo que hacer un esfuerzo extra y además aquí no llegan todas, digamos, "a tiempo".
      Ya me dirás, los actores están genial a mi modo de ver, ella merecía nominación al Oscar y él ha ganado el César.
      Abrazoo!!!

      Eliminar
  7. La veré seguro!!
    Me encanta la actriz y el cine francés, en general =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bravo!!
      Ya me contarás, yo ya he manifestado mi amor por ella! jajaj
      besotees!

      Eliminar
  8. ¡Hola! yo vi “De óxido y hueso” ayer. Es entretenida. Para mi lo mejor es como va desarrollándose el drama a través de dos personajes con personalidades tan opuestas. Marion Cotillard interpreta muy bien el papel y de Matthias Schoenaerts… tengo serias dudas de si interpreta un papel o directamente es un “empanado”…
    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.