miércoles, 6 de marzo de 2013

EL LECTOR DE JULIO VERNE, de Almudena Grandes


Almudena Grandes lo ha vuelto a hacer. Ha vuelto a ganarme con una historia sobre esas dos Españas, "la facha" y "la roja". 

El corazón helado es uno de mis libros favoritos, tantas frases subrayadas, tanta emoción que tuve que cerrarlo más de una vez y más de dos mientras iba en el metro para que no se desbordaran las lágrimas. Con Inés y la alegría al principio me asaltó una sensación de pesadez, pero al final Inés me enamoró. Y al comenzar este que reseño hoy la sensación primera rozó el hartazgo por volver a enfrentarme a la Guerra Civil, a la Postguerra, a los buenos y a los malos, tanto que pensé que después de este no leería más Episodios de una Guerra Interminable

Pero hubo un punto de inflexión, no sé exactamente en qué momento fue, quizá cuando Nino comienza a dar clases en casa de las Rubias y Doña Elena le enseña mecanografía, pero también a abrir los ojos al mundo, cuando me sentí totalmente dentro de la historia y ya no pude parar e hice las paces con Almudena Grandes, una de mis escritoras favoritas, y le pedí perdón en silencio por pensar en no seguir leyendo sus "episodios".

El lector de Julio Verne es la historia de un  niño que, como ocurre muchas veces en la literatura, es un niño sabio, atento y, esta vez, canijo. Un niño que siempre fue sabio aunque tuvo que aprender a descubrir y explotar su sabiduría. Y lo hizo gracias a El Portugués, el que se convertiría en su gran amigo para siempre. Porque El lector de Julio Verne es una historia de muchas cosas pero sobre todas ellas reluce la amistad. 

Una novela que tiene lugar en la sierra de Jaén, donde el monte frío fue bien cálido durante esos años de Postguerra porque la dignidad de muchos ardía en el corazón; una novela sobre guardias civiles que eligieron serlo por amor a su mujer y a sus hijos, porque era lo más fácil y porque en aquella época era necesario un padre para seguir adelante y librarse de ciertos estigmas. 

Una novela que destila brillantez, que atrapa cada vez más, que duele a veces, como tuvo que doler la paliza que dieron a Joaquín Fingenegocios y le dejaron tuerto y le rompieron todos los huesos, pero que te mantiene en pie, como se mantuvo él mientras le pedía a su amada, Vida, que no llorara, no llores, por favor, Vida, no llores. No les des a esos hijos de puta el gusto de verte llorar; con gestos de amor que tienen el color rojo en las uñas de los pies, y las risas sonoras y los besos fuertes, y el amor a escondidas, y el vientre preñado paseando por las calles de un pueblo teñido de luto. 

Una novela preciosa, que engaña en las primeras páginas y que atrapa y gusta en las siguientes. Una novela imprescindible, que hay que leer para no olvidarse de nada y para aprender, además, cómo las ideas han de marcar una vida, para siempre, como un tatuaje indeleble. 

Reacciones:

15 comentarios:

  1. Todavía no lo he leído pero veo que te ha gustado!!! Lo leeré.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Está en mi mesilla. También El corazón helado me gustó tanto y me llenó tanto que miedo me da cada vez que inicio la lectura de otro slibro suyo. El libro se lo regalé a mi madre sin haberlo leído, ella me dice que le ha emocionado. Ya te contaré.

    Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, para mí El corazón helado es especial, hasta ahora no he leído ninguno suyo que me haya llegado tando, pero los que he leído después (Inés y la alegría y este) creo que son grandes obras y que merece la pena leerlas también. Sí, ya me contarás! un besote!!

      Eliminar
  3. Es una autora que me gusta mucho.
    Este lo tengo pendiente =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también, me tiene ganado :)
      tienes que leerlo!!

      Eliminar
  4. Me pasó igual, me encantó la historia.
    No fuí capaz de apartarme de ella y, salvando alguna reflexión adulta en boca de niño, me pareció impecable. Esas ambientaciones de la Grandes en ambientes rurales son tremendas
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también pensé eso en algún momento, pero que hay veces que subestimamos a los pequeños, jajaja
      grande Almudena ;)

      besos!

      Eliminar
  5. Lo leí el verano pasado y me encantó, me emocionó, muy recomendable. Me alegro de que al final te haya gustado tanto. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, recuerdo tu reseña!! para mí, ha sido el mejor libro de un autor español que leí en 2012 :)
      un besoteee!

      Eliminar
  6. Qué abandonada tengo a esta autora con lo que me gusta. Tengo que ponerme con este libro y con el anterior aún. A ver si le hago hueco pronto. Estupenda reseña!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay veces que pasa eso, verdad?? espero que la reseña haya servido para darle un empujoncito en tu lista de pendientes :)
      besotes!

      Eliminar
  7. Todavía no me he estrenado con esta autora, tiene delito! Aunque cuando lo haga no creo que sea con estos episodios....
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aaaaah!! todavía no??? Kristineta por favor!!!!! jajajaja! prueba con Castillos de cartón, para saber si te gusta su estilo, es un librito muuuy breve, en un ratito te lo lees :)
      besotes!

      Eliminar
  8. Hola,
    estoy con Ismael, esta es otra gran novela de Almudena, de una historia tan reciente de España que en mi caso me toca de cerca, historias parecidas, que parecen de cienciaficción ,me las cuenta mi abuela y yo la miro y veo una heroína superviviente.
    El libro, este y muchos otros son estupendos. Otro que recomiendo: Los Aires Difíciles.
    Un beso Camino

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.