sábado, 27 de abril de 2013

Concierto de ANA BELÉN y VÍCTOR MANUEL en Bolivia


Bajo la luna llena de La Paz, esta luna de abril que nombran Derroche, llegaban Ana Belén y Víctor Manuel por primera vez a Bolivia para contar y para cantar, en una manifestación de vitalidad, de voz y de sensaciones. Un concierto que quisieron que fuera como un viaje, como las estaciones, y en el que conquistaron al público paceño que casi llenaba el Teatro al Aire Libre, para afirmar finalmente que sí, que ha sido el comienzo de una bonita amistad. Y es que una parte de ellos se queda ya acá, entre las esquinas de esta ciudad donde los colores te explotan en los ojos, donde se mezcla lo nuevo y lo antiguo, en una preservación de la cultura admirable, envidiable incluso.

Ni el jet lag (aterrizaron el mismo día del concierto), ni la altura que embota la cabeza y hace que te falte el aire afectaron a los dos cantantes españoles, que comenzaron el concierto antes de la hora prevista cantando a dúo uno de sus temas más conocidos: Contamíname. Desde ahí, fueron alternándose cantando una canción cada uno ante un público efusivo por igual, que gritaba con las canciones de él y también con las de ella, que mostraba su entusiasmo y su agradecimiento por recibir aquí, en el corazón mismo de Latinoamérica, a dos de los cantantes más míticos de la vieja España. Porque es importante que se fomente la cultura, que se fomente aquello que nos hace más grandes por dentro, que nos lleva hasta otros lugares y nos da una visión más amplia del mundo en todos sus sentidos.


Alguno de los temas más conocidos que cantó Ana Belén fueron España camisa blanca de mi esperanza, esa canción cuya letra parece estar escrita ayer mismo, tal y como está la situación política y social, justo ahora que el mísero gobierno ha reconocido que no bajará la tasa de desempleo durante su legislatura... deberíamos sacarles a hostias si hace falta... España camisa blanca de mi esperanza reseca Historia que nos abrasa con acercarse sólo a mirarla...  España camisa blanca de mi esperanza la negra pena nos atenaza... quisiera poner el hombro y pongo palabras que casi siempre acaban en nada cuando se enfrentan al ancho mar... España camisa blanca de mi esperanza, a veces madre y siempre madrastra... quién puso el desasosiego en nuestras entrañas, nos hizo libres pero sin alas, nos dejo el hambre y se llevó el pan... España camisa blanca aquí me tienes, nadie me manda, quererte tanto me cuesta nada... 

También cantó la madrileña, que está a punto de cumplir 62 y tiene un aspecto físico y una fuerza dignas de admiración, algunos de los temas que han pasado de generación en generación y que forman parte del imaginario colectivo de todo un país: Lía, Peces de ciudad, El hombre del piano o Sólo le pido a dios, esa canción que nada tiene que ver con una deidad, no, sino que es un canto a la vida y al compromiso, porque nada tendría sentido si la guerra nos fuera indiferente, si el dolor ajeno no nos importara...


El asturiano cantó a su región, cantó A dónde irán los besos, Nada sabe tan dulce como su boca o Sólo pienso en ti, un tema del que explicó la historia que lo inspiró, la historia entrañable de los dos discapacitados psíquicos que se enamoraron y que consiguieron casarse a pesar de que el arzobispado de Córdoba no se lo permitía, "pero siempre hay curas que los tienen bien puestos", dijo, y ahora ese matrimonio tiene tres hijos, ya adultos, ya graduados. 


El público cantó de principio a fin cuando, casi finalizando el concierto, interpretaron La puerta de Alcalá, que me llevó de viaje a Madrid durante un ratito, a mi Madrid que hoy anda algo triste porque no le dejan ni gritar frente al Congreso de ese grupo de ladrones, a mi Madrid al que querer tanto me cuesta nada. Pero no quisieron irse de La Paz sin tocar No sé por qué te quiero, quizá, la mejor manera de confesar su amor por Latinoamérica, que tanto cariño ha demostrado por estos dos cantantes españoles durante décadas. Un concierto verdaderamente entrañable. 


Reacciones:

12 comentarios:

  1. Me ha encantado esta crónica, siempre tan personal, tan intensa, tan visceral. Sí, señor. Me gustan muchos estas canciones y los dos siempre me han caído genial, aunque nunca he ido a un concierto. Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Goi, de verdad, por tus palabras. Me emocionan. Un abrazo gigante!!!

      Eliminar
  2. Me encanta la voz de Ana Belén y las canciones de Víctor Manuel así que los dos juntos son un gozada!! Grandes canciones y muchas de ellas grandes clásicos ya.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, fue un concierto genial y cantaron todos sus clásicos!!!! un abrazoooo!!!

      Eliminar
  3. Qué buena tu entrada.
    Hace muchos años que no les veo en directo, pero ahí siguen como el primer día, y como bien dices por desgracia sus letras no pasan de moda. Pero mi mira, tiene la parte de que puedo compartirlas con mis hijas, porque para ellas también tienen su sentido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Blanca!!!
      A mí me sorprendió mucho su energía, la verdad, y tienes razón en lo de tus hijas, jejeje, hay que mirar la parte positiva a todo!!!
      un beso!

      Eliminar
  4. Preciosa la entrada. Debió de ser emocionante escuchar en palabras, en música, algo que sientes tan cerca aunque esté tan lejos como la dura crisis que estamos viviendo por aquí... Eso sí, algunas eran de las de sonreir... algunas eran positivas como la de besos, ternura, que también tienes tan lejos, a esos 9000 kilómetros que te separan de Ciudad Real, pero que también quiero que sientas tan cerca.
    Muchos besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias :) fue muy emocionante, la verdad, y lo disfruté mucho!! en realidad estamos a 9400 y pico km...
      un besote gigante!!!

      Eliminar
  5. Qué entrada más emotiva! Todo un espectáculo tiene que ser ver a estos dos grandes cantantes y en un concierto en Colombia. Las canciones son preciosas, su voz muy peculiar y que gustazo tener a Madrid tan cerca por unas horas, verdad?
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Marga!!! el concierto fue en Bolivia, jajaja, no en Colombia!! un lapsus, no pasa nada :P
      la verdad es que fue genial escuchar canciones tan nuestras :)
      un besote!

      Eliminar
  6. En Chile también estuvieron pero no fui a verles. Luego me arrepentí, pero me pilló en plena búsqueda de casa y con un montón de lío. Ahora me arrepiento. El hombre del piano... qué canción más bonita. Me encanta la versión de Ana Belén.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaaa... te entiendo!! yo dudé un poco porque el concierto era un poco caro para el nivel medio de Bolivia, pero finalmente me dije: "isma, déjate de tonterías y piensa en euros!", jejeje, así que fui y me lo pasé genial, fue un concierto entrañable!!!

      en otra ocasión será, don't worry!!

      besos!!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.