lunes, 8 de julio de 2013

1Q84: LIBRO 3, de Haruki Murakami


Finalizar esta trilogía se había convertido en una obsesión. Cuando finalicé el Libro 2 necesitaba respirar, dejar reposar mi corazón acelerado por la tensión acumulada, por no saber si Aomane seguiría viva, por no saber si Tengo conseguiría su propósito. Pero, en cuanto reuní las fuerzas, pocos días después, me embarqué en este Libro 3 en el que Haruki Murakami inicia dando una tregua al lector: siete u ocho capítulos para volver a introducirnos en ese mundo de dos lunas que es 1Q84. 

En esta ocasión, eso sí, la estructura cambia con respecto a los dos anteriores: a las voces de los dos protagonistas absolutos se suma la de Ushikawa, quien ha recibido el encargo por parte de la secta religiosa Vanguardia de descubrir el paradero de Aomane. Ushikawa no deja de ser en ningún momento un personaje secundario, un personaje desagradable, creado así de manera explícita, por el que el lector sentirá al principio algo cercano al asco y terminará sintiendo compasión. Al principio no entendía por qué el autor había decidido alterar el mecanismo establecido anteriormente, pero después comprendí que era necesario, porque Ushikawa consigue que el mapa mental de este argumento complejo sea mucho más claro y el lector tenga una perspectiva completa de todo lo que está ocurriendo, incluso que pueda establecer sus propias hipótesis sobre lo que ha de ocurrir. 

En este Libro 3 se disipa esa sensación de soledad que revestía el cuerpo y el corazón de los personajes. Quizá estén solos, quizá más que nunca, pero no se sienten solos y eso es lo más importante. Quizá, porque como dice una de las frases de la novela: la soledad se convierte en un ácido que te corroe. Tengo decidirá reunirse con su padre para encerrar los demonios del pasado. Y Aomane tomará una serie de decisiones en una huida hacia delante, contada con la maestría y la profundidad del maestro Murakami. Y si es cierto que en el personaje de él notamos una evolución, podemos afirmar con rotundidad que el personaje de Aomane es totalmente redondo: su corazón, del que decía que era frío al comienzo del libro, adquiere una calidez y una candidez hermosas, cargadas de lirismo y de confianza en el ser humano, en el futuro. "Esperarlo será el eje de mi vida", dice la protagonista. Porque no todo está perdido, ni siquiera en 1Q84, ese mundo donde todo es posible. Y donde no siempre será fácil -o incluso necesario- encontrar respuestas a todo. 

La historia avanza con fluidez, la fluidez de los sentimientos, porque lo que no sabía al principio y lo que jamás pude imaginarme cuando leí los primeros capítulos del Libro 1, es que 1Q84 es en realidad una bella historia de amor, de un amor que superó las barreras del tiempo y de la realidad, que se mantuvo vivo gracias al tacto sutil de una mano. Un amor que no os desvelaré si tiene un final feliz o no. Un amor sin lamentos, a pesar de todo.

Y en su conjunto, 1Q84 es una obra personal, ambiciosa y compleja, con un argumento trabajado, que es lo que diferencia los grandes libros de los mediocres. Murakami se mantiene fiel a su personalidad, a su estilo que mezcla lo lírico con la imaginación y con la música, porque su novelas siempre están llenas de música. 1Q84 es un ejercicio de lectura obsesivo y obligado, una muestra de que la buena literatura de transporta a otros mundos, a otras realidades, y que brilla con luz propia, en este caso, con la luz de dos lunas.

Reacciones:

12 comentarios:

  1. Vaya, me alegra saber que te ha gustado, que no te ha decepcionado. Puede que este veranito me anime a leerlo. Porque cuando terminé el primero, en un principio sentí necesidad de leer la continuación. Pero leí alguna que otra reseña negativa y al final, por miedo a la decepción ahí lo aparqué
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, para mí ha sido una obra adictiva que ha acelerado mi corazón, tanto, que tuve que intercalar un libro entre cada una de las partes, pero no he podido dejar de leer hasta que lo he terminado. El argumento y la evolución de los personajes me ha parecido muy cuidada y el universo de Murakami muy, muy atractivo. Ya me dirás! un besote!

      Eliminar
  2. De Murakami os recomiendo 'De qué hablo cuando hablo de correr' http://deporadictos.com/correr-no-es-de-cobardes/

    ResponderEliminar
  3. Y yo que no me animo con este hombre... U.U

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Shorby!! tienes que animarte con Sputnik mi amor o Tokio Blues!!! de verdad que merece la pena!!!

      Eliminar
  4. A nosotras nos pasa como a Shorby, no nos animamos. Nos da una pereza...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues como a Shorby os digo!! probar con Tokio Blues o Spnutnik mi amor, son novelas más breves que esta (que tiene 1000 páginas en total, jajaja) y que merecen muuuucho la pena, de verdad!

      Eliminar
  5. Espero que no haya un cuarto libro porque me costó terminar éste (me faltan 40 páginas) y por momentos me he sentido trasladada a otro lugar, a otro planeta, a ese mundo fantástico que con tanta facilidad se le da a Murakami.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no hay cuarto libro, que no debería haberlo en todo caso, para mí, como acaba la historia, es redondo!!!

      Eliminar
  6. Pues definitivamente voy a animarme y en cuanto termine un par de sagas que tengo a medias o casi finalizadas (lo mío con las sagas sin terminar roza ya el desastre) me aventuro con esta trilogía. Será mi segundo contacto con Murakami, me fio de ti ehhh!! jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Acabo de finalizar el libro 1 y 2. Me he quedado igual que tú, con la ansiedad de saber que pasa en el 3 y llegué a este blog. Ahora tengo más ganas de salir corriendo a comprarlo. Gracias. Hasta ahora, la historia me ha atrapado.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.