lunes, 29 de julio de 2013

BEATUS ILLE, de Antonio Muñoz Molina


Beatus Ille fue la primera novela que publicó Antonio Muñoz Molina, protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS, y desde el principio me asaltó la grata sensación de estar ante una obra de total madurez, que entrañaba no ya a una futura promesa de la literatura contemporánea española, sino a una realidad tangible en poco más de 300 páginas.

El joven Minaya viaja hasta Mágina, el pequeño pueblo de la Sierra de Jaén que viene a ser como Macondo o Cochala en la obra de Muñoz Molina, un enclave creado por el autor con tanta precisión que a uno le dan ganas de buscarlo en el mapa para hacer como el protagonista (¿o quizá no tan protagonista?)  y pasear por sus calles y sentarse en su plaza, frente al lugar donde lincharon a aquel fascista mientras tenía  lugar la horrible guerra en la que perdimos todos, una guerra cuya cicatriz sigue visible en la piel de los españoles tantísimos años después. El objetivo del viaje de Minaya es recabar información sobre Jacinto Solana (¿el verdadero protagonista?), un escritor de allí cuya novela, titulada Beatus Ille, jamás llegó a ver la luz y se perdió en el olvido, entre las obras que debieron existir y no fueron más que fantasmas tristes. Muñoz Molina, a través de Minaya, hace una búsqueda de la memoria, de la memoria colectiva y de la memoria de los protagonistas, de sus grandes y pequeñas miserias, siempre miserias, porque las cosas existen sólo si hay alguien, un interlocutor o un testigo, que nos permita recordar que alguna vez fueron ciertas. Una frase tremenda que me abofetea cada mañana y me obliga a escribir para que las palabras salven del olvido aquello que tuvo, que tiene lugar, que siento. 


Un Muñoz Molina ambicioso que no fracasa en el intento de enfrentarse ante el amor y la pasión, la vida y la muerte, ante el pasado y el presente. Y lo hace con su estilo profundo y hermoso, y preciso:  besándolo en la oscuridad como nadie, ni ella misma volvería a besarlo, la gratitud rota en tenues mordiscos de silencio, en caricias de ciegos que se buscan mutuamente los rasgos no impulsados por el deseo, sino por una imperiosa voluntad de reconocimiento.

Un elogio de la belleza, porque la literatura a veces, o quizá siempre, es o debería ser arte, produciendo la emoción que ensancha el pecho, que lo llena de agua o de tierra mojada, en algo muy parecido a la felicidad, a la satisfacción.


Beatus Ille es una historia compleja, en la que cuesta entrar, por los cambios de voces y por el lirismo del que hace gala el autor, que ha ido depurándose con el tiempo. Pero que consigue envolverte poco a poco, recubriendo tu cuerpo de una sensación extraña, que va entre el amor y la dignidad, y que flota entre los lugares donde la sensibilidad del cuerpo es más profunda. 

Reacciones:

12 comentarios:

  1. Cuántas veces he tenido este libro en mis manos... Y todas las he dejado de nuevo en la estantería de la biblio. Pero la próxima vez va a ser que no. Mi regreso al autor va a ser con este libro, que tu reseña me deja con muchas ganas.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien, no es una novela fácil, pero cuando estás dentro de das cuenta de que es buenísima!! un besote!

      Eliminar
  2. Ismael no sabes lo que me alegro de que hayas quitado la vista dinámica del blog, ya que me resultaba imposible comentarte desde el netbook.
    He de confesar que no he leído nada de Antonio Muñoz Molina, aún no sé muy bien por qué... Lo voy a poner en mi lista porque veo que es casi un pecado.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pi, es que daba muchos problemas para comentar, así que finalmente he vuelto a plantilla clásica...
      Sí, tienes que leer algo de él, te recomiendo para empezar una de sus novelas breves: El dueño del secreto, Carlota Fainberg o En ausencia de Blanca!
      besotes!

      Eliminar
  3. ¡Tampoco he leído nada de Muñoz Molina! De hecho, es la primera vez que leo algo sobre su ópera prima, así que encantado de que nos hables de ella. En casa tengo "Plenilunio". ¿Has leído esta novela? ¿Me la recomiendas? ¡Una abrazo, amigo! Y de paso, aprovecho para decir algo que hace tiempo que no digo: ¡mátame, camión! Jajajajajaja. ¡Cuídate!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jesús, sí que he leído Plenilunio y no es que te la recomiende, es que TIENES QUE LEERLA!! para mí, fue la mejor lectura de 2010. una novela dura y crudísima, pero que me llegó muy adentro.
      Mátame camión!! eso dije el otro día cuando perdí mi mochila en un taxi de Cochabamba... :S
      abrazooo!

      Eliminar
    2. ¡Estupendo! Pues tendré en cuenta tu recomendación. ¿Apareció la mochila? Espero que sí. En cualquier caso, es un contexto digno de un "¡mátame camión!" bien alto. ¡Abrazos!

      Eliminar
    3. Qué va chico, adiós mochila forever. Me tengo que comprar pinzas de depilar nuevas, que las llevaba dentro, no veas qué faena!! jajajajajajaajajaja

      El libro ten en cuenta que es muy duro, yo tuve hasta pesadillas, en serio. Pero merece la pena leer algo que te remueve tanto las entrañas.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  4. Cambio de look!! =P

    Pues tengo que repetir con este hombre, el único que he leído (En ausencia de Blanca, hace mil) me encantó =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiii nuevo loook!! :P la otra versión daba bastantes problemas para comentar.
      y síii tienes que repetir!!!!
      besotes!

      Eliminar
  5. ¡Me alegro que hayas vuelto a esta vista! La verdad que yo probé la dinámica y no me convencía y perdía la personalización de los módulos.

    Pues no he leído esta novela y la verdad, que hablas con tanto amor de este autor que voy a tener que ponerme ya. Se nota que le admiras y eso hace bella (más) tu reseña.

    Te debo un correo con nuevas :)

    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí el formato de la dinámica me gusta,es como más "web", pero da muuuchos problemas para comentar, así que al final vuelta a lo clásico...
      Para mí, la forma de narrar de Muñoz Molina es maravillosa, te lo recomiendo mucho, empieza por una de sus novelas breves para probar: En ausencia de Blanca, El dueño del secreto (creo que esa te va a gustar bastante) o Carlota Fainberg.

      Espero tu correo!!!
      besotes mil!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.