viernes, 23 de agosto de 2013

Crítica del álbum RECTO VERSO, de Zaz


Después de vender más de un millón trescientos mil ejemplares de su álbum homónimo y recibir el premio Victorie de la musique a la mejor canción, el más importante de Francia, por Je veux, las expectativas creadas eran muy altas, y lo cierto es que, con su segundo y esperadísimo álbum, la cantante Zaz las ha cumplido con buena nota.

Recto Verso es una invitación a irnos de viaje. Un viaje de alegría y de colores, donde las diferencias no existen. On irà es el tema que abre el álbum y el que resume su esencia. Fue Número 1 en CAJÓN DE HISTORIAS el pasado mes de junio.

Desde ahí, vamos desgranando poco a poco canciones en las que la artista se mantiene fiel a su estilo y en los que reafirma su personalidad, como en Comme ci, comme ça o Gamine

La cantante se resiste a hablarnos del amor, evita las canciones románticas ñoñas para hablar de los sueños, para contarnos en T'attends quoi de un mundo mejor que estamos destruyendo y para cantarnos desde el respeto, del respeto por uno mismo, del respeto por lo ajeno y por los mayores, porque ellos son sabios incluso cuando la vida se les apaga, como nos cuenta en Si je perds, un tema sobre una anciana que sufre alzheimer:


Una producción musical cuidada, donde los instrumentos de cuerda tienen una relevancia especial. Desde la guitarra, a la que no renunciará jamás, hasta el contrabajo, fundiéndose sus raíces y su amor por el jazz. Y siempre combinando la solidez y el jaleo de los temas más rápidos con la intimidad de otras canciones que brotan del estómago y que canta con su voz desgarrada que se rompe en mil pedazos, cargada de sensibilidad, como en Si, mi favorita del disco. 

Recto Verso suena a circo y suena a calle. Suena a la euforia circense y lo mejor de la rue, pero sin renunciar a esa pequeña nostalgia que también encontramos tanto en el circo como bajo un cielo de mil estrellas. Zaz habla del derroche que corre por sus venas, de sus escalofríos helados y de sus borracheras de libertad, y escoge la música perfecta para contarnos sus historias. 

En su conjunto, Recto Verso desprende positividad en un alegato sin pudor al pop de calidad, que a veces se desprecia en exceso por el simple hecho de llevar esa etiqueta. Pero el álbum es mucho más que pop inocente: es justicia social, es música que está viva y late, como demuestra en Toujours. Es la confirmación de Zaz, que abarca más colores y más matices que en su primer álbum. Zaz con su voz grave y potente, capaz de cantar sin miedo a una día que nos pertenece.



Reacciones:

6 comentarios:

  1. La he descubierto recientemente gracias a una película de acción al más puro estilo de Hollywood y me encantó. De todos modos, me quedo con Eblouie par la nuit. Qué música! Ahí la tengo guardada para cuándo lleguen las frías noches de invieno. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En serio??? qué peli????
      Eblouie par la nuit es un temazo impresionante, pero este disco tiene algunas canciones maravillosas, "Si" me gusta mucho, si no la has escuchado te invito a dar al play!
      un beso!

      Eliminar
  2. Una artista a la que he descubierto gracias a ti. Y no hay canción que haya escuchado que no me haya gustado. Este disco se va a convertir en uno de mis próximos caprichos.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me da mucha alegría leer tu comentario!! yo no me canso del disco!!!
      un besoteee!

      Eliminar
  3. Para celebrarlo...estamos ante una coincidencia de gustos musicales entre tú y yo. ¡¡¡Bien!!! ¡¡¡Me la apunto para ponerlas en el coche y evitar miradas de reojo y carraspeos mutuos:-)!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja!!! vas a alucinar con mis canciones de septiembre!!!!! :p

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.