lunes, 19 de agosto de 2013

LA RESISTENCIA, de Ernesto Sabato


La resistencia es un ensayo de la última etapa creadora de Ernesto Sabato, protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS. Es una reflexión sobre el camino hacia el que va el mundo, un alegato en contra de la globalización que ha traído a la sociedad más cosas malas que buenas, y una crítica descarnada contra la televisión de masas, que anula la capacidad de pensamiento. 

La obra no da tregua y desde el primer momento hace referencia a la soledad y a la deshumanización del hombre, un mal que se ha potenciado desde finales del siglo XX por la utilización cada vez mayor de máquinas. ¡Ay si Sabato hubiera vivido sólo unos años más y hubiera visto la plaga de iphones que consiguen que los grupos de personas no hablen, aunque estén juntos! Este ensayo fue publicado en el año 2000, justo antes de la explosión total y colectiva de Internet, o justo cuando está comenzaba, pero no tuvo tiempo el autor para comprobar, por suerte para él, cómo la hiperconectividad conduce al hiperaislamiento. Un aislamiento además en el que el ser humano camina anestesiado, atontado por el entretenimiento gratuito de la televisión y por una pérdida de valores y de identidad cultural constante, cuando es precisamente la identidad cultural la que nos debería conformar y enriquecer, y en el contacto con la diferencia aprender del otro y también de uno mismo, en un bien común que culmine en el vivir bien, en el buen vivir de unos y de otros

Por eso, la única solución es resistir, alejarse del sistema capitalista que impera el mundo y lo va a destruir. La única solución es alejarse del capital y centrarse en la educación, en la dignidad y en el amor.  

La resistencia es una obra breve que hay que leer con un lápiz en la mano, para resaltar aquellas frases certeras de Sabato, que no son pocas. Y también aquellas en las que se puede encontrar un punto de discusión o debate, creo que eso le hubiera gustado al argentino, no aceptar sus sentencias sine qua non en una resistencia fructífera, similar a la que él propone.  

Reacciones:

19 comentarios:

  1. Mira que no soy yo muy de ensayo, normalmente es un género que me suele costar bastante y al que sólo recurro si algún tema o autor pican mucho mi curiosidad.

    Pero a ver a quién no le llama algo así, estando inmersos ya en ello. Y esa perspectiva un tanto anterior, casi "profética", puede resultar interesante vista desde hoy en día.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo tampoco suelo leer muchos ensayos, pero este es muy ameno y muy certero, así que merece la pena!!
      Un abrazo!!!

      Eliminar
  2. No leo mucho ensayo (por no decir nada) pero me ha parecido muy interesante tu reflexión. La verdad que no estaría mal que para variar leyera algo (más) en serio :)
    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo suelo leer muy poquitos ensayos, pero este es como una reflexión y es muy breve, así que ha merecido la pena.
      Te lo recomiendo!! besssos!

      Eliminar
  3. Yo no leo nada de ensayo pero esta obra parece más una terrible profecía que otra cosa¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es terrible es porque hacia donde va el mundo es terrible, la verdad. Pero no te asustes, podremos vivir con ello e intentar cambiarlo!! besos!

      Eliminar
  4. yo lo lei en la escuela pero claro se me hizo bastante pesado :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea un libro para leer en la época escolar, la verdad. Creo que tus profesores se equivocaron. Un saludito!

      Eliminar
  5. Tengo pendiente a Sabato, pero empezaré por El túnel =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece buena elección El túnel!!!
      besosss!!!

      Eliminar
  6. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el elogio!! cuando actualice el blogroll te aviso!
      un beso!

      Eliminar
  7. Bueno, yo estoy en desacuerdo claro, jajajaja.
    Yo creo en la hiperconectividad, en poder conectarme a cualquier lugar del mundo y por ejemplo, hablar y ver en directo a amigos que viven bastante lejos de donde vivo yo, (ejem, ejem) o que con un solo click tenga acceso a cualquier información. El problema, bajo mi punto de vista, es que no acabamos de entender el concepto y eso hace que ocurran en la actualidad cosas como las que comentas, en las que un grupo de amigos, por ejemplo, está mas pendiente de lo que dice su móvil que en lo que dice su amigo. Imagino que será cuestión de tiempo. En la televisión también creo, al igual que en cualquier medio audiovisual. El problema radica en esa gente que no lee entre líneas, que se queda en lo superficial. La televisión debe existir, (solo faltaba) pero debe ser utilizada como una fuente más, no como la única.
    Por último creo en el Capitalismo porque sencillamente no puedo creer en otra cosa. En la propia naturaleza del ser humano está el ser dañino y egoísta, por eso nunca habrá un sistema ideal, solo uno que mejor nos convenga. No creo en el ser humano y mucho me temo que nunca creeré.
    Me encantaría debatir de esto contigo con una cerveza en la mano, quizás dentro de poco???

    Un abrazo!!!

    PD: No quiero ser tu troll, aunque lo parezca, jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola querido troll,
      Yo también creo en la conectividad (no sé si "hiper") porque efectivamente tiene sus cosas buenas, como hablar con tus amigos o como no cerrar los ojos ante la situación que vive Siria. Pero la realidad es que la mayoría de la gente (al menos en España, y por extensión Europa) vive hiperconectada a la tontería, y eso anula la mayoría de las veces su capacidad de raciocinio. Y ahí estoy de acuerdo con Sabato, que es el que ha escrito el ensayo, no yo.
      Por último, ¿como creer en un sistema en el que prima el dinero y el beneficio personal, sin importar lo que tenemos en frente de nuestras narices?? Es un sistema egoísta y destructor. Una pena que no puedas creer en otra cosa, porque alternativas hay, simplemente hay que fomentarlas para que funcionen mejor.
      Un abrazo!!

      Eliminar
  8. Los ensayos no me llaman demasiado pero me has dejado con muchas ganas de leer este que nos presentas, parece muy interesante. La de cosas que han cambiado en un par de años.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es muy interesante y muy breve. A veces da gusto leer un análisis y una reflexión así de certeras.
      un besote!!

      Eliminar
  9. Me incluyo en el grupo de no lectoras de ensayo. Pero tengo que reconocer que con éste, por la temática que tiene, me has tentado. Miraré por la biblio, a ver si está.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco es el género que más suelo leer, soy animal de novela. Pero ha merecido la pena. Ya me contarás!
      un besote!

      Eliminar
  10. No soy muy aficionada al ensayo, por lo que creo que, para estrenarme con Sabato, mejor "El túnel". Luego ya veremos... jejeje
    Besos.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.