lunes, 23 de septiembre de 2013

EL ALQUIMISTA IMPACIENTE, de Lorenzo Silva


El alquimista impaciente es la tercera obra que reseñamos este mes en el que Lorenzo Silva es protagonista en CAJÓN DE HISTORIAS. La primera de la serie de Bevilacqua y Chamorro que leo, aunque es la segunda con estos personajes que se publicó, después de El lejano país de los estanques.

Galardonada con el Premio Nadal en el año 2000, la trama intenta despejar los porqués de la muerte de Trinidad Soler, un trabajador de una central nuclear, aparecido desnudo en un motel de carretera. La historia está bien engarzada, tiene el ritmo adecuado para continuar leyendo sin que apenas el lector se dé cuenta. El argumento tiene las dosis justas de revelaciones para fomentar una lectura activa, para que el lector se implique en la resolución de esa muerte que tiene todas las papeletas de haber sido un asesinato, y por eso engancha hasta el final, un final que, sin embargo, me ha resultado algo precipitado e inconcluso, aunque no por eso menos trepidante. 


Silva no renuncia a hacer una fotografía de la sociedad española del momento, en este caso, finales del siglo XX y los primeros años del XXI, con la burbuja inmobiliaria inflándose tanto como las cuentas bancarias de muchos empresarios corruptos. Quizá esta habilidad para retratar las miserias humanas sean su punto más fuerte, tal y ocurre en La flaqueza del bolchevique. Otro de los temas sociales que se tratan es el colapso del sistema judicial. Y es en estos detalles mundanos de nuestra sociedad decadente donde se esconde la clave para resolver el enigma planteado y donde el título cobra razón de ser. 

Los personajes están bien construidos, desde el sargento Vila hasta su ayudante, pasando por toda una gama de personajes secundarios en los que la mujer del fallecido es la que me parece que brilla con más lucidez. Rubén Bevilacqua, Vila, es un personaje fresco y muy humano, sin la carga plomiza que han de soportar algunos héroes de la literatura por culpa de las pretensiones de sus creadores. Lorenzo Silva consigue la dosis exacta de veracidad y dinamismo para su personaje, dotándole de pequeños detalles, pequeños matices que incentivan que el lector le vaya conociendo poquito a poco y vaya encariñándose con él. Su ayudante, Chamorro, está siempre ahí, aunque siempre también en un segundo plano. Al menos, en esta entrega no tiene un papel excesivamente relevante. 

En definitiva, un libro correcto y ameno. No es una obra maestra, no creo tampoco que el autor pretendiera que lo fuera, pero sí consigue que el lector disfrute con la construcción de un argumento intrincado y con un estilo narrativo de calidad. Por lo tanto, sin dudas, recomendable. 

Reacciones:

14 comentarios:

  1. Yo leí la primera entrega de esta serie y me gustó bastante. De hecho, me dejó con ganas de más, por lo que algún día abordaré la lectura que nos reseñas hoy.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he empezado con la segunda así que ya voy desordenado, pero no descarto seguir leyendo otras entregas de estos guardias civiles!
      un abrazo!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Es una novela fresca y entretenida, verdad?? besos!

      Eliminar
  3. A este libro llegaré en algún momento, que el primero me gustó bastante.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, como le decía a Xavier, voy en desorden, pero leeré otras entregas también.
      un besote!

      Eliminar
  4. Hola!!! Qué ganas tenía de que publicaras reseña sobre este libro. En cuanto pueda me leeré El alquimista impaciente. Tengo muchas ganas de probar a Silva.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ha gustado y te lo recomiendo, aunque sobre todo te recomendaría La flaqueza del bolchevique, que me gustó muuuuucho!
      un besote!

      Eliminar
  5. Este libro fue el que me arrancó de un largo letargo de apatía como escritora. Me animó a volver a escribir y me devolvió la confianza en la buena literatura. Como dices, no es una obra maestra pero tiene una buena calidad literaria y todos los ingredientes necesarios para enganchar al lector y eso, hoy por hoy, ya es mucho :)

    saluditos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que eso que cuentas es muy bonito, lo de retomar la confianza en la buena literatura.
      Un besote!

      Eliminar
  6. Es la única novela de este autor que he leído, y no me importaría leer más, en su momento me agradó bastante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que leer La flaqueza del bolchevique!!!
      besote!

      Eliminar
  7. Tengo muchas ganas de leer a este autor, ya sé por cuál empezar además ;)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te va gustar mucho, porque engancha!!
      besoteee!!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.