domingo, 1 de septiembre de 2013

Protagonista del mes... Lorenzo Silva


Estamos ante uno de los escritores más populares (con perdón de la expresión) del panorama literario español. Hace casi un año ganaba el Premio Planeta, el de mayor dotación económica del país, por La marca del meridiano, la séptima entrega de las aventuras protagonizadas por los guardias civiles Bevilacqua y Chamorro. No lo he leído ni tengo intención de hacerlo por el momento, aunque no dudo de su calidad literaria y de contar con los elementos necesarios para ser un libro que guste a los lectores, que al fin y al cabo son los que tienen el veredicto final. Porque no dudo de su estilo he escogido al autor como Protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS. Pero no deja de resultarme curioso (e incluso inquietante) que los miembros del jurado decidieran entregar el premio, supuesta y seguramente a un autor que se presentaba bajo un pseudónimo, a una obra de las que conocían, con certeza, a los protagonistas. Me imagino a los señores del jurado exclamando ¡Coño, si son el sargento Rubén y su ayudante Virginia! Y después concluirían premiar a Silva que, al fin y al cabo, ya cuenta con muchos seguidores y así los señores de la mencionada editorial se aseguraban las ventas en navidad, que con la crisis y Amazon las cosas ya no son lo que eran, ¿no creen?

Además del Planeta, Lorenzo Silva ganó el Premio Nadal (la misma historia) en el año 2000 por El alquimista impaciente, y fue finalista del mismo tan sólo tres años antes de ganarlo gracias a La flaqueza del bolchevique, una obra que fue llevada al cine por Manuel Martín Cuenca y protagonizada por el siempre acertado Luis Tósar y María Valverde. Estas dos novelas sí las he leído y las reseñaré a lo largo de este mes en el que recomienza el pulso de la vida después de las vacaciones (para quien haya tenido la suerte de tenerlas). También recomenzará el pulso de mi vida porque regresaré a España después de todos estos meses de 2013 en Bolivia. Y si Silva ocupa el sillón de honor durante el mes de septiembre en este espacio es gracias a estas dos obras, especialmente a La flaqueza del bolchevique, de la que os hablaré con más detalle, pero que me parece uno de los libros clave de los últimos años y que goza de una vigencia increíble (por desgracia, todo sea dicho) después de más de 15 años de ser publicado.

Autor de novelas, ensayos, artículos y obras destinadas al público juvenil, Lorenzo Silva ha sabido hacerse un hueco entre los lectores gracias a su estilo cercano, a sus argumentos dinámicos que te atrapan y no te dejan escapar, reflejando en sus textos la cotidianeidad del hoy, la cercanía del presente, con sus miserias y sus pequeñas alegrías, y con una fina ironía para enfrentarse a la vida. Y demuestra que puede hacerse gran literatura, y de calidad, desde la proximidad, desde las palabras sencillas y directas.


Eso sí, ahora queda esperar una obra con la que se gane el profundo respeto de los críticos y no sólo de aquellos señores miembros de jurados sin credibilidad. Sé que puede hacerlo. Sé que lo va a hacer. 

Reacciones:

12 comentarios:

  1. Pues a pesar de ser uno de mis escritores favoritos y haberme leído toda la serie de Bevilacqua y Chamorro, coincido contigo en que lo del Premio Planeta por "La marca del meridiano" no fue una casualidad. De hecho, es una de sus novelas más flojas para mi gusto. Si en algún momento decides leer alguno de la saga, aparte de que lo ideal es leerlos por orden para ver la evolución de los personajes, para mí los mejores son "El alquimista impaciente" (2) y "La reina sin espejo" (5).

    Mi favorita de él fuera de esa serie es también "La flaqueza del bolchevique", un libro de esos que te atrapa de principio a fin.

    saluditos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He leído El alquimista impaciente, así que el orden me lo he saltado ya, jejeje. Me leeré La reina sin espejo en el futuro, seguro.
      un besote!

      Eliminar
  2. PUes sí, casualidad no pudo ser lo del premio Planeta... Y atenta estaré a tus reseñas, que de este autor sólo he leído el primero de su pareja de detectives y su estilo me gustó. Así que seguro que repetiré con él.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que no?? Oye, y Lorenzo imagino que encantado, pero el jurado debería ser un poco más cuidadoso con esas cosas tan evidentes, que luego pierden credibilidad (si es que les quedaba algo...)
      A ver si te convenzo para que leas La flaqueza del bolchevique ;)
      un besote!

      Eliminar
  3. No sé si es casualidad o no, pero siempre que el protagonista del mes es un escritor, coincide que nunca he leído nada de su obra. Por tanto, al igual que te dije con Ernesto Sabato, quedo a la espera de tus recomendaciones. ¡Un abrazo bien fuerte, amigo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja! perfecto entonces!!! a ver si consigo animarte a que leas algo de su obra!!!
      otro abrazo fuerte de vuelta!!! por cierto, como vuelvo pronto a España ahora ya puedes ir a Madrid y hacemos quedada!! jajaj!!!

      Eliminar
  4. Sólo he leído dos de sus novelas y me gusta pero no me ha enganchado tanto como a otros.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo acabo de descubrilo y La flaqueza del bolchevique me ha parecido brillante, si no la has leído te la recomiendo (mucho)
      un abrazoteee

      Eliminar
  5. Y yo que no he leído nada de este hombre!!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si te animas este mes con algo suyo!! ;)
      un besoteee!

      Eliminar
  6. No he leído nada de Lorenzo Silva, pero sí me gusta mucho su sección en el XL Semanal. En la universidad nos animaron a leer alguno de sus libros pero me decanté por otras alternativas que también valían. Espero tus reseñas sobre sus libros para terminar de animarme a leer algo suyo.

    Bienvenido y un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo mucho La flaqueza del bolchevique, de los que he leído suyos es el que más me ha gustado por el momento.
      un besote!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.