lunes, 10 de febrero de 2014

PREMIOS GOYA 2014: La Academia más optimista salda su deuda con Trueba y Cámara



Unas horas antes de que comenzara la gala, con mi quiniela publicada desde el jueves, comenté que podrían ocurrir dos cosas: si los académicos premiaban el drama y la apuesta más minoritaria y arriesgada, ganaría La herida. Si se decantaban por la opción más amable y comercial, Vivir es fácil con los ojos cerrados se llevaría el Goya a la Mejor Película. Y finalmente ha ocurrido lo segundo, y me alegra muchísimo, porque los académicos tenían que saldar una deuda con David Trueba y Javier Cámara, nuestro protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS, que finalmente se alzaron con los galardones como Mejor Director y Mejor Actor Protagonista respectivamente. Y porque la triunfadora de la noche, que obtuvo 6 Goyas, es una película bonita, en el sentido más amplio de la palabra, y Trueba ha conseguido conectar una vez más con el espectador, y eso es digno de reconocimiento siempre. 

La gala tuvo una estructura dinámica, pero desgraciadamente no funcionó: ha sido la peor gala desde que la presentara Carmen Machi en la 23ª edición (año 2009). A Manel Fuentes le faltó gracia y arrojo, el discurso del Goya de Honor, Jaime de Armiñán, se hizo demasiado largo y tedioso, el espectáculo musical con la orquesta en la pantalla brilló tan poco que se puede clasificar de cutre, y lo único que destacó fue el número de los Goya a la Mejor Película no realizada, con Carlos Areces, Raúl Arévalo o Joaquín Reyes. Además, los discursos fueron bastante sosos en general, aunque hay excepciones, como el de Terele Pávez, que protagonizó el momento más emotivo de la noche al recoger el premio como Mejor Actriz de Reparto, o el de Natalia de Molina, Mejor Actriz Revelación, el mejor discurso de la noche, "Yo no quiero que nadie decida por mí", dijo, igual que pronuncia su personaje en la película, en alusión al aborto. 

No faltaron las críticas al Ministro de la Anticultura, como señaló el grandísimo Javier Bardem, el mejor actor español de todos los tiempos, tres veces nominado al Óscar y ganador de la estatuilla de Hollywood por su papel en No es país para viejos. Y es que el cobarde José Ignacio Wert no asistió al evento más importante de la industria del cine español, y como señaló el ganador del Goya al Mejor Guión en una acertada comparación: "si el Ministro de Defensa no asistiera al desfile de las Fuerzas Armadas, seguramente su jefe le quitaría del puesto, pero es que éste jefe manda poco". Wert, dimite ya, por favor. Eres patético. 

Las brujas de Zugarramurdi fue la más premiada de la noche, con ocho cabezones en categorías técnicas casi todas, lo que evidencia las filias y fobias de los académicos al no nominar a Alex de la Iglesia, ex presidente de la Academia, como Mejor Director. ¿O creen ustedes que todos esos técnicos no estaban al mando del director vasco? Pero lo cierto es que, exceptuando eso, ha sido un palmarés muy acertado, con pequeñas alegrías, como el Mejor Corto Documental para Minerita, rodado en mi Bolivia querida, o como el Mejor Documental para Las maestras de la República, que estoy deseando ver y que incluye algunas frases de la novela Historia de una maestra, de Josefina Aldecoa, que os recomiendo una vez más. Y grandes alegrías, como el de Marian Álvarez por La herida, merecidísimo, o el de Javier Pereira por Stockholm, una película que no podía irse de vacío. Las grandes perdedoras, porque siempre hay perdedoras, han sido La gran familia española, que partía con el mayor número de nominaciones y se ha llevado sólo dos, y 15 años y un día, muy desinflada aunque fue la elección de la Academia para intentar representar a España en los Oscars. Y Antonio de la Torre, el pobre, que lleva dos años yéndose de vacío a pesar de contar con doble opción a premio. 

No ha sido un año de obras maestras o grandísimas producciones para el cine español como lo fuera el año pasado con Blancanieves y Lo imposible, pero ha sido un año en el que ha triunfado el optimismo, un mensaje de perseverancia por los sueños, que a veces, a pesar de todo, se hacen realidad. Y eso es hermoso.  


Palmarés: 
Mejor Película: Vivir es fácil con los ojos cerrados
Mejor Dirección: David Trueba (Vivir es fácil con los ojos cerrados)
Mejor Dirección Novel: Fernando Franco (La herida)
Mejor Actriz Protagonista: Marian Álvarez (La herida)
Mejor Actor Protagonista: Javier Cámara (Vivir es fácil con los ojos cerrados)
Mejor Actriz de Reparto: Terele Pávez (Las brujas de Zugarramurdi)
Mejor Actor de Reparto: Roberto Álamo (La gran familia española)
Mejor Actriz Revelación: Natalia de Molina (Vivir es fácil con los ojos cerrados)
Mejor Actor Revelación: Javier Pereira (Stockholm)
Mejor Guión Original: Vivir es fácil con los ojos cerrados
Mejor Guión Adaptado: Caníbal
Mejor Película Europea: Amour (Austria)
Mejor Película Iberoamericana: Azul y no tan rosa (Venezuela)
Mejor Película de Animación: Futbolín
Mejor Música Original: Vivir es fácil con los ojos cerrados
Mejor Canción: La gran familia española
Mejor Dirección de Producción: Las brujas de Zugarramurdi
Mejor Dirección de Fotografía: Caníbal
Mejor Montaje: Las brujas de Zugarramurdi
Mejor Dirección Artística: Las brujas de Zugarramurdi
Mejor Diseño de Vestuario: Las brujas de Zugarramurdi
Mejor Maquillaje y Peluquería: Las brujas de Zugarramurdi
Mejor Sonido: Las brujas de Zugarramurdi
Mejores Efectos Especiales: Las brujas de Zugarramurdi
Mejor Película Documental: Las maestras de la República


Reacciones:

14 comentarios:

  1. Para mí, los momentazos de la noche fueron el Goya a Terele Pávez, (por fín) y el momento Chicote en la parodia de Canibal. Me pareció una gala dinámica y ágil, (creo que la más ágil que he visto en los últimos tiempos) pero falló Manel,(demasiado sobreactuado y poco natural, forzado, hiper mega maquillado e incluso un poco estridente), la luz, (que no favorecía a ningúna estrella), el escenario, (soso y aburrido, demasiado pequeño, simple y anticuado) y la realización, que fue pésima, sin armonía, algo incomprensible en TVE. Los chicos de "muchachada" tampoco me gustaron del todo, demasiado fácil, aunque mejor que el año pasado. Del número musical mejor ni hablamos, no lo salvó ni el pobre Adrián Lastra, solo se escuchaban los berridos de los actores, ni siquiera se oía música. Deberían de hacerlo con bailarines y cantantes de verdad y dejarse de tonterias, dio la impresión de estar viendo la fiesta de fin de curso de tu hijo en un centro cultural, penoso. Lástima que al final fuese así, el guión era bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincidimos en Terele, en Chicote y en lo de ágil, sí, porque los presentadores de premios no decían ni mu, sólo "los nominados son", que me parecía un poco forzado también, unas palabrillas tampoco sobran, no?? la gala falló, Manel falló, el escenario falló y la realización falló. Y el número musical no es que fallara, es que fue penoso. Vamos, que coincidimos en todo, majo. Excepto en lo del guión, del que creo que si hubiera sido mejor hubiera salvado la gala.

      Eliminar
  2. Bueno, no sabes la ilusión que me hizo que le dieran el Goya POR FIN a Javier Cámara!! Me encanta la foto que has elegido, la carita que tiene, es preciosa. Me emocioné un montón =)
    Qué momentazo con la Pávez, qué bonito =)
    Qué narices pasa con Marian Álvarez? Por qué no le ofrecen papeles? Me parece buenísima!
    Y qué coño le hicieron a Manel? Por favor! Con el jugo que podría haber sacado ese hombre presentando la gala y lo vi como muy sobreactuado (rimel y delineado de los ojos aparte... señor señor).
    Me encantó el momento musical jajajaj me encanta, no lo puedo evitar... y si está Lastra, más =P
    Ahora toca ponerse las pilas con las que me quedan por ver!!!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siii yo también feliz por Cámara!!! a mí me emocionó mucho el momentazo de Terele también, se me saltaron las lágrimas. Marian Álvarez tendrá papeles, seguro, es una pedazo de actriz y lo ha demostrado.
      Lo de Manel fue pa mearse, jajaaj me ha encantado lo del "delineado de ojos". jajaja
      jolines a mí el momento musical me pareció PATÉTICO, como diría Tamara la mala, jaja, el del año pasado con los azafatos mil veces mejor.
      Besotes!!

      Eliminar
    2. PATETICO jajajajajajajaja Me ha dado la risa floja xDDD
      Un poco, lo sé, pero soy de las fans del musical hortera, qué se le va a hacer... (aparte, como digo, Adrián Lastra me puede, soy lo peor, lo sé again)

      Momento delineado: es que fue lo primero que dije, deformación profesional, no lo puedo evitar jajajaj

      Besotes

      Eliminar
  3. Lagala me pareció un rollo. Muy artificial...no llegué a conectar ni emocionarme con nada. Mucho desconocido, mucho rollo...
    Lo del número musical fue de lo más cutre que he visto en muchi tiempo. El presentador un desastre total, forzado, con bromas q no hacen gracia a nadie... Lo del chiste otra vez con la mirada de Trueba rozó lo patético. He visto entregas de premios en mi pieblo más divertidas y con un guión más inteligente. Me encanta q sean reivindicativos peeo no que la gala sea solo reivindicación, xq esas reivindicaciones pierden autenticidad de tanto repetir lo mismo una y otra vez para no hacer nada más hasta el años siguiente.
    Faltan pelis buenas. Este año no me apetece ni una, excepto "La gran familia española"... de la q no espero mucho, pero sé q me.entretendrá. La de las brujas no me gustó. Pávez y Maura me encantan. Y la de La Herida..me suena a peli de esta de demasiados silencios q abundn últimamente en el cine español. Tiene pinta de ser aburrida.. Pereira no es un actor revelación xq mucho q se empeñene y Marian estuvo genial. El momento Armiñan era evitable y no veo xq no lo hicieron de otra forma. Al final el pobre dio una imagen que no creo q fuera la que se merece.
    Que unos actores hicieran la mierda de número musical q hicieron dice mucho del poco interés mostrado. Los gags de reirse del cine español o de lo malos q somos ha estan muy vistos. De seguir así, no necesitarán q Wert se cargue el cine. Y mira que me fastidia decir esto. Se están alejando del público. Así lo veo yo. Espero equivocarme.
    Me alegro por Cámara y Trueba. Se lo merecen.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía hija te has quedado a gusto!! Jajajajaja me ha encantado que conste!! Estoy de acuerdo con todo! Y te recomiendo la gran famila española, que es una peli muy amable y que se disfruta, y Vivor es fácil también, por supuesto!!! Besote!!

      Eliminar
  4. Perdón pero escribo con el movil... jijiji. Geniales los chanantes!

    ResponderEliminar
  5. Me encuentro sumamente contento, pues Venezuela ha logrado obtener su primer Goya con Azul y no tan Rosa; una obra grande en nuestra historia del cine venezolano.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Enhorabuena al cine venezolano! Fue un momento muy emocionante y me alegra que no gane siempre Argentina jejee

      Eliminar
  6. Creo que duró 3 horas, porque a las dos y pico seguía y faltaban premios, pero ya no podía más, me aburrí la verdad y lo abandoné, luego ya actualice en internet, de forma breve y directa. Lo único que me gustó fue el numerito con el músico y cómico con la guitarrita y el pequeño piano, pensé al inicio ¡oh Dios, qué idiotez! pero luego tenia una seguridad y desparpajo que me causó mucha gracia, y hasta fue irónico porque estaba para que la gente despabilara con los cortos, y fue una critica global ya que debieron haber como él por todas partes, entonces.

    Incluso Bardem que me parece un estupendo actor, de los más grandes, me cayó molesto, demasiado simple (mal) se le veía, a diferencia de ¡vaya! Eduardo Noriega, el tipo súper compuesto, tranquilo, acorde con la imagen de un artista serio y hasta más, subió puntaje conmigo. Y no sigo que sale el nacionalismo y dirán que qué pesado, pero pues yo lo veo todo neutral, sin ver país, una gala y punto, y esto es lo que he sentido. Imagino que ver premiar dos longevos representantes de su cine tenia algo sensible de por medio, pero que agotadores y sosos estaban. Lo justo fue que ganó alguien que genera consenso colectivo, y me lo perdí (me gustó lo de buscar historias con gente anónima del primer discurso de Trueba), después bien que ganara tantos premios Alex, el tipo es especial aun con todo y locuras e imperfección, o mejor dicho por ello, por tener tanta personalidad y ya un estilo suyo. Me amparo en la libertad de Saramaga y con buena onda digo mi apreciación. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mario aquí siempre es bienvenida la libertad!! Fue una gala sosa en general, aunque discrepo contigo en lo de Bardem, creo que estuvo valiente, como siempre, en su crítica al ministro de "anticultura", jeje un abrazo!

      Eliminar
  7. La verdad es que es mi Goya más celebrado este año. Y eso que se lo podían haber dado de forma más merecida. Pero ya era hora!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si! Ya era hora! Yo me alegro mucho, le deberían haber premiado antes pero está espléndido en Vivir es fácil! Besos

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.