viernes, 14 de febrero de 2014

RESEÑA | AGOSTO (August: Osage County), de John Wells


Lo primero que pensé cuando salí del cine, aquella tarde de viernes lluviosa, fue: "hija de puta la Meryl,  lo ha vuelto a hacer". Sí, disculpad la expresión, pero así fue. ¿Pero cómo no pensar así cuando ves una interpretación de tal calibre, magistral desde el primer plano hasta el último y con una secuencia (la de la comida) digna de todos los premios del mundo?

Cuando el señor Weston desaparece en extrañas circunstancias, toda la familia se reúne en la casa de Oklahoma. Allí, por cosas de la vida, tendrán que permanecer juntos durante unos días. Pero es agosto, y en el mes de agosto, en el condado de Osage, apenas se puede respirar. Hace demasiado calor y falta el aire. 

Así es cómo podríamos resumir, sin desvelar demasiado, lo que ocurre en esta película que es una adaptación de la obra teatral homónima de Tracy Letts que ganó el Pulitzer en 2008, y cuyo director, John Wells ha sido muy fiel al libreto y ha mantenido esa concepción de la obra, tanto es así que parece que en ocasiones estamos sentados frente a un escenario y los actores están ahí mismo, sobre las tablas. Para algunos, esto es precisamente el fallo más grande que tiene Agosto, para otros es un placer ver una película filmada así, tan al límite siempre, con los intérpretes transmitiendo esa tensión propia del teatro, el estómago encogido, la voz algo más alta de lo normal, proyectando, rozando lo patético y la sobreactuación, y conseguir finalmente que el conjunto funcione precisamente por eso, por estar tan viva como el teatro. Un gustazo. 

Protagonizada por Meryl Streep en el mejor papel que he visto de ella en los últimos años (damas de hierro aparte... o no), haciendo de matriarca de una familia cargada de miserias y secretos, con miembros tan diferentes a los que sólo une el ADN, enferma de cáncer, profundamente inteligente, desgastada de vivir, rabiosa de ira. Y secundada por Julia Roberts haciéndole frente, los hay que tener bien puestos para enfrentarse a una mujer de tal calibre, y Roberts consigue estar a la altura de las circunstancias, ella será la heredera natural de ese carácter de su madre, tomará la batuta de una familia que ya no es tal, y eso a pesar de la distancia que quiere marcar con ellas, con su madre y con su familia, porque no son iguales, porque no quiere parecerse a esa mujer que es su madre y que rezuma egoísmo y destrucción. O quizá es que son demasiado parecidas. De una manera u otra, Julia Roberts y Meryl Streep protagonizan la pelea de gatas (literal) más memorable de los últimos años en el cine.  Tras ellas, un elenco (del que forman parte Chris Cooper, Abigail Breslin, Ewan McGregor o Juliette Lewis, entre otros) que se mantiene en pie incluso ante esos dos monstruos interpretativos. 

Agosto es el retrato de cualquier familia, de la tuya, de la mía, llevado al extremo, eso sí, pero en todos los sitios cuecen habas. El refranero español nunca se equivoca. El retrato de un matrimonio que se mantiene unido hasta el final a pesar del odio; el de otro matrimonio en el que queda un poso enorme de amor, pero la rutina fue más fuerte (demoledora la frase de Ewan McGregor cuando le dice a su mujer que es un coñazo). Agosto incluye además tiene otras subtramas que están bien hiladas aunque se son, en la parte final, demasiado enrevesadas. Pero con todo, es un melodrama brutal, excesivo, al borde del histrionismo, buceando en la mordacidad que hace reír y pellizca al mismo tiempo. Y un lujazo para los ojos, sobre todo en los espacios interiores, cerrados, donde apenas corre aire. 

Sólo por la secuencia de la cena merece la pena verla, y a ser posible en pantalla grande y versión original. 

La frase: "Por suerte no conocemos el futuro, no nos levantaríamos de la cama". 

Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

10 comentarios:

  1. Como gran admiradora de Meryl Streep pensaba ver esta película. Ahora tras leer tu opinión tengo claro que no me la quiero perder.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te la puedes perder, si te gusta Meryl, decir que está espléndida es quedarse corto. A mí de lo buena que es me produce ascazo y todo!! jajaja

      Eliminar
  2. Yo la he visto y es peliculón. Me encantó la Julia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julia lo hace genial, y no es nada fácil dejarse eclipsar por Meryl!! yo me estoy planteando apostar por ella en mi quiniela de los Oscars...

      Eliminar
  3. Dejas con ganas de ver esta peli, pero he visto tantas buenas reseñas del libro que antes me gustaría leerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no conocía el libro, así que me pasé directamente a la película, y como me ha gustado mucho... pues no me arrepiento! jeje!
      un besote!

      Eliminar
  4. Meryl es una actriz impresionante!! En este caso, yo voy a optar por ver la pelo en versión original, me atrae más que el libro por los actores que tiene.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, en versión original por favor!!! Vas a alucinar con Meryl!!! un besote!

      Eliminar
  5. Tengo muy pendiente tanto la peli como el libro =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no he leído el libro, pero la peli merece la pena, las dos actrices principales están fabulosas!!!!
      un besote!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.