martes, 6 de mayo de 2014

CRÍTICA | CARMINA Y AMÉN., de Paco León


"Cuando digo una cosa se convierte en verdad. Y amén". Contundente frase que resume el carácter de uno de los personajes más míticos y entrañables que ha parido el cine español: Carmina. La conocimos hace dos años en el Festival de Málaga, en una noche memorable de estreno en la que los espectadores aplaudían a mitad de la película y, al final, se rompieron las manos hasta hacer llorar a su protagonista, que estaba presente en el Teatro Cervantes. Carmina Barrios sorprendía a todos con una interpretación contundente que le valió una nominación al Goya, lo mismo que a su hijo, Paco León, como director novel. 

Ahora, ambos vuelven a impactar con esta secuela que no es tal y que, estoy seguro, va a defraudar a algunos. Gente que espera ver más de lo mismo: el costumbrismo sevillano, el retrato de una familia de clase baja que lucha por sobrevivir y lo hace con mucha gracia, incluso recurriendo a veces a bromas escatológicas fáciles. Defraudará a aquellos, quizás, pero conquistará a muchos más, conquistará a un espectador más exigente, porque Carmina y amén no es más de lo mismo, más bien es mejor. Es una película mucho más contundente, que demuestra la solidez y la evolución como guionista y director de Paco León, que se confirma como uno de los cineastas más a tener en cuenta.

El largometraje no da tregua: comienza cuando a Antonio, el marido de Carmina, le da un infarto fulminante cuando regresa a casa. Carmina llama a su hija para comunicarle la noticia y decirle que no van a avisar a nadie de lo sucedido hasta dos días después, el lunes, porque ese día le ingresan la paga extraordinaria. Desde ahí, se sucede todo un periplo para ocultar al muerto. 

Carmina y amén es una comedia rara, se aleja de la risa fácil para entrar en espacios más profundos, insertados en lugares de difícil acceso y, por lo tanto, de difícil salida, y permanece ahí, mezclándose con el drama. Porque, sin sentimentalismo alguno (por suerte) aborda todos los temas que hacen que España sea un país podrido por culpa de una clase política demasiado poderosa y dictatorial, y por culpa también una sociedad demasiado aletargada. No deja títere con cabeza: desde la corrupción política del gobierno, con el loro Bárcenas, hasta auténticos dramas sociales como son los recortes en la ley de dependencia o los desahucios. Y también la inmigración que no paran de criminalizar desde el gobierno fascista y los medios de comunicación. ¡Qué sinvergüenzas! 

Las interpretaciones son sólidas, desde Carmina Barrios, que demuestra que lo de Carmina o revienta no fue fruto de la casualidad y que merece competir por el Goya a la Mejor Actriz, maravillosa aguantando los primeros planos, a María León, de la que hay poco que añadir a estas alturas, o Yolanda Ramos, que se llevó el premio a la Mejor Actriz de Reparto en el último Festival de Málaga, y que nos regala alguno de los mejores momentos de la cinta con sus monólogos eternos y sus caras de fumada. Y el guión es la base que soporta todo el el filme, con reminiscencias de la obra de Miguel Delibes Cinco horas con Mario, en la que, casualidades, la protagonista también se llama Carmen, Carmen Sotillos. 

Una película que merece la pena ver, de la que merece la pena hablar y que invita a la reflexión después del visionado. 100 minutos de cine puro y de calidad, que se disfruta y que provoca carcajadas -inolvidable escena en la moto a lo Lady Gaga. Paco León da por concluida la historia de su personaje estrella, poniendo un claro punto y final a esta primera etapa y protagonizando un salto hacia adelante como director de cine. No dejen de verla. Yo creo en Carmina. 


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

15 comentarios:

  1. Carmina o revienta me había gustado por su originalidad y por ese personaje echado pa'lante que es Carmina... bueno, más persona que personaje.
    Todavía no he visto esta segunda parte, pero está claro que está gustando a todos. La veré.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí la primera me gustó, quizá me divirtió más, pero esta sin duda es mejor película. un abrazo!

      Eliminar
  2. Acabo de ver el trailer y esa última escena de Maria llorando la muerte de su padre y Carmina: ¨calla que se nos va a ver el plumero¨ me ha dejado con esa lagrimilla y esa carcajada inevitable.
    ¡Quiero ver la peli en cuanto pueda!

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, el trailer es muy bueno, están muy bien escogidas las escenas y anima a ver la peli!! un abrazote!

      Eliminar
  3. Me la apunto para ver después de tu recomendación :D

    ResponderEliminar
  4. Aún no he visto la anterior. ¡Estoy tardando!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver qué te parecen, yo he pasado un buen rato con ambas!! un besote

      Eliminar
  5. Tengo las dos pendientes de visionado, pero seguro que caen. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Tengo pendiente la anterior, me encanta María, trabaja muy bien =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cine sí que trabaja bien... porque el otro día vi un poco de una serie en la que actua y OH DIOSITO!!
      jajaj besote!

      Eliminar
    2. siiii, exactamente: O DIOSITO DE MIARMA XD

      Eliminar
  7. La primera parte era un bodrio, no me gustó nada, aburrida, como si la grabara alguien de mi bario y la historia como las que ocurren en mi ciudad día si y día también.
    No creo que vaya a ver esta segunda...no me arriesgo a pagar por verla.

    Kiss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA! hombre, la gracia es que era un falso documental!! para gustos, ya sabes, colores!! un besote!

      Eliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.