miércoles, 16 de julio de 2014

CONCIERTO | ZAZ en el Festival Cruïlla Barcelona


Un concierto único para poner el punto y final a tres días magníficos de música en el Festival Cruïlla. Un broche de oro insuperable. La cantante francesa Zaz llegaba a Barcelona para repartir alegría con su música, que es pura vida y suena a calle y a circo y a jazz. 

Saltaba al escenario (literal) a las siete de la tarde, cuando el sol dejaba respirar un poco, y lo hacía cantando On irà, que fue el primer single de su álbum Recto Verso y que logró, además, el Número 1 en CAJÓN DE HISTORIAS. Una descarga de tolerancia y unidad y respeto para comenzar. 

Desde ahí, un repaso por sus dos álbumes, con sus canciones más conocidas que un público entregado cantaba en francés. Y qué genial resulta ver qué tanta gente conoce las letras de sus canciones en francés, y que el inglés no lo acapara todo, afortunadamente. Y qué conmovedor fue tener a una mujer al lado que no podía contener las lágrimas, y me miró y se le escapó una risa nerviosa para decirme "jo, es que es muy emocionante". La artista chapurreó castellano, había anotado todo aquello que quería decir, y la gente disfrutó con su espontaneidad y sus ganas. 

Ente los temas de su segundo álbum, además de la mencionada On irà, interpretó Comme çi, comme ça, cantó Gamine, dos temas que son un reclamo a la identidad y a la dignidad. Cantó Cette journée, una de mis favoritas, que habla de un amor fugaz que permanece dulce en el recuerdo. Y también hubo espacio para la reivindicación, para hacer un llamamiento a respetar la Tierra, que es nuestro hogar, que no podemos seguir dañando así, y su voz se rompía desgarrada para gritar al público de Barcelona T'attend quoi?. 

Con una banda de músicos impecable que incluía saxofón, trompeta, guitarra y contrabajo, no faltaron tampoco algunas de las mejores canciones de su primer álbum. No faltó su homenaje a la gran Edith Piaf con Dans ma rue ni tampoco la maravillosa Eblouie par la nuit. Y para finalizar, con el alma en pie, la alegría desbordada y los brazos abiertos, Je veux, la canción con la que se dio a conocer. Todo una filosofía de vida. 

Uno de esos conciertos que acaban y te dejan la sensación de lo hermoso que es amar la vida, amar música y de los que se puede añadir, simplemente, MERCI, MERCI, MERCI. 

Texto e imágenes: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

2 comentarios:

  1. Jo... Me has dejado sin aliento. Soy una fan incondicional de Zaz y me ha encantado lo que has escrito. Estuve en el concierto y me has hecho volver a sentir esas sensaciones, recordar lo emocionante y maravilloso que fue vivirlo. ¡Preciosas palabras para una grandísima artista! Nos ha quedado un gran recuerdo

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien estube aquel dia en aquel escenario y comparto la sensacion de salir de alli con el interior vacio, en paz. Me encanta ZAZ, y creo que tiene una voz diferente y natural.
    Muchas gracias por haber escrito este articulo porque no podria haber descrito aquel dia mejor.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.