viernes, 9 de enero de 2015

Crítica | Interstellar, de Christopher Nolan


Christopher Nolan recurre nuevamente a los temas clave de su filmografía: el paso del tiempo, la relación de este con el espacio, la certeza de la mortalidad que condiciona la vida. 

La película está ambientada en un futuro (¿cercano?¿lejano?) en la que el ser humano ha destruido prácticamente el planeta, lo que ha traído como consecuencia la falta de alimentos y, sobre todo, unas tormentas de polvo que hacen que la vida humana tenga sus horas contadas. De ahí que un grupo de astronautas se dispongan a explorar el universo en busca de un nuevo hogar en el que albergar a las personas. 

Con estas premisas se presenta Interestellar, una película de casi 3 horas en las que nada (o casi nada) sobra, porque son 3 horas de puro cine, rodadas con una intensidad y una eficacia apabullantes.

Protagonizada por un Matthew McConaughey admirable (dios santo, ¡cómo ha reconducido su carrera el de los fantasmas de sus exnovias!) y por una siempre Anne Hathaway efectiva y magnética. Completan el reparto, entre otros, Jessica Chastain, Matt Damon y Michael Caine. Todos intérpretes de primera categoría que están a la altura de una película épica, que combina lo mejor de un blockbuster para todos los públicos con el cine más exigente, tanto a nivel visual como narrativo. Nolan pone toda la carne en el asador, como siempre, y se deja la piel en esta película grande a la que le encuentro, en todo caso, un único "pero": el final no convencerá a todos. Quizá en ese final radique una de las razones por las que se esté quedando fuera de casi todas las nominaciones importantes del año, cuando la mayor parte de los críticos la han alabado y la mayor parte del público está fascinado. O quizá sean otras razones que se me escapan, no lo sé. Si no os ha gustado, podéis contarme los porqués. 

Porque Interstellar es una formidable y profunda película sobre las miserias del alma humana, encubiertas en un despliegue técnico brillante. Es una película íntima con piel de superproducción. En definitiva y rotundamente: de lo mejor del año.


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

5 comentarios:

  1. Tú lo has dicho todo, es un peliculón, de estas veces que sales del cine satisfecho con el dinero que has gastado. No entiendo el ninguneo que le están haciendo en todos los premios.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. A mi me encantó. Es una película que me impactó pues no esperaba nada de ella. Te doy toda la razón. Este año el espacio ha sido mi mayor fan, como el año pasado con Gravity.

    Kiss

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí sin embargo no me acabó de convencer. Me gustó y no se me hizo larga, pero en general no me emocionó nada y sí esperaba que lo hiciera. Coincido contigo en que Matthew McConaughey está que se sale y ha conseguido encontrar por fin su registro, pero por lo demás la película tiene ciertos momentos muy previsibles que hicieron que nunca terminara de meterme en la historia. Al menos esa fue mi sensación ;)

    saluditos!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, ya sabes que a mí también me encantó. Si falla algo, sí que creo que puede ser el final o algún tramo del metraje que yo sí que hubiese recortado. Pero vamos, nada que no pueda perdonársele, porque la verdad es que la peli es de lo mejor que hemos visto este año, para mí. Incluso McConaughey, que siempre he dicho que no acaba de convencerme del todo, aquí está soberbio en un par de escenas.

    Un abrazo, Ismael!

    ResponderEliminar
  5. Todavía no la he visto!!!
    Me tengo que poner al día con las pelis para Oscars y Goya, que al final me pilla el toro siempre xD

    Besotes

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.