miércoles, 14 de enero de 2015

Reseña | En el café de la juventud perdida, de Patrick Modiano


En el café de la juventud perdida es la primera novela que leo de Patrick Modiano, ganador del Nobel de Literatura y protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS.

Son diferentes voces las que narran la historia de Louki, como un prisma que va ofrenciendo diferentes ópticas de un personaje magnético. Entre esas voces, la propia Louki toma la palabra para narrar una infancia sin padre y junto a una madre que nunca estaba, que, en realidad, trabajaba cada noche en el Moulin Rouge para sacar adelante a su niña desarraigada. Un vinculo roto que marcó su vida y que busca recomponer de diferentes maneras: primero en un matrimonio confortable y vacío, después en un café de París, Le Condé. Y ese café se convierte en un lugar para albergar la literatura y el ambiente bohemio de la capital francesa en los años 60. Un lugar cálido en el que aferrarse a los sueños y a la vida.

Modiano construye una novela en la que la melancolía y la nostalgia son protagonistas. Tan protagonistas como Louki. Melancolía por los recuerdos de un tiempo que los personajes extrañan, que se dibujan en sus mentes como palpitantes y felices cuando, en realidad, son ilusiones maquilladas por esa juventud perdida a la que hace alusión el título.

Con una prosa milimétrica y hermosa, En el café de la juventud perdida está recubierto de una cadencia melódica que va meciendo a un lector primero desorientado, después intrigado y, al final, profundamente triste.

Una lectura íntima e intensa, que me ha gustado, aunque esperaba más de este libro (uno siempre lo espera todo de un Nobel), esperaba, quizás, una sacudida que no se ha terminado de producir. Ideal, eso sí, para estrenarse con el autor.



Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

8 comentarios:

  1. Lo tuve en la mano en la biblioteca la próxima vez me lo traeré a casa y así por fin me estreno con el autor. Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. Aun no he leído nada del autor, pero este lo vi en la biblioteca, por lo que es probable que me estrene con este titulo. Besos

    ResponderEliminar
  3. Todavía no me he estrenado con este autor. No me importaría empezar con esta novela, que pinta muy bien.
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  4. Ya veo que tampoco te quedas del todo satisfecho... habrá que seguir haciendo pruebas con este autor, no queda otra. jejejej (Veo que también está aquí el tema de la madre ausente (qué mala infancia llevó este hombre ;) )

    ResponderEliminar
  5. Yo también destaco la sensación de nostalgia y melancolía que transmite.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Lo apunto, que no sé por dónde empezar con este hombre =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  7. Lo apunto, que no sé por dónde empezar con este hombre =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  8. Coincido contigo, me ha gustado, pero esperaba más. Lo describes muy bien: una sacudida que no llega a producirse.
    Quiero leer otro del autor, para ver si me encuentro lo que esperaba en éste.
    Un beso.

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.