lunes, 26 de enero de 2015

Reseña | Los bulevares periféricos / Los paseos de la circunvalación, de Patrick Modiano


La segunda novela que leo de Patrick Modiano, protagonista del mes en CAJÓN DE HISTORIAS, ha supuesto un suplicio para mí.

Se trata de la tercera novela del más reciente Nobel de Literatura, Les boulevards des ceintures, editada en 1977 por Alfaguara con el título Los bulevares periféricos, y reeditada en 2012 por Anagrama e integrada en la Trilogía de la Ocupación bajo el título Los paseos de la circunvalación. He leído la edición de Alfaguara que podéis ver en la imagen. Y no me sorprende que Anagrama encargara una nueva traducción a María Teresa Gallego Urrutia, porque la de Carlos R. de Dampierre es horrorosa. De hecho, me arrepiento de no haber comprado el libro en francés y haberlo sacado de mi biblioteca porque quizá la lectura hubiera resultado más gratificante.

O quizá no, porque Modiano construye una obra plagada de personajes, desconcertando al lector, entrando a bocajarro para quedarse a continuación y durante todo el libro en una esfera superficial que recubre la trama, y penetrar finalmente en la última parte de la obra, y salir tan a bocajarro como entró. 

Narra la historia de un hombre que busca a su padre después de 10 años sin verlo, porque después de que intentara matarle dejaron de verse. Un padre por el que siente una mezcla de atracción y repulsión y odio calmado y amor. 

Es una obra cargada de matices en cada una de sus frases, lo sé, una obra que habla de la decadencia y la moral minada durante la Ocupación, pero no he logrado conectar con la forma de contar, con las medias verdades que narra Modiano. Lo siento, pero no lo he disfrutado. Me quedo, por el momento, con En el café de la juventud perdida y con ganas de leer Calle de las tiendas oscuras, que ganó el Goncourt. 


Texto: Ismael Cruceta @CajondeHistoria

Reacciones:

4 comentarios:

  1. Bueno, no siempre Modiano iba a convencernos, ¿verdad? Me quedo con que En el café de la juventud perdida te ha gustado, me lo apunto para mi lista.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Pues yo de Modiano, por ahora, sólo he leído Un pedigrí y me ha dejado con ganas de mucho más.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No he leído nada de este hombre, pero lo tengo pendiente!!!

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. De nuevo a vueltas con el padre. Leí El café de la juventud perdida y Un pedigrí. Ambos me encantaron. En cada está, esperando turno, Calla de las tiendas oscuras. Seguro que seguimos recordando al padre... Este, veremos. Y sí, las traducciones pueden convertir una gran obra en un pobre y deslavazado escrito.
    Besines,

    ResponderEliminar

¡GRACIAS POR COMENTAR! Toda aportación respetuosa que genere debate y fomente el pensamiento crítico es bienvenida.